Té verde con limón para limpiar hígado y riñones

0
347

Té verde con limón para limpiar hígado y riñones

Publicidad

El agua de limón por la mañana ya todos sabemos que es extraordinaria. Mientras dormimos, perdemos un porcentaje del agua de nuestro cuerpo a través del proceso de exhalación y sudoración. Cuando nos despertamos una de las cosas más importantes que podemos hacer por nuestros cuerpos es hidratarlo definitivamente. Esta receta de té verde con limón está diseñada para limpiar hígado y riñones así como intestinos. Si lo tomas por las mañanas, empezarás a sentirte fabuloso inmediatamente, repleto de energía y te dará una piel brillante.

Beneficios de agua de limón y té verde por la mañana

Nada se siente tan mejor como entrar en la rutina de la hidratación con agua de limón caliente a primera hora de la mañana. Pero, esta agua, en conjunto con el té verde, lleva este elixir a otro nivel. El té verde está lleno de antioxidantes y el limón ayuda a mantener el hígado, riñones e intestinos en óptimas condiciones. Además, los dos hacen un sabor final realmente delicioso.

Esta receta no es endulzada (después de todo, está destinada a ser de limpieza). Sin embargo, si tú la prefieres algo dulce, agrega unas gotitas de miel cruda. Agregar una pizca de pimienta de cayena también ayudaría a acelerar tu metabolismo y darte un poco de impulso.

Té verde con limón para limpiar hígado y riñones

Este té verde desintoxicante con agua de limón es excelente para limpiar hígado y riñones, es un excelente digestivo y si lo tomas por las mañanas, sus beneficios para tu cuerpo no se harán esperar. Sin productos lácteos, sin gluten, sin azúcar, totalmente vegano.
Rendimiento: 1 porción
Ingredientes:

2 bolsas ecológicas de té verde

1 limón

1 tarro de vidrio de 1 litro

agua recién hervida

Instrucciones:

Coloca las bolsitas de té en un frasco. Corta el limón y agrega al tarro.

Dejar reposar el agua hervida durante 5 minutos para que se enfríe ligeramente. Vierte el agua caliente en el frasco de vidrio. Dejar reposar durante 10 minutos.

Bebe y disfruta, o vierte sobre el hielo para disfrutarlo refrigerado.

Comparte esto:

Publicidad