Descubre en qué consiste la dieta del pH

0
25

Descubre en qué consiste la dieta del pH

Publicidad

Seguro que has oído hablar de la necesidad de alcalinizar nuestro cuerpo para conseguir regular el pH y mejorar nuestra salud. Una dieta que supone incrementar la cantidad de productos o alimentos alcalinos, reducir los ácidos, además de todos aquellos alimentos procesados, azúcares, cafeína y proteínas animales. Se trata de eliminar todas las toxinas ácidas y que tomen el protagonismo los alimentos naturales ricos en minerales alcalinos como el potasio, el calcio, el sodio y el magnesio. Si quieres aprender qué tipo de dietas pueden beneficiarte y cómo, en este artículo que ayudamos a descubrir en qué consiste la dieta del pH. ¡Aprende a cuidarte!

Características básicas de la dieta del pH

Según señalan los especialistas, el grado de acidez es una propiedad química de la sangre y de otros líquidos orgánicos. El nivel de acidez se expresa en la escala pH, partiendo de los valores neutros, esto es, 7,0, a los valores alcalinos, por encima de 7,0, y los valores ácidos, por debajo de ese valor. La sangre suele ser ligeramente alcalina, especialmente cuando efectúa funciones tan básicas como llevar nutrientes y oxígeno y retirar todos los elementos tóxicos y ácidos de nuestro metabolismo. Así, la sangre, y en condiciones normales, suele variar entre un 7,35 y un 7,45 de pH, proporcionándonos más defensas y una mayor resistencia a las enfermedades al no poder resistir las bacterias y virus que las provocan en un ambiente alcalino.

Una dieta alcalina o del pH consiste entonces en tomar aquellos alimentos y seguir aquellas rutinas diarias que ayuden a alcalinizar nuestro organismo. Entre los alimentos y rutinas que debes añadir a tu dieta diaria para alcalinizar tu cuerpo se destacan:

1. Hidrátate bien

Beber agua en una cantidad adecuada para alcalinizar los alimentos que ingerimos y pasan al sistema digestivo, así como para que nuestro cerebro pueda efectuar sus funciones de forma correcta.

2. Debes incluir alimentos alcalinos en tu dieta

Entre los alimentos alcalinos más destacados se encuentran las frutas, verduras, las especias, los cereales integrales y los probióticos como los que se encuentran en los yogures y la miel. Puedes incluir en tu dieta diaria alimentos como las patatas, los frutos secos, los aguacates, la leche de almendras, el agua mineral o frutas no demasiado maduras.

3. Evita los alimentos ácidos

Procura recudir o evitar la ingesta de alimentos ácidos como el queso curado, el alcohol, los cereales refinados, las carnes y vísceras, el azúcar, el vinagre, el marisco, el tomate, los huevos, el café, el té o el cacao, los zumos de frutas, entre otros.

4. La dieta del pH también te ayudará a perder peso

Si deseas perder peso, la dieta del pH también favorecerá que pierdas peso al tiempo que mejora tu salud. La eliminación de toxinas contribuirá a prevenir los problemas de sobrepeso.

ChameleonsEye || Shutterstock

5. Practica ejercicio

Además de añadir alimentos alcalinos a tu dieta, si quieres seguir esta dieta del pH también deberás añadir ejercicio a tu dieta diaria. Así, es aconsejable practicar deporte o una tabla de ejercicios adecuada a tu edad, así como a tu capacidad y constitución física. Los especialistas aconsejan realizar ejercicio aeróbico ya que favorece la oxigenación de nuestro organismo.

6. Vigila los efectos de una alimentación ácida

Existen una serie de indicios que te alertan sobre el exceso de ácidos en tu alimentación. Así, la aparición de caries e inflación de las encías es una de las consecuencias más claras de que nuestra alimentación adolece de esa ingesta excesiva de ácidos. Otra de las afecciones derivadas de la acidez o el ardor de estómago es el padecimiento de gastritis y úlceras estomacales.

7. No tomes antiácidos en exceso

Aunque en un principio te ayuden a combatir la acidez, su uso continuado provoca una desestabilización del equilibrio entre ácidos y básicos.

8. Ayuda al equilibrio del pH tomando agua con limón en ayunas

Este es uno de las principales pasos a seguir si comenzamos este tipo de dieta del pH. Tomando un vaso de agua con unas gotas de limón en ayunas ayudaremos al equilibrio de ácidos y básicos y contribuiremos a alcalinizar nuestro organismo.

Publicidad