Cómo regenerar el hígado de forma natural

0
942

Publicidad

El hígado es uno de los órganos que puede verse más fácilmente afectado por unos hábitos de vida inadecuados. Una mala alimentación o el exceso de bebidas alcohólicas provoca daños hepáticos tan conocidos como la cirrosis que en algunas ocasiones llegan a ser crónicos e irreversibles. Es por este motivo que muchas personas se preguntan si es posible regenerar este órgano naturalmente, mediante remedios caseros u otros productos. Lo cierto es que mejorar su estado es posible pero hay que estudiar cada caso de forma individual para evaluar los daños existentes y determinar hasta qué punto es reversible o no.

En este artículo  te explicamos cómo regenerar el hígado de forma natural, utilizando remedios naturales, además de proporcionarte información imprescindible para obtener el mejor resultado.

¿El hígado se regenera?

Sí, el hígado es capaz de regenerarse, siendo el único órgano que posee esta extraordinaria capacidad. Cuando se produce algún daño, el hígado inicia un proceso por el que renueva el tejido dañado sustituyéndolo por uno nuevo completamente sano. Este proceso se compone principalmente de tres fases o etapas que permiten que el hígado se regenere:

En primer lugar, las células presentes en este órgano conocidas domo hepatocitos se activan iniciando el proceso.

A continuación, los hepatocitos empiezan a sustituir los tejidos dañados por uno nuevo mediante nuevas células.

Finalmente, una vez se ha sustituido todo el tejido y el órgano recupera la función hepática, el proceso de regeneración se detiene.

No obstante, si bien es posible que el hígado se regenere, esto dependerá en gran medida de la gravedad de los daños. Así pues, en algunos casos en los que el órgano se encuentra en muy mal estado puede existir la posibilidad de que haya perdido la facultad de regenerarse.

Enfermedades que provocan daños en el hígado

Son varias las enfermedades hepáticas existentes por las que pueden producirse daños en este órgano. Sin embargo, en función de factores como la edad, el tipo de enfermedad y el tiempo que nos haya afectado es posible que la habilidad para regenerarse también se haya visto afectada. A continuación indicamos los tipos de enfermedades hepáticas más comunes:

Daños en el hígado por malos hábitos

En este grupo se incluyen los daños hepáticos como la cirrosis o el hígado graso, afeccions causadas principalmente por el abuso en el consumo de alcohol, drogas, medicamentos o una dieta inadecuada llevada a cabo de forma prolongada. En estos casos el órgano pierde sus funciones normales de forma progresiva y se desencadenan una serie de síntomas.

Hígado dañado por hepatitis

La hepatitis A, B y C son enfermedades provocadas por virus, cada una de las cuales se transmiten de forma distinta: a través del agua y los alimentos, por transmisión sexual y por la sangre. Sin embargo, las tres comparten síntomas entre los cuales se encuentran los daños hepáticos.

Cáncer de hígado

Puede aparecer cómo consecuencia de alguna de las enfermedades anteriores o aparecer sin causa aparente. En cualquiera de los casos es importante su detección temprana para elevar las posibilidades de curación, ya que si se encuentra en un estado muy avanzado su regeneración puede ser prácticamente imposible. En este artículo puedes obtener más información acerca del cáncer de hígado, como sus tipos, síntomas y tratamiento.

Cómo regenerar el hígado con remedios caseros

Existen algunos productos naturales que pueden ayudar a regenerar el hígado naturalmente cuando este no se encuentra gravemente dañado. No obstante, deberíamos consultar con un hepatólogopara tratar la enfermedad de la forma más efectiva, ya que estos remedios podrían no ser suficientes para algunos pacientes.

Estos son algunos de los remedios caseros que puedes utilizar para ayudar a regenerar el hígado:

Desmodium adscendens

¿Nunca has oído hablar de esta planta medicinal? El desmonio es capaz de regular los niveles de enzimas hepáticas y ayudar al proceso de regeneración. Además, aporta otros componentes como los flavonoides o los alcaloides que son muy beneficiosos para la salud hepática. De hecho, hay estudios que demuestran que el consumo de esta planta podría tener una influencia positiva en enfermedades hepáticas leves e incluso para daños hepáticos de más gravedad. Principalmente este efecto beneficioso se debe a su capacidad depurativa para eliminar toxinas, además de proteger y reparar las células del hígado.

Para utilizar este remedio natural para regenerar el hígado puedes acercarte a la herboristería o más cercana y comprar unos gramos. Puedes obtener la planta seca o bien encontrarla en cápsulas o en tintura. Hierve unos 6 gramos diarios de la planta con agua y extiende su ingesta a lo largo de entre 4 y 8 semanas.

Cardo mariano

Esta planta medicinal mejora las funciones hepáticas por su contenido silimarina, un compuesto utilizando para tratar distintas enfermedades de hígado, además de tener propiedades hepatoprotectoras que previenen su degeneración. Consumiendo cardo mariano estimularemos el crecimiento de nuevos tejidos además de inhibir las toxinas perjudicales.

La silimarina se encuentra en las semillas del cardo mariano por lo que deberemos preparar una infusión a base de esta planta y diariamente durante algunas semanas.

Diente de león

Es quizás una de las plantas medicinales más conocidas y empleadas puesto que podemos encontrarla incluso en nuestros jardines. La parte importante del diente de león se encuentra en la raíz, lugar donde se concentran una serie de propiedades que ayudan a desintoxicar el hígado, como las diuréticas y depurativas, además de cicatrizantes, hepatoprotectoras y tónicas.

Podemos encontrarla en forma de cápsulas o en polvo y para preparar una infusión tan solo debemos seguir los pasos habituales.

Raíz de bardana

Este remedio natural para regenerar el hígado de manera natural se encuentra en Europa y Asia. Entre sus propiedades más conocidas destacan sus efectos depurativos que ayudan a limpiar la sangre y eliminar toxinas de órganos como el hígado. Asimismo, también es beneficioso para cuidar el sistema digestivo mejorando la deglución de los alimentos y aliviar problemas estomacales.

Prepara una infusión con una cucharada pequeña de raíz de bardana, deja reposar y bebe antes de que enfríe.

Hierbabuena

Otro producto natural que nos ayuda a cuidar la salud hepática. La hierbabuena estimula el funcionamiento de la vesícula biliar, relaja los músculos aliviando las molestias causadas por los cólicos y mejora la salud estomacal.

Para obtener sus beneficios basta con preparar una infusión con plantas de hierbabuena y consumirla durante unas semanas.

Alimentos buenos para regenerar el hígado

Si bien estos alimentos no contribuyen por completo a reparar el tejido dañado del hígado, sí resultan muy positivos a la hora de depurarlo, desintoxicarlo y mejorar sus funciones.

Cúrcuma. Esta especia tiene componentes como el eugenol o el borneol, muy potentes a la hora de desintoxicar y depurar el hígado en el caso de sufrir enfermedades como cirrosis o hígado graso. Lo bueno de la cúrcuma es que podemos comprarla en polvo y añadirla fácilmente a nuestras comidas.

Aceite de oliva. Uno de los productos más valorados de la cocina mediterránea, pero también muy beneficioso para cuidar nuestra salud hepática. Un consumo moderado de este líquido dorado combate el daño oxidativo de los tejidos del hígado y ayudan a combatir los efectos de las toxinas que se acumulan en el cuerpo.

Ajo. Es sin duda uno de los alimentos estrella cuando se trata de tratar o prevenir problemas de salud. Sus fuertes efectos antibióticos y antioxidantes le confieren uno de los mejores puestos en medicina natural desde hace siglos. Este tubérculo estimula las enzimas que se encargan de eliminar las toxinas que dañan el hígado gracias a su contenido en alicina y selenio. Se recomienda consumir un diente de ajo crudo, preferiblemente en ayunas por la mañana.

Pomelo. Una fruta con un elevado contenido en antioxidantes y vitamina C, dos ingredientes que ayudan a purificar el hígado de forma natura y que convierten a esta fruta en un excelente desintoxicante hepático.

Además de incluir estos productos en nuestra dieta, también debemos ser conscientes de cuáles son los alimentos malos para el híado, es decir, aquellos que pueden aumentar el número de toxinas y perjudicar la función hepática.

Otros consejos para regenerar el hígado de forma natural

Lo primero que debemos hacer cuando queremos regenerar el hígado es detectar la causa que provoca los daños y tratar de erradicarla por completo. En muchas ocasiones el problema son básicamente unos malos hábitos en el día a día, que a largo plazo producen los daños en este órgano. Por ello es conveniente tener claros los siguientes aspectos para ayudar a que el proceso de regeneración pueda llevarse por completo:

Elimina el alcohol. Muchas personas se preguntan cómo regenerar el hígado dañado por alcohol, puesto que es una de las principales causas de enfermedades hepáticas. Esto se debe principalmente a que la mayor parte de esta bebida pasa a la circulación sanguínea y, posteriormente, es procesada por el hígado, el cual tiene que hacer un sobreesfuerzo para metabolizarlo. A largo plazo, esto puede producir heridas que vayan dañando cada vez más este órgano.

Controla el consumo de sal. El exceso de sal es malo para distintos aspectos de nuestra salud, como por ejemplo el colesterol. En el caso del hígado, un exceso de sodio perjudica las células presentes en este órgano pudiendo derivar en una fibrosis hepática. Por este motivo es importante controlar el consumo de alimentos con altos contenidos en sal, como por ejemplo las carnes procesadas.

Bebe mucha agua. La ingesta abundante de líquidos como agua o zumos ayuda a depurar el organismo e impide la acumulación de toxinas perjudiciales para el organismo. Además, el cuerpo necesita agua para que todos sus órganos funcionen correctamente.

Come fruta. Este tipo de alimentos son muy ricos en agua y, como indicábamos en el punto anterior, es un elemento imprescindible para mantener la salud hepática. Asimismo, la fruta contiene ácidos que reducen la cantidad de azúcar en sangre, por lo que esta no tiene que ser procesada por el hígado. En este artículo te enseñamos a preparar jugos para limpiar el hígado.

Publicidad