Alimentos probióticos

0
169

Publicidad

Los probióticos son bacterias beneficiosas que cuidan nuestra flora intestinal, muy importante para mantener el sistema inmune alto y protegernos de las enfermedades. Descubramos algunos alimentos que nos ayudarán.

Kéfir de leche

alimentos-probioticos.jpg”>

El kéfir puede ser de leche de vaca o de cabra. Se absorbe muy bien y nos proporcionará gran cantidad de probióticos. Si podemos acceder al ecológico mucho mejor. Los únicos inconvenientes son para las personas intolerantes a la lactosa o los veganos, que tendrán que optar por otro alimento.

Aceitunas, pepinillos, col fermentada (chucrut) y demás encurtidos

El tratamiento que se les da a estos alimentos, provoca la aparición de bacterias y levaduras que acentúan sus beneficios nutricionales y mejoran nuestra microbiota intestinal.

alimentos-probioticos-1.jpg”>

Es importante que estén preparados de forma tradicional, como se elaboraban antiguamente, ya que los procesos industriales les hacen perder prácticamente todos los microorganismos.

La col fermentada beneficia a las personas que sufren algún tipo de alergia y además de ser rica en probióticos, también contiene distintas vitaminas.

El encurtido se realiza con agua y sal, en un preparado conocido como salmuera. Hay que aclarar, que los alimentos encurtidos solo con vinagre, no contienen probióticos ni ejercen su efecto benéfico. La mayoría de los productos que se venden en supermercados no suelen tener gran cantidad de propiedades, ya que generalmente no se les ha dejado fermentar el tiempo necesario en salmuera.

Miso

El miso es una comida japonesa, elaborada con semillas de habas o soja, y con sal marina. También se le puede añadir cebada, arroz o trigo. Su proceso le lleva a terminar en una pasta fermentada, con gran valor nutricional y que alcaliniza el organismo, rica en probióticos y enzimas digestivas. También se puede consumir en forma de sopa.

alimentos-probioticos-2.jpg”>

El miso se utiliza mucho en la cocina macrobiótica y dependiendo de su sabor, más intenso o más suave, podemos encontrar el miso negro, el rojo y el blanco.

Yogur

Es muy importante que el yogur sea no pasteurizado, natural y sin azúcar. Si está elaborado con leche de oveja o cabra, mucho mejor que si es de vaca. La leche de cabra es más rica en probióticos, especialmente los bifudus, lactobacillus acidophilus, bulgaricus thermofillus.

Kéfir de agua

Muy poco conocido todavía, es rico en probióticos y se asimila con mucha facilidad. Tiene la ventaja de que lo puede tomar cualquier persona aunque tenga intolerancias alimentarias o sea vegana.

Té de kombucha

Es una bebida fermentada, que contiene abundantes probióticos. En Europa Oriental se consume desde hace cientos de años. Además de mejorar la flora intestinal, facilita las digestiones y reduce las agujetas después de hacer ejercicio.

Chocolate negro

Diversas investigaciones realizadas en los últimos años, aseguran que los polifenoles que contiene el chocolate negro benefician la flora intestinal. Distintas bacterias como los Lactobacilos y las Bifidobacterias aumentan al consumir cacao, mejorando la microbiota intestinal y por lo tanto, nuestra salud.

Microalgas

Las algas, como la chlorella y la espirulina, tienen efecto prebiótico, lo que provoca que aumenten las bacterias beneficiosas en nuestro intestino. Su efecto es similar al del chocolate negro, que sin contener probióticos, hace que mejore nuestra flora intestinal.

Publicidad