¿Qué es la tiña y cómo se trata?

0
870

Se trata de una afección causada por un hongo y que provoca pequeñas erupciones en forma de círculo.

Puede aparecer en diferentes regiones del cuerpo y es muy contagiosa (aunque no es una condición grave).

Publicidad

En este artículo te contaremos más sobre la tiña y cómo tratarla.

 

Tiña: causas y síntomas

tiña

 

El hongo que causa este problema en la piel se llama tinea corporis. No es la única clase que nos afecta, ya que también podemos padecer pie de atleta por la tinea pedis o tiña inguinal por el hongo tinea crural.

Los síntomas de la tiña comienzan entre los 4 y los 10 días posteriores al contacto con el hongo.

  • La primera señal es una erupción en forma circular con bordes elevados ligeramente.
  • En la piel del centro del círculo podemos observar ciertas erupciones pero, en general, está sana.
  • El problema es que el picor puede ser insoportable y rascarse puede propagar el hongo y provocar infección.

Los “anillos” se pueden multiplicar por otras partes del cuerpo o bien fundirse entre sí. En casos más graves se forman ampollas y llagas llenas de pus.

La tiña se puede transmitir de muchas maneras diferentes, tanto directas como indirectas. Por ejemplo, al tener contacto directo con la piel de una persona infectada o con una mascota (perros, gatos, caballos y conejos pueden tener esta enfermedad).

Los niños son más vulnerables a esta infección que los adultos. Además, existen factores de riesgo que incrementan la aparición y desarrollo de la tiña:

  • Tener sudoración excesiva
  • Vivir en zonas cálidas o húmedas
  • Usar ropa ajustada
  • Participar en deportes de contacto
  • Intercambiar ropa o toallas
  • Tener un sistema inmunitario débil

Asimismo, para prevenir la aparición de la tiña debemos evitar el contacto con personas infectadas, no compartir ropa que contacte directamente con la piel.

También es importante llevar a nuestra mascota al veterinario y secarnos bien luego de bañarnos (sobre todo entre los dedos de los pies, las axilas y las ingles).

 

Remedios caseros para la tiña

Si no quieres usar medicamentos prescritos por un médicos o bien si deseas complementar un tratamiento con cremas o lociones antifúngicas compradas en la farmacia te recomendamos los siguientes remedios naturales para la tiña:

1. Ajo

3. Ajo

 

Tiene propiedades antimicóticas más que interesantes. Por ello te puede ayudar en el tratamiento de la tiña. Quizás arda un poco al primer contacto. Trata de dejarlo lo más que puedas para aprovechar sus bondades.

Ingredientes

  • 1 diente de ajo

Preparación

  • Pela el diente de ajo y córtalo en rebanadas.
  • Colócalo sobre la lesión y cubre con una venda.
  • Deja toda la noche y retira por la mañana.
  • Repite durante, al menos, una semana (o hasta que la lesión desaparezca).

2. Aceites esenciales

Algunos aceites tienen propiedades antimicóticas más que potentes como es el caso de la lavanda o el árbol de té. Aplicarlos varias veces al día evita que el hongo se siga desarrollando.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de agua (20 ml)
  • 2 cucharadas de aceite esencial (30 g)

Preparación

  • En un recipiente mezcla el agua y el aceite esencial que hayas elegido (lavanda o del árbol de té).
  • Aplica sobre el área afectada y tapa con un paño o gasa.
  • Deja actuar varias horas antes de retirar el apósito.
  • Repite 3 veces al día, durante 1 mes seguido.

3. Vinagre de manzana

Sirve el vinagre de manzana para bajar de peso

 

Tiene muchas propiedades entre las que destacan las antibióticas y antimicóticas. El ardor inicial es normal. Trata de usar el vinagre frío para que calme los síntomas.

Ingredientes

  • 1 cucharada de vinagre de manzana (10 ml)

Preparación

  • Humedece una gasa, paño o algodón con el vinagre de manzana.
  • Aplica sobre la lesión presionando levemente.
  • Deja que se seque solo.
  • Repite entre 3 y 5 veces al día.

4.Sal y vinagre

Aunque es bastante molesta la sensación cuando el remedio entra en contacto con la piel lo cierto es que es muy eficaz.

Ingredientes

  • 1 cucharada de sal (10 g)
  • 1 cucharada de vinagre (10 ml)

Preparación

  • En un recipiente coloca la sal y echa el vinagre de a poco.
  • Forma una pasta y aplica directamente sobre las lesiones.
  • Esparce con cuidado y deja actuar 5 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y seca con una toalla limpia mediante suaves golpecitos.
  • Repite este tratamiento 2 veces al día durante, al menos, una semana.

5. Sales de aluminio

 

Tienen efectos antitranspirantes, por lo tanto, bloquean la producción de sudor y evitan la proliferación del hongo.

Ingredientes

  • 1 cucharada de sales de aluminio (10 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación:

  • En un recipiente coloca las sales y de a poco echa el agua mientras mezclas.
  • Cuando obtengas una pasta, aplica sobre la lesión y deja actuar 6 horas (mejor si lo colocas de noche).
  • Pasado ese tiempo enjuaga con agua tibia y seca bien, sin frotar.
  • Repite todos los días durante una semana.

Además de usar remedios caseros para la tiña ten en cuenta los siguientes tips:

 

Practica buenos hábitos de higiene

Esto sirve para prevenir y para tratar la infección.

Lavarse las manos al llegar a casa, antes de comer o después de ir al baño, bañarse todos los días (sobre todo después de hacer ejercicio o si hace calor) y usar jabones neutros son medidas más que eficaces.

Sécate bien antes de vestirte

 

Tras la ducha es importante que la piel esté bien seca. Recuerda que los ambientes húmedos son los preferidos para los hongos.

Sécate con una toalla y haz hincapié en las zonas donde hay pliegues como, por ejemplo, las axilas. Ponte talco o harina de maíz para mantener la piel seca.

 

Publicidad