Cómo hacer la prueba del aceite para saber si estás embarazada

0
405

Publicidad

Está totalmente demostrado que la mejor forma de sabe si una mujer se ha quedado embarazada es a través de los test de embarazo que puedes adquirir en cualquier farmacia. Pero también existen otros remedios caseros que pueden decirte si eres una futura madre. Sin embargo, estas pruebas caseras no son tan fiables como los test de farmacia que cuentan con una fiabilidad de casi un 99%.

Uno de estos remedios populares se llama “prueba del aceite”, la cual era utilizada por las mujeres de otras épocas para averiguar si iban a tener un niño. Si te preguntas “¿cómo hacer la prueba del aceite para saber si estás embarazada?“, en este artículo de alimentaycura.com te explicamos cómo elaborarla de forma correcta.

Qué es la prueba del aceite para saber si estás embarazada

La prueba del aceite es uno de los test de embarazocaseros más antiguos que existen y se solía hacer en otras épocas, cuando todavía no existían los test de embarazo actuales. Aún así, todavía hay mujeres que confían en este remedio, afirmando algunas de ellas que la fiabilidad de este es de un 70-80%. Sin embargo, estas cifras no se han contrastado científicamente por lo que su eficacia puede ponerse en duda.

Este remedio consiste principalmente en mezclar en un tarro, la orina de una mujer con unas gotas de aceite y, si estas se llegan a juntar pasado un tiempo significa, teóricamente, que estás embarazada.

Cómo hacer la prueba del aceite para saber si estoy embarazada

Ahora que ya sabes en qué consiste básicamente esta prueba casera para averiguar si vas a ser madre o no, en este apartado te explicamos cómo hacer la prueba del aceite para saber si hay embarazo paso a paso de forma correcta:

En primer lugar, debes buscar un vaso o recipiente de cristal que esté completamente limpio y que sea transparente, y orinar dentro de él. Para que este test sea más fiable, deberás utilizar la primera orina del día, ya que suele ser la que más concentración de hormonas contiene.

Una vez tengas el vaso con la orina, deberás dejar que se enfríe durante 30 minutos aproximadamente. Tapa el frasco con papel film o de aluminio para que no caiga nada dentro de él mientras se enfría.

Cuando la orina se haya quedado fría, introduce dentro del vaso donde se encuentra, unas cuantas gotas de aceite. Es importante que cada gota se encuentre en cada extremo del vaso de cristal, ya que si las introduces muy juntas, el test no será válido.

Una vez estén las gotas de aceite mezcladas con la orina, tendrás que esperar 3 minutos.

Si pasado ese tiempo, compruebas que se han juntado las gotas de aceite en el vaso de orina, eso significa que estás embarazada.

Si por el contrario, las gotas de aceite siguen en polos opuestos de la taza, significa que no vas a tener un bebé.

Aún así, insistimos en qué este tipo de test caseros no son completamente fiables, por lo que es recomendable que acudas al médico para que te realice un análisis de sangre, o compres un test de orina si sospechas que has podido quedarte embarazada.

Otros remedios caseros para detectar un embarazo

Además de la prueba del aceite, también existen otros remedios populares que se han utilizado para averiguar si una mujer está esperando un futuro bebé. En este apartado, te presentamos las pruebas caseras de embarazo más conocidas:

Test de embarazo con un péndulo: en este examen se mete un hilo dentro de una aguja y se atan los extremos de este. Luego debes tumbarte y mientras otra persona pone la aguja cerca de tu vientre como si fuera un péndulo. Si esta se queda quieta es que no estas embarazada. Si se mueve, en teoría, estas esperando un niño.

Remedio casero con pasta de dientes: para este test debes utilizar pasta de dientes de color blanco y mezclarla con orina en un frasco. Una vez pasen unos 5 minutos deberías poder comprobar tus resultados. Si la pasta se ha vuelto de color azul es que estás embarazada.

Prueba solo con orina en casa: en este caso, solo tendrás que echar tu orina en un vaso de cristal transparente y dejar que se enfríe durante una hora. Una vez pasado ese tiempo, debes comprobar si en la orina han aparecido una especie de viscosidades blancas muy diminutas. Si es este tu caso, es probable que hayas quedado encinta.

Publicidad