Receta de Crema de verduras verde (depurativa y anticancerígena)

0
160
Ad

Soy adicta a los platos de cuchara, no me cansaré nunca de ellos. Además de estar buenísimos y sentar de maravilla, da la casualidad de que suelen ser recetas muy sanas.

La mayoría de ellas son cremas de verduras o caldos muy nutritivos, que contienen propiedades muy beneficiosas para nuestra salud.

Esta crema de verduras verde tiene propiedades depurativas y anticancerígenas. Sus ingredientes tienen un alto contenido en fibra y poder antioxidante, que ayudan a prevenir el daño celular y el desarrollo de células tumorales.Numerosos estudios han demostrado ya el poder anticancerígeno de la familia de las crucíferas (brócoli, repollo, coliflor, coles de bruselas, romanescu, lombarda…). Y dentro de ellas, destaca sobre todo el poder del brócoli. Son excelentes antioxidantes que ayudan a prevenir enfermedades.
Es aconsejable el consumo de algún tipo de col 3 veces por semana para poder beneficiarnos de todas sus beneficios.

Publicidad

El resto de ingredientes contienen también mucha fibra, son diuréticos y depurativos. Es una crema baja en calorías, y no he utilizado nada de grasa ni aceite para hacerla aún más ligera.

A la hora de servir, he añadido unas almendras crudas picadas por encima, le dan un toque crujientito muy rico y están repletas de antioxidantes, proteínas vegetales, fibra, y grasas sanas.

Tiempo de preparación: 30 minutos
Dificultad: fácil

Ingredientes (para 2 personas)
3 tazas de espinacas frescas o 2 puñados de espinacas congeladas
1/2 brócoli
1 rama de apio
1/2 puerro
Un puñado de almendras crudas
Sal
Pimienta negra molida
Agua (para cubrir)

Cómo hacer crema de verduras verdes depurativa y anticancerígenaTroceamos todos los ingredientes y los ponemos en una olla.
Añadimos agua justo hasta cubrir y llevamos a ebullición. Cocemos unos 20-30 minutos dejando que hierva a fuego medio, hasta que las verduras estén hechas. Salpimentamos.
Pasamos por la batidora y rectificamos de sal y pimienta si nos hiciera falta.
Servimos con unas almendras crudas picaditas por encima.

Nota: Ojo, si vemos que tiene mucha agua y nos va a quedar demasiado líquido, apartamos un poco antes de triturar y si nos pide más, vamos añadiéndole poco a poco hasta conseguir la textura que nos guste.

 

 

Publicidad