5 Errores que cometemos antes de desayunar y que nos impiden perder peso

0
231
Ad

Publicidad

Todos hemos querido adelgazar en algún momento de nuestra vida, pero parece que los kilos se agarran con fuerza a nosotros sin ninguna intención de irse. Reduces el tamaño de las porciones, evitas la comida rápida, te privas de muchos alimentos y, aún así, los kilos sigue ahí.

El mayor fallo en una dieta es empezar el día con el pie izquierdo cometiendo errores desde primera hora.Aunque no lo creas, las decisiones que tomes a primera hora de la mañana afectará al resto del día, así que establece buenos hábitos en tu rutina mañanera.

Estos son los cinco errores que cometes y que están impidiendo que pierdas peso.

1- Vestirte a oscuras.

peso.jpg”>

Cuando te despiertes, abre las persianas. Si no lo haces, puedes estar perdiendo muchos beneficios del sol. Un estudio sugiere que las personas que reciben sol por la mañana temprano tienen un índice de masa corporal más bajo que los que no lo reciben, sin importar lo que comían.

Solo son necesarios 20 minutos de luz solar, incluso cuando está nublado. El sol ayuda a que tu cuerpo se sincronice con tu reloj interno, activando el metabolismo.

2- Evitar la báscula.

peso-1.jpg”>

La gente que se pesa todos los días tiene más éxito a la hora de perder peso. El mejor momento para pesarte es a primera hora de la mañana, que es cuando tu peso está más bajo y además será más exacto.

3- Dormir demasiado

Tan malo es dormir poco como dormir demasiado. Si duermes poco, los niveles de cortisol te harán aumentar de peso y si duermes más de 10 horas, aumentará tu indice de masa corporal. Lo idóneo será que te mantengas entre las 7 y las 9 horas de sueño.

4- No hacer la cama.

La gente que hace la cama suele dormir mejor que los que no la hacen. Como duermen mejor, tienen un índice de masa corporal más bajo. Hacer la cama por la mañana también se asocia con preparar un almuerzo saludable y con una mayor fuerza de voluntad.

5- Desayunar poco o evitarlo.

La gente que consume una dieta baja en calorías con un desayuno equilibrado de 600 calorías con proteínas magras, carbohidratos y algo dulce aseguraron tener menos hambre y menos ansias que los que comieron un desayuno bajo en carbohidratos de 300 calorías. Satisfacer tus antojos al principio de la mañana puede ayudarte a evitar esa sensación de ansiedad al final del día

Publicidad