El Ibuprofeno Aumenta el Riesgo de Paro Cardíaco en un 31% y Se Vende Sin Receta

0
48

El Ibuprofeno Aumenta el Riesgo de Paro Cardíaco en un 31% y Se Vende Sin Receta

Publicidad

Uno de los mayores errores que muchos de nosotros cometemos cuando se trata de nuestras opciones de atención médica es dividir los medicamentos en dos secciones: la sección “segura” sin receta, sin límites; y la sección “peligrosa” la que se vende con receta. Es muy fácil concluir que no necesitar una receta para un medicamento químico significa que es seguro y no debería levantar ninguna bandera roja, pero nada podría estar más lejos de la verdad. Hay algunos medicamentos muy peligrosos al acecho en la venta libre y sin receta, como fue confirmado recientemente por un estudio danés que encontró un vínculo entre el uso de ibuprofeno y un aumento del 31 por ciento en el riesgo de paro cardíaco.

Según lo informado por Natural Health 365, el ibuprofeno es visto por muchos como un analgésico inofensivo y es tomado por decenas de millones de personas cada día para combatir el dolor, la fiebre o la inflamación. Es parte de un grupo de medicamentos conocidos como medicamentos antiinflamatorios no esteroideos. Otro estudio, que fue publicado en el European Heart Journal – Cardiovascular Pharmacotherapy, descubrió que algunas otras drogas en esta clase son incluso más peligrosas que ibuprofeno. El diclofenaco, por ejemplo, que se usa comúnmente para tratar el dolor asociado con la artritis, se encontró que aumenta el riesgo de paro cardíaco en un asombroso 50 por ciento.

EL HECHO DE QUE NO NECESITE RECETA, NO SIGNIFICA QUE SEA UN MEDICAMENTO SEGURO

Estos analgésicos alivian el dolor al bloquear las enzimas proinflamatorias conocidas como COX-1 y COX-2. Esto suprime la respuesta inflamatoria natural del cuerpo, aliviando síntomas como el dolor, pero no hace nada para eliminar la causa de ese dolor. Y dado que estos medicamentos interfieren con la agregación plaquetaria, aumentan el riesgo de coágulos de sangre, elevan la presión sanguínea, contraen las arterias y aumentan la retención de líquidos. Es esta combinación tóxica de síntomas la que puede desencadenar un parcardíaco en aquellos que usan estos medicamentos, incluso si solo los han usado por un corto tiempo.

Un total de 28 947 pacientes tuvieron un paro cardíaco fuera de hospitales en Dinamarca durante un período de diez años. De estos, 3 376 fueron tratados con un medicamento de este tipo. El ibuprofeno y el diclofenaco fueron los más comúnmente utilizados, representando el 51% y el 22% del uso total, respectivamente.

El uso de cualquier antiinflamatorio no esteroide, se asoció con un aumento del 31% en el riesgo de paro cardíaco. El diclofenaco y el ibuprofeno se asociaron con un aumento del 50% y 31% del riesgo, respectivamente.

El profesor Gunnar H. Gislason, profesor de cardiología en el Hospital Universitario de Copenhague , y autor principal del estudio, advirtió que este estudio es un claro recordatorio de que estos medicamentos “no son inofensivos” y que les permite ser vendidos sin receta, sin receta, envía un mensaje de seguridad incorrecto a los consumidores. Añadió que los pacientes con enfermedades cardiovasculares u otros factores de riesgo deben evitarlos y que “solo deberían estar disponibles en farmacias, en cantidades limitadas y en dosis bajas”.

El Profesor Gislason aconseja no exceder 1,200 mg de ibuprofeno al día.

Publicidad