Increíbles remedios naturales para decirle adiós a los dolores de cabeza

0
148

Publicidad

Dentro de lo que se conoce como  dolores de cabeza  entrarían en realidad varios tipos de dolencias, desde la típica cefalea tensional, hasta la incapacitante migraña.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el dolor de cabeza o las cefaleas son el trastorno más común del sistema nervioso, un problema que a día de hoy se conoce mal y que no siempre recibe el tratamiento adecuado.

El tipo más común de dolor de cabeza es el tensional. Estos ocurren por la fuerza que se hace en los músculos de los hombros, del cuello, del cuero cabelludo y de la mandíbula. Suele relacionarse con el estrés, la depresión o la ansiedad.

Podría tener una tendencia a tener este tipo de dolor de cabeza si:

Trabajas demasiado.

No duermes lo suficiente.

Te saltas comidas.

Consumes bebidas alcohólicas.

No todos los dolores de cabeza necesitan atención médica. No obstante, a veces este puede indicar un trastorno más grave. Informa a tu médico de confianza si son muy repentinos y severos.

Asimismo, debes conseguir ayuda médica de inmediato si:

Tienes dolor de cabeza después de un golpe

Se presenta con rigidez en el cuello, fiebre, confusión, pérdida de la conciencia o dolor en los ojos o los oídos.

Los dolores de cabeza son causados por diversos motivos. Antes de tomar algún remedio natural o acudir a las pastillas, infórmate de la causa de la dolencia y si es muy regular lo ideal es acudir al médico.

A continuación te presentaremos algunos remedios naturales económicos y efectivos que puedes hacer en casa.

Jengibre

El rizoma del jengibre tiene como propiedad el inhibir la síntesis de las prostaglandinas, las sustancias responsables de la aparición del dolor. Se puede tomar cada día hasta 10 g de jengibre en infusión.

Puede sustituir a un analgésico y no te ocasionará ningún efecto secundario. Vale la pena probar a ver cómo funciona.

Ingredientes

1 cucharada de jengibre (10 g)

½ taza de agua (125 ml)

Preparación

En una olla pon el agua durante 3 minutos.

Cuando el agua esté tibia, agrega el jengibre y deja en remojo durante 2 minutos más.

Toma tibio para un mayor efecto.

Aceites esenciales

La aromaterapia es otra forma interesante de aliviar el dolor de cabeza que merece la pena probar. Los aceites esenciales proporcionan alivio, ayudan a la circulación y reducen el estrés.

También tienen un montón de otros beneficios para la salud y estimulan tu sistema inmunitario en lugar de causar estragos en tus órganos vitales.

Ingredientes

1 cucharadita del aceite esencial que se prefiera (5 ml).

1 taza de agua (250 ml)

2 paños para humedecer

Preparación

En una olla, vierte el agua y el aceite escencial.

Pon a fuego lento durante tres minutos.

Deja que la mezcla se enfríe y humedece los paños con ella.

Ponlos en la frente y el cuello y deja actuar de 20 minutos a media hora.

Infusión de matricaria

Encontrarás flores secas de matricaria en las tiendas naturales. Esta planta es muy conocida para tratar migrañas y dolores de cabeza.

Gracias a sus aceites esenciales, a base de alfapineno, borneol, lactonas, fitosteroles y taninos, actúa como un gran antiinflamatorio con una acción muy parecida a la de un analgésico. Es un buen sedante y podemos tomarla entre 1 y 2 veces al día.

Nota: Si estás embarazada o tomas alguna medicación anticoagulante, no es recomendable que utilices esta infusión.

Ingredientes

1 cucharadita de matricaria (5 g)

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

En una olla pon a calentar el agua y agrega la cucharadita de matricaria.

Cuando haya hervido, retira y deja reposar.

Se recomienda tomar cuando aún esté tibia para mejores efectos.

Infusión de manzanilla

Ya sabemos que la manzanilla es una de las plantas medicinales más usadas por sus múltiples propiedades. Una de sus aplicaciones terapéuticas es para eliminar el dolor de cabeza.

Ingredientes

1 ½ cucharada de manzanilla (20 g)

El jugo de 1 limón

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Vierte el agua y la manzanilla en una olla.

Calienta a fuego lento durante 5 minutos.

Retira y deja reposar.

Añade el limón en el momento en que vayas a servirlo.

Tómalo preferiblemente tibio.

Si tienes dolores constantes lo siguiente te será muy útil

Consume más vitamina B2

Cuando hablamos de vitamina B2 nos referimos a la riboflavina, la cual se encuentra en la mayoría de vegetales de hoja verde, en los huevos, las nueces, y  harinas enriquecidas.

Hay muchas personas que tienen deficiencia en magnesio y presentan además un nivel bajo en este tipo de vitamina. Esto les ocasiona dolores musculares, calambres, problemas oculares, acné y, por supuesto, dolor de cabeza.

Si ves que sientes cansancio continuo, que se te rompen las uñas con facilidad, que tu cabello es muy quebradizo, que sufres muchas infecciones y que el dolor de cabeza es algo constante en tu vida, intenta mejorar tu alimentación.

Controla los detonantes

Como siempre ocurre en la mayoría de dolencias, un modo estupendo de afrontar tanto las cefaleas tensionales como las migrañas es controlando los detonantes. Así pues, ten en cuenta esta serie de dimensiones:

Evita los lácteos, el vino, los quesos curados y la comida muy sazonada.

Controla tus focos de estrés.

Ten en cuenta que los cambios hormonales actúan siempre como detonantes. Así pues, debes estar preparada durante el síndrome premenstrual.

Por ejemplo, intenta llevar una vida relajada, bebe más líquidos, no hagas esfuerzos y evita las comidas antes señaladas.

Los olores fuertes, las luces, el humo y el calor o las diferencias bruscas de temperatura actúan también como disparadores del dolor de cabeza.

Te invitamos a que compruebes tú mismo la efectividad de dichos remedios y que sigas los consejos antes dichos. Así podrás llevar una vida más saludable y alejada de tal molestia.

Publicidad