Qué es un diurético, usos y contraindicaciones

0
642

Un diurético es un medicamento que eleva la tasa de excreción de orina corporal (diuresis). Hay varias categorías de diuréticos. Todos aumentan la eliminación de agua del cuerpo, aunque cada clase lo hace de un modo distinto.

Publicidad

Los 15 mejores diuréticos naturales

La retención de líquidos no es una enfermedad independiente, sino que es un síntoma otras dolencias que pueden ir desde problemas circulatorios hasta mal funcionamiento de la tiroides, trastornos cardíacos, renales o hepáticos.

Si tu problema es la retención de líquidos, y no importa lo que hagas siempre te sientes hinchada, necesitas aprovechar las bondades de los diuréticos, una excelente opción para los que están haciendo dieta además. Gana la batalla a los líquidos, baja de peso y elimina lo que estás reteniendo en tu cuerpo sin ningún propósito. Conoce cuáles son los mejores diuréticos naturales en el siguiente artículo.

¿Qué es la retención de líquidos?

El nombre científico es Hidropesía o edema y es la acumulación de líquidos en los tejidos. No es una enfermedad independiente, es decir, que es un síntoma clínico de otras dolencias, como puede ser riñones, corazón o el aparato digestivo. La hidropesía es la acumulación de líquido en el vientre, en las muñecas y en los tobillos. Si la cantidad de líquido es demasiada puede causar otros trastornos en varias de las funciones del organismo.

La hinchazón más frecuente es la que se produce en los pies y en las piernas, llamada edema. Sobre todo en las mujeres embarazadas o con sobrepeso. No da origen a ningún tipo de síntoma o dolor, así como tampoco el color habitual de la piel. Al presionar sobre la zona afectada hay marcas características. Las causas pueden ser trastornos circulatorios, trastornos en el hígado, riñones y corazón, mal funcionamiento de la tiroides y deficiencia de vitaminas.

¿Cuáles son los mejores diuréticos naturales?

Sandía

Tiene una gran cantidad de agua, por lo que la convierte en un diurético natural. A su vez, ofrece licopenos, antioxidantes que permiten al cuerpo prevenir el daño de radicales libres. Los aminoácidos de las sandías ensanchan las venas, los líquidos fluyen mejor, arrastrando los líquidos que se retienen en los tejidos. Y además, es alcalinizante, desintoxicante y mineralizante, promoviendo una buena salud del intestino que remueve las toxinas del cuerpo.

Tomate

Está formado por un 90% de agua, y tiene varios antioxidantes (vitamina C, selenio, betacaroteno y licopeno). Previene el daño de radicales libres, que pueden dañar las paredes de los vasos sanguíneos, causando inflamación y fuga de fluidos.

Pepino

Tiene un gran contenido de agua, es un diurético natural por excelencia. Además ofrece azufre y silicio, dos componentes que ayudan a los riñones a eliminar el ácido úrico. Esto ayuda al cuerpo a disminuir la retención de los líquidos en el cuerpo. Y como si esto fuera poco, contiene ácido ascórbico y cafeico, que sirven en el efecto diurético. Por último, es una gran fuente de potasio, que evita calambres en las extremidades.

Zumo de arándanos

También pueden ser las frutas solas, pero mejor si exprimes o compras el zumo ya hecho. Tiene una gran capacidad para tratar las infecciones urinarias y es un diurético que no arrasa el potasio en su tarea de eliminar el agua. Tiene un gran poder antibiótico y permite que la vejiga se mantenga en buenas condiciones. Es a su vez excelente para los diabéticos.

Zanahoria

Este vegetal aporta a nuestro organismo una gran cantidad de antioxidantes, minerales y vitaminas, siendo uno de los diuréticos naturales más recomendados. A su vez,desintoxica el cuerpo, acelera el metabolismo y sirve para retrasar problemas en la vista relacionados a la falta de lubricación.

Berenjena

Tiene un alto contenido de agua y en flavonoides, por ello es que permite no sólo eliminar líquidos retenidos en el cuerpo sino también mejorar la circulación. Se aconseja beber su agua luego de hervirla o también consumirla cruda y rallada para bajar de peso.

Alcaucil

Mejora la función renal, debido a su aporte de ácido cafeico y flavonoides, así como también minerales y vitaminas que tienen efecto diurético. Por su parte, la cinarina mejora el flujo de la bilis, ayudando a eliminar la retención de líquidos.

Apio

Más específicamente las semillas de este vegetal, porque aumentar la excreción del ácido úrico y a su vez aumentan la tasa de producción de orina, por lo que ayudan a desintoxicar el cuerpo. Es preciso tener en cuenta que el apio contiene mucho sodio, pero éste se contrarresta con sus niveles de potasio, que también son elevados pero no perjudiciales.

Uva

Concentran mucha agua y potasio, siendo un potente diurético natural. Además sus niveles de sodio son bastante bajos, siendo una fruta ideal para poder eliminar la cantidad de toxinas que tenemos en el cuerpo a través de la orina.

Espárrago

Tiene asparagina, que lo convierte en un alimento bajas calorías y a la vez, este aminoácido tiene un gran poder diurético, pero también permite tratar dolores ocasionados al reuma, la retención de líquidos (por el síndrome pre menstrual) y la artritis. Por su parte, gracias a su contenido de fibra se limpia eficazmente el tracto intestinal.

Lechuga

Actúa como un potenciador del sabor de ensaladas y a su vez, por su alto contenido en agua ayuda en el proceso de micción. Tienen hierro y magnesio, dos minerales que ayudan a vaciar las células grasas.

Té verde

Es usado en muchas dietas para bajar de pesoporque permite eliminar la grasa mediante la orina. Se aconseja consumir como máximo cuatro tazas por día, por su gran nivel de cafeína.

Avena

Es un alimento ideal para desayunar por sus propiedades energéticas y a su vez contiene un compuesto, el sílice, que realza la función de diurético natural.

Perejil

Sus propiedades diuréticas son bastante suaves, pero sirve al lavado de toxinas de los riñones. Es mejor consumirlo crudo y bien cortado.

Remolacha

Mejora las funciones de los riñones y el hígado. También aporta hierro, que sirve para limpiar los depósitos de grasa.

Pero cuidado Sin embargo, el abuso de diuréticos puede provocar deshidratación, hipotensión, alcalosis hipocalémica, entre otras alteraciones potencialmente severas.


Publicidad