7 alimentos que mejoran la circulación sanguínea

0
91

7 alimentos que mejoran la circulación sanguínea

Publicidad

La alimentación es clave para mantener una buena salud, siendo especialmente interesante en lo que respecta a la salud cardiovascular. Es por ello importante diseñar una dieta que favorezca y proteja nuestro organismo de enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares, siendo importante que nuestros bazo e hígado funcionen bien y depuren las toxinas que se acumulan en el organismo. Evitar la mala circulación sanguínea y fortalecer el sistema linfático y el inmunitario son básicos para un buen estado de salud general.

Si deseas evitar este tipo de problemas, en este artículo te ofrecemos una selección de los 7 alimentos que mejoran la circulación sanguínea,además de recomendarte llevar siempre una vida activa, procurar tener las piernas elevadas al descansar, combatir el estreñimiento y recurrir a la hidroterapia para activar la circulación sanguínea. ¡Aprende a cuidarte!

Añade estos alimentos a tu dieta para mejorar tu circulación

Piensa un momento en tu corazón y hazte la vida más sencilla comiendo mejor y haciendo algo de ejercicio. Ten en cuenta que una vida sedentaria y una alimentación inadecuada solo contribuye a engrosar las arterias, hacerlas más rígidas y favorecer la formación de coágulos que bloquean el flujo de la sangre. Entre los alimentos que debes introducir en tu dieta para mejorar tu salud cardiovascular se destacan:

1. Jengibre

Este es un alimento que proporciona numerosos beneficios para la salud, siendo ideal también para dar un sabor muy especial a postres como bizcochos y galletas. Entre sus beneficios se destaca ser ideal para ayudar a perder peso si se toma en ayunas, además de mejorar la circulación al favorecer la dilatación de los vasos sanguíneos y ayudar a combatir el llamado colesterol malo. También es ideal para evitar los mareos producidos por el vértigo. Se puede consumir en seco mezclado con yogures o en ensaladas, además de en infusiones.

2. Manzanas

Las manzanas son uno de los alimentos más sanos y beneficiosos. Una fruta considerada como un auténtico pequeño milagro de la naturaleza al presentar un alto contenido de fibra, reducir los niveles de colesterol y proteger nuestra salud cardiovascular gracias a tener polifenoles y pectinas. Además, la manzana es una perfecta aliada para nuestra salud bucal, estomacal, así como para una dieta de control de peso.

3. Arándanos y frutos rojos

Su atractivo colorido y su delicioso sabor los convierten en unas de las frutas que no pueden faltar en tu dieta diaria. Su consumo ayuda a reducir el riesgo de padecer un ataque al corazón, además de dilatar las arterias y contribuir a mejorar nuestra circulación sanguínea. ¡Pruébalas en zumos y batidos!

4. Ajo

HandmadePictures || Shutterstock

El ajo es un ingrediente indispensable en la cocina mediterránea, ideal para evitar las acumulación de placas y favorecer la eliminación de toxinas de nuestra sangre. También es conocida su capacidad como anticoagulante natural de la sangre y su acción estimulante en la circulación sanguínea. Se recomienda tomar un diente de ajo crudo al día.

5. Nueces

Las nueces son un fruto seco de lo más recomendado para quienes desean mejorar su estado de salud general y el funcionamiento del corazón en particular. Tienen como principal atractivo su riqueza en ácidos grasos esencialesomega-3, además de aportarnos vitamina B3. Todo un conjunto de ingredientes que tienen un efecto vasodilatador y favorecen la circulación sanguínea.

6. La cúrcuma

SOMMAI || Shutterstock

Según los especialistas, la cúrcuma es un alimento con efectos antiinflamatorios y antioxidantes. Favorece la circulación sanguínea y ayuda a combatir los efectos de los radicales libres y las toxinas que se acumulan en nuestro organismo. Se puede consumir en infusiones, cremas y salsas.

7. Los cítricos, especialmente el limón

El limón es rico en vitamina C, siendo ideal para la formación de elastina y colágeno, dos proteínas que favorecen el buen estado de la pared capilar. Se recomienda tomar un zumo de limón diluido en un vaso de agua tibia todas las mañanas. Su efecto se potencia si se le añade cúrcuma o jengibre.

Publicidad