Avozilla: la variedad de aguacate que supera 5 veces su tamaño normal

0
65
Ad

Avozilla: la variedad de aguacate que supera 5 veces su tamaño normal

Publicidad

Cuando a esta familia australiana le recomendaron que pensaran a lo grande a la hora de montar su negocio de aguacates, nadie pensó que se lo tomarían de manera tan literal. Y es que, puestos a hacer crecer una variedad que todo el mundo ofrece, The Groves decidieron comenzar a cultivar una que rompería con las expectativas de los consumidores: los Avozillas. La palabra quiere simbolizar la bestialidad del fruto en sí (formada por las palabaras “avocado” -aguacate en inglés- y “Godzilla” -el monstruo japonés-), y no es para menos. Si un aguacate normal puede tener un peso medio de unos 250-300 gramos, este puede multiplicar su peso por 5 llegando hasta los 1200 gramos, y en algunos casos excepcionales hasta los 1800 gramos.

Esta variedad crece en unos terrenos de Queensland (Australia) y nace de unos 400 árboles que cuida David Groves junto con el resto de su familia. En una entrevista concedida al medio local ABC, el joven apunta que ha sido toda una locura que ha impactado de lleno en el mercado local: “Todo el mundo está maravillado por ver estos aguacates gigantes. Cuando ves uno es algo que no puedes olvidar”. En cuanto al sabor, aseguran que es el mismo que podría tener un aguacate más pequeño: “Habitualmente, las frutas más grandes pueden no tener el mismo sabor que las más pequeñas, pero en este caso, realmente lo tienen. Son unas frutas muy sabrosas”.

El proceso para llegar hasta poder vender este producto en el mercado no ha sido tarea fácil. El fruto de este tamaño es habitual en Sudáfrica y esta variedad es conocida como “Post Office”. Cuando la llevaron a su país tuvieron que pasar diferentes controles y firmar un acuerdo para poder plantar este fruto en Australia. Ahora se venden por una media de unos 7’50 euros por pieza.  

Aquí tenéis unos ejemplos de la locura en la que se ha convertido en mercados locales y cómo todo el mundo quiere su foto con su “Avozilla”.

 

 

 

 

Publicidad