Cómo tomar la moringa para la diabetes

0
372

Publicidad

¿Sabías que la moringa es una planta medicinal que puede ayudar a mejorar la diabetes de manera natural? Así es, esta planta tiene propiedades hipoglucemiantes muy potentes, por lo que permite reducir los niveles elevados de glucosa en sangre. Además de esto, ayuda a regular el correcto funcionamiento del páncreas y tiene muchos otros beneficios para la salud general del organismo. No obstante, es importante que recuerdes que antes de dar inicio a cualquier tratamiento por más natural que sea, debes consultar siempre con tu médico o profesional de la salud. En el caso del tratamiento con plantas medicinales, puedes acudir a un experto en fitoterapia. Sigue leyendo este artículo de alimentaycura.com para saber cómo tomar la moringa para la diabetes.

Propiedades de la moringa para la diabetes

La moringa es un árbol originario del norte de India cuyas hojas son utilizadas de manera medicinal por sus diversas propiedades curativas. Al árbol de la moringa también se le llama árbol de la vida. Contiene gran valor nutricional gracias a los minerales, vitaminas, aminoácidos y ácidos grasos que posee. Así mismo, posee propiedades antioxidantes en el organismo y se puede utilizar para controlar y combatir el colesterol, cicatrizar heridas y proteger tejidos, desinflamar y aliviar dolores, mejorar úlceras de estómago, tratar la hipertensión, proteger el hígado, detener la proliferación de células cancerosas y fortalecer el sistema inmunológico.

Además de todos los beneficios anteriores para la salud del organismo, la moringa es una de las mejores plantas medicinales para tratar la diabetes de forma natural. Veamos a continuación cuáles son los beneficios de la moringa para la diabetes:

Ejerce una acción hipoglucémica, pues ayuda a reducir la cantidad de azúcar en sangre.

Estabiliza los niveles de glucosa.

Regula el correcto funcionamiento del páncreas y ayuda a que se produzca la insulina necesaria para el cuerpo humano.

Favorece la pérdida de peso.

Cómo tomar la moringa para la diabetes

Una vez conocidas todas sus propiedades, vamos a mostrarte cómo debes tomar la moringa para la diabetes, pues hay diversas formas de consumo:

Tomar té de moringa

Puedes consumir la moringa en forma de infusión, para prepararla debes seguir las siguientes instrucciones:

Hierve una taza de agua, apagar el fuego y agrega 1 cucharada pequeña de hojas de moringa.

Deja reposar entre 3 y 7 minutos, luego retira las hojas y ya puedes consumir la infusión.

Agrega unas hojas naturales de stevia si lo deseas para endulzar. Recuerda que las hojas de moringa no deben hervir porque perderían sus propiedades medicinales y nutricionales.

Polvo de moringa

Otra de las formas en la que puedes tomar moringa para la diabetes es en la presentación de polvo que puedes encontrar en los herbolarios.

Este polvo luego lo puedes mezclar con cualquier comida o bebida (infusión, batido o sopas). La dosis debes consultarla con tu profesional de la salud, sin embargo, te comentamos a continuación la dosis general: ¼ de cucharadita de polvo de hoja de moringa (1 gramo o 0,03 onzas) por día los primeros 3 o 5 días. Consúmela preferiblemente en el desayuno y siempre acompañada de alimentos. Pasado los 3 o 5 días, incrementa la dosis a media cucharadita (3 gramos o 0,10 onzas) al día.

Moringa en cápsulas

La moringa también viene en presentación de cápsulas que también las encuentras en herbolarios. Por lo general, se consume una cápsula por la mañana con el desayuno.

Moringa fresca

Si tienes una planta de moringa en casa, puedes utilizar sus hojas para consumir directamente, lavarlas y mezclarlas en tus ensaladas favoritas.

Contraindicaciones de la moringa

Antes de tomar la moringa para la diabetes, es muy importante que sepas cuáles son las contraindicaciones de la misma, ya que su consumo no es recomendable en los siguientes casos:

Mujeres embarazadas.

Mujeres en periodo de lactancia.

Pacientes que estén tomando medicamentos para la coagulación sanguínea.

Personas que están tomando somníferos o medicamentos para dormir.

También es esencial tener en cuenta que un uso excesivo de esta planta puede tener algunos efectos adversos, como diarrea, náuseas o acidez estomacal.

Recomendaciones para el tratamiento de la diabetes

En una correcta nutrición y el ejercicio diario está la clave para poder combatir y controlar múltiples enfermedades. En el caso de la diabetes, el ejercicio es una parte fundamental e imprescindible, ya que una vida sedentaria combinada a una mala alimentación puede agravar considerablemente este padecimiento.

Es necesario que te informes correctamente con tu médico de cabecera acerca de tu tipo de diabetes, ya que dependiendo del tipo de diabetes que tengas, serán los cuidados y el tratamiento que requieras. En el siguiente artículo puedes informarte acerca de cómo cuidar la diabetes.

También es necesario que sepas que cualquier tratamiento natural, en este caso un tratamiento a base de plantas medicinales como la moringa, debe siempre estar supervisado por un profesional de salud o especialista en fitoterapia y más aún tomando en consideración que eres una persona con diabetes.

Tomar una dosis incorrecta de cualquier planta medicinal, nos traerá más problemas que beneficios y como consecuencia no veremos su eficacia. Cada cuerpo es diferente y requiere dosis diferentes que se adapten a cada necesidad. Una planta puede hacer daño por acción o por omisión. Lo que a un organismo le hace bien puede que a otro no tanto, por eso, la importancia siempre de consultar y tener una correcta prescripción para, así, poder aprovechar todos los beneficios que nos brinda la naturaleza.

Publicidad