Aceite de Cáñamo

0
37
Ad

Aceite de Cáñamo

Publicidad

Cáñamo y Cannabis: ¿Cuál es la diferencia?

Para poder entender las diferencias entre el cáñamo y la marihuana, es esencial comenzar con un simple hecho.

“Tanto las variedades de cáñamo como las de marihuana son del mismo género, Cannabis y la misma especie, Cannabis sativa. Además, hay innumerables variedades que entran en clasificaciones adicionales dentro de la especie Cannabis Sativa”.

Su principal diferencia, principalmente en lo que respecta a los aceites, es la cantidad de cannabinoides (como THC y CBD) que contienen.

Hay cerca de cuatrocientos compuestos naturales tanto en marihuana como en el cáñamo. Comprender los dos más prevalentes, el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD), es la clave para entender la diferencia entre el aceite de cáñamo y el aceite de cannabis. El THC es el cannabinoide responsable del efecto psicotrópico. El CBD, por otro lado, no es psicotrópico. Recientemente, ha atraído mucha atención de investigadores, expertos y empresarios.

Aceite de cáñamo

El aceite de semilla de cáñamo es un extracto de las semillas de cáñamo industrial. El cáñamo industrial es la única planta utilizada en la elaboración de este tipo de aceite de cáñamo. Las semillas de cáñamo se prensan en frío, peladas o sin pelar, para crear un delicioso aceite de nuez.

No hay cannabinoides, como THC o CBD, presentes en el aceite de cáñamo ya que las semillas no son psicoactivas. El aceite de cáñamo es legal en la mayoría de los países y se encuentra en los mercados de alimentos, junto con los tipos más comunes de aceite, como el de oliva o el de coco.

El aceite de semilla de cáñamo es conocido por su sabor a nuez y altos niveles de grasas insaturadas , como Omega 3 y Omega 6.

Información nutricional del aceite de cáñamo

Está compuesto hasta en un 80% de ácidos grasos esenciales

50 % de Ácido Linoleico.

15 % de Ácido Alfalinolénico.

12 % de Ácido Oleico.

1 % de Ácido Araquidónico.

3 % de Ácido Gammalinolénico.

Su altísima cantidad de ácidos grasos esenciales y su óptima combinación le hacen uno de los mejores aceites vegetales.

Beneficios y propiedades del aceite de cáñamo

El aceite de cañamo nos aporta una importante cantidad de proteínas además de ácidos grasos esenciales.

Es un aceite muy hidratante por lo que aplicado después de una ducha proporciona a nuestra piel una buena hidratación, la nutra y activa la circulación.

Es aconsejable para calmar picores y también está indicado en casos de alergias, eccemas y otros problemas de piel.

Si lo aplicamos sobre las uñas estas se vuelven más fuertes.

La proporción de ácidos grasos omega 6 y omega 3 es ideal para cuidar la salud de nuestro corazón y previenen la aparición de algunas enfermedades degenerativas.

Las propiedades antioxidantes de este aceite ayudan a prevenir el envejecimiento de la piel.

Otra de las propiedades del aceite de cáñamo es que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.

Está indicado en casos de inflamación, síndrome premenstrual, artritis, etc.

Además de cuidar de uñas y piel es ideal para el cuidado del cabello y del cuero cabelludo.

Otros usos del aceite de cáñamo

Este aceite puede ser usado, en lugar del petróleo, para la fabricación de plásticos.

Se puede usar como biodiesel, como otros aceites vegetales. No es tóxico y por lo tanto no dañaría el medio ambiente.

Se puede utilizar en la fabricación de pinturas y es mucho menos contaminante que las pinturas hechas con otro tipo de materiales.

También forma parte de la composición de jabones, geles de baño, champús y cremas.

Es usado como aceite para lámparas ya que cuando se quema no produce ningún olor.

Y, por supuesto, también se puede usar en la cocina aunque debemos evitar que se caliente en exceso ya que al hacerlo pierda sus propiedades, pero es ideal para usarlo en ensaladas. Es un aceite muy digerible y, como hemos visto, con muchísimas propiedades.

Modo de empleo

Guardar en lugar seco, fresco y en ausencia de luz. Guardar en el frigorífico o lugar fresco una vez abierto. No se debe utilizar el aceite de cáñamo para hacer fritos, ya que las altas temperaturas no sólo destruyen sus propiedades más valiosas sino que las transforman en nocivas. Es ideal para ensaladas y aliños: con vinagre o zumo de limón. También podemos tomarlo solo (de una a tres cucharaditas al día

¿Sabías que el cáñamo…?

Un experto francés en agricultura del año 1763, refiriéndose a la materia prima cáñamo decía: “No hay ninguna planta que brinde mayores beneficios a la humanidad. Es aún más beneficiosa que el trigo”.

Puede crecer incluso en suelos muy pobres en nutrientes, se adapta a casi cualquier clima y no necesita pesticidas ni productos químicos.
Realmente la utilización alimentaria del cáñamo tanto como su aceite como la semilla podría ser uno de los grandes aliados para solucionar los problemas de alimentación en muchos países a corto plazo y de un modo muy económico.

Nota de EBM: Realmente el aceite de cáñamo es difícil de conseguir ya que en muchos países todo lo que tiene que ver con el cáñamo está prohibido ya que lo relacionan con drogas.

Publicidad