Por qué me duele la espalda al toser – conoce las causas

0
222

Publicidad

¿Te duele la espalda cada vez que toses? Cuando este síntoma respiratorio aparece podemos estar bastante tiempo sufriéndolo y acabar sintiendo nuevas molestias. Las molestias en la garganta, la nariz y el pecho suelen ser muy habituales, pero las de la espalda pueden ser algo menos frecuentes y, al sentirlas, pueden llevarnos a sospechar que algo más nos sucede. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que pueden ser muchas las razones por las que al toser duela la espalda, ya sea alta o baja, como el exceso de tos, las contracturas o una pulmonía. Por lo que puede tratarse de algo leve, que pasará en breve, o de algo más grave que requiere de atención médica.

Por esto, en Alimentaycura.com desvelamos las causas que responden a tu duda sobre “¿por qué me duele la espalda al toser?” y te recomendamos que acudas al médico para una revisión.

Por qué me duele la espalda al toser y respirar profundo: causas

Son muchas las posibles razones de este problema, pero las siguientes son las principales causas de la tos y el dolor en la espalda:

Exceso de tos seca o productiva.

Nudos y contracturas musculares.

Pulmonía o neumonía.

Arenilla o piedras en los riñones.

Fisura en las costillas

Endometriosis

De todos modos, como cada caso es particular y, además, pueden haber más motivos de este problema, recomendamos acudir al médico en cuanto sea posible para una revisión completa, un diagnóstico realizado por el profesional en salud y un tratamiento adecuado en cada caso. A continuación, explicamos cada una de estas posibles causas del dolor de espalda al toser.

Exceso de tos

Tanto si es tos seca como si es tos productiva o con mucosidad, el hecho de estar tosiendo muy seguido acaba cansando y produciendo varias molestias, hasta que se calma la tos y estas se van.

La tos causa un incremento de la presión en el tórax y los tendones del área se pueden tensar mucho, sobre todo si la tos es muy seguida e impide reposar y recuperarse de esta tensión y presión. Así, esto puede provocar fácilmente que te duela la espalda al toser. No obstante, tienes que estar tranquilo, ya que se pasará solo conforme te vayas recuperando del problema que te causa este síntoma.

Contractura muscular en la espalda

Si tienes una contractura en la espalda, sobre todo si esta es importante, cada vez que tosas notarás pinchazos o molestias en esta zona. Este problema puede darse en cualquier parte de la espalda, ya sea alta o baja, es decir, en dorsales o lumbares, y al aparecer este síntoma respiratorio que causa espasmos en la musculatura, notarás el dolor en el punto justo en el que está el problema muscular.

Se debe a que la musculatura de la espalda interviene en todo el movimiento que se produce cuando este síntoma de problemas respiratorios aparece y si, alguna parte de esta, ya está tan tensa que se ha producido un nudo o contractura, entonces la tensión muscular incrementa tanto que duele.

En este caso, es necesario que, aparte de visitar un médico para que te ayuda a tratar la tos, vayas a un fisioterapeuta para que te revise la espalda y te ayude a solucionar el problema de la contractura muscular.

Pulmonía o neumonía

Este problema respiratorio se da cuando hay una inflamación e infección en el tejido de los pulmones, normalmente causada por bacterias, pero también puede producirse por culpa de virus y hongos. La pulmonía o la neumonía es un problema serio que hay que tratar para que no se agrave en poco tiempo, por lo que es necesario ir al médico antes síntomas como dificultades respiratorias.

Entre los síntomas más persistentes en esta enfermedad está la tos. Por lo que al toser, debido al espasmo muscular y a la propia inflamación de esta parte del tórax, puede que la espalda duela a la altura de los pulmones.

Fisura en las costillas

Es probable que no solo te suceda al toser, sino que también te preguntes “¿por qué me duele la espalda al respirar profundo?“, ya que el movimiento de la caja torácica al respirar, sobre todo si es hondo, así como al toser hacen que sientas más la parte inflamada de alrededor de la costilla fisurada.

Aunque no esté roto, un hueso con una grieta algo profunda, como es una fisura, duele igualmente pero en menor grado. Por ello, al forzar el área con la tos podrás sentir punzadas justo en la zona de la costilla lesionada.

Además, cuando este síntoma respiratorio se vuelve muy persistente y fuerte, es posible que se llegue a fisurar una costilla debido al esfuerzo de los pulmones y la fuerza de cada espasmo.

En este caso, también es vital que acudas al médicoen cuanto puedas, ya que este tipo de lesión puede tardar tiempo en tratarse bien y sanar y, si no se tiene en cuenta y no se reposa un poco, esta puede empeorar fácilmente.

Cálculos renales

Los cálculos renales o las piedras en los riñones son otra de las causas por las que te puede doler la espalda cuando toses. Si ya tienes el problema avanzado, seguramente, te dolerá casi de forma constante, te producirá cólicos nefríticos de forma puntual y al toser sentirás un gran dolor en el área.

En caso de que esté comenzando el problema y tengas solo arenilla o piedras muy pequeñas, puede que no te duela de forma habitual pero que sí sientas que te duele la espalda al toser justo a la altura de los riñones. En realidad, te estarán doliendo los riñones y la musculatura de alrededor, más que la propia espalda.

Endometriosis

Por último, otra causa del dolor en la espalda al toser es la endometriosis, que solo puede darse en mujeres.La endoemtriosis sucede cuando esta parte interna del útero crece fuera de este, en cualquier otra parte cercana del abdomen. El endometrio se prepara para un embarazo y se expulsa durante la menstruación si no lo ha habido, por lo que se forma cada mes a lo largo del ciclo menstrual, y por esto este problema puede aparecer a lo largo de la vida reproductiva de una mujer.

Uno de los síntomas que alertan de que hay este problema de salud es el dolor en la espalda baja o el abdomen, según el punto en el que se haya formado el endometrio fuera del útero, que se puede sentir al realizar esfuerzos, como correr, realizar ejercicio o, incluso, toser.

Este artículo es meramente informativo, en Alimentaycura.com no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Publicidad