Los 6 mejores remedios naturales para curar las picaduras de mosquito

0
277

Publicidad

Los mosquitos son pequeños insectos que se alimentan de sangre y, aunque queramos evitarlos, estamos expuestos a sus picaduras en cientos de lugares al aire libre.

La mayoría no representa un problema grave, puesto que sus picaduras solo producen reacciones alérgicas en la piel.

Sin embargo, un número reducido de casos puede ser peligroso para la salud, ya que son portadores de enfermedades graves como el dengue y la fiebre amarilla.

Por lo general, habitan en sitios donde hay aguas estancadas o entornos insalubres, dado que esto les permite reproducirse con facilidad.

Debido a esto es fundamental mantener los espacios de nuestro hogar limpios, vigilando que no se formen estanques de agua, por ejemplo, en el jardín.

No obstante, como sabemos que a veces es imposible evitarlos, hoy queremos compartir 6 remedios naturales que alivian la piel cuando sufre sus mordeduras.

1. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana actúa como un antiséptico y antiinflamatorio natural, ideal para evitar que las picaduras se inflamen e infecten.

Sus ácidos naturales regulan el pH de la piel y previenen síntomas como la comezón e irritación.

Ingredientes

2 cucharadas de vinagre de manzana (20 ml)

2 cucharadas de agua (20 ml)

Preparación

Combina las partes iguales de vinagre de manzana con agua.

Modo de aplicación

Sumerge un algodón en el líquido y frótalo sobre la zona afectada.

Repite su uso 3 veces al día.

2. Miel de abejas

Las propiedades antibióticas de la miel de abejas pura se pueden aprovechar para proteger la piel frente a las infecciones causadas por los mosquitos.

Rica en enzimas y nutrientes, es un producto que hidrata la dermis mientras la protege de las alergias y la inflamación.

Ingredientes

2 cucharadas de miel de abejas (50 g)

1 cucharadita de sal (5 g)

Preparación

Combina la miel de abejas con la sal hasta obtener una pasta granulada.

Modo de aplicación

Frota el producto sobre las picaduras y déjalo actuar entre 10 y 15 minutos.

Enjuaga y repite su uso 2 veces al día.

3. Aloe vera

El prodigioso gel de aloe vera es uno de los mejores remedios para calmar la comezón e irritación de las picaduras de mosquito.

Su poder hidratante evita que la piel se seque y, a su vez, acelera su proceso de regeneración.

Ingredientes

2 cucharadas de aloe vera (30 g)

1 cucharadita de aceite de coco (5 g)

Preparación

Combina el gel de aloe vera con una cucharadita de aceite de coco, hasta obtener una pasta cremosa.

Modo de aplicación

Frota el tratamiento sobre las picaduras y déjalo absorber sin enjuagar.

Repite su uso 2 o 3 veces al día si lo consideras necesario.

4. Jugo de limón

Las propiedades antibacterianas del limón se usan para proteger la piel frente a las bacterias y virus que provocan infecciones.

Este regula el pH cutáneo y reduce síntomas como la comezón e irritación.

Ingredientes

4 cucharadas de jugo de limón (40 ml)

1 cucharadita de miel (7,5 g)

Preparación

Combina el zumo de limón con un poco de miel de abejas hasta que todo quede bien integrado.

Modo de aplicación

Empapa un algodón con el producto y frótalo sobre la zona afectada.

Úsalo 2 veces al día.

5. Cebolla

Una pasta elaborada con cebolla y aceite de oliva puede disminuir la inflamación y comezón causada por este tipo de picaduras.

Este vegetal está lleno de sustancias sulfurosas con propiedades antibióticas, ideales para evitar las infecciones y reacciones alérgicas.

Ingredientes

1 rodaja de cebolla

1 cucharadita de aceite de oliva (5 g)

Preparación

Tritura la rodaja de cebolla y mézclala con el aceite de oliva.

Modo de aplicación

Frota la pasta sobre la zona de la picadura y déjala actuar 15 minutos.

Enjuaga y repite su uso si lo consideras necesario.

6. Aceite esencial de árbol de té

El aceite esencial de árbol de té es un producto antiséptico que protege la piel cuando sufre lesiones o picaduras.

Este impide la infección de gérmenes y evita molestias inflamatorias.

Ingredientes

1 cucharadita de aceite esencial de árbol de té (5 g)

6 cucharadas de agua (60 ml)

Preparación

Combina el aceite de árbol de té con las cucharadas de agua.

Modo de aplicación

Sumerge un trozo de algodón en el remedio y frótalo sobre la piel afectada.

Úsalo 2 veces al día.

Aunque las picaduras de mosquito suelen calmarse rápidamente, lo mejor es usar alguno de estos remedios para acelerar la recuperación de la piel y prevenir infecciones.

¡Tenlos en cuenta!

Publicidad