Remedio casero para las anginas de miel y limón

0
113

Publicidad

Recurrir a un remedio casero para las anginas se vuelve imprescindible durante los meses más fríos del año, una época en la que los resfriados y las gripes se instalan en nuestro organismo para provocar, en muchas ocasiones, la aparición de esta gran molestia.

Una dolencia que, aunque debe tratarse con antibióticos en la gran mayoría de los casos, puede ser aliviada utilizando los remedios caseros para las anginas.

Unos trucos naturales muy fáciles de preparar que, muchas veces, pueden elaborarse empleando miel y limón, los dos ingredientes principales de este truco de salud casero destinado a aliviar los síntomas propios de las anginas.

Ingredientes

Un limón

Una cucharada de miel de flores

Un vaso de agua mineral

Pasos a seguir

Corta el limón por la mitad y exprime una de sus partes para transformarla en zumo.

Calienta un vaso de agua mineral y, antes de que hierva, retírala del fuego.

Añádele el jugo de limón y la miel y remueve muy bien todos los ingredientes para que se mezclen bien.

Bébete el líquido resultante mientras aún esté caliente a pequeños sorbos.

Si lo ingieres utilizando una pajita, será más sencillo que el compuesto llegue hasta la garganta y alivie el dolor provocado por la infección.

Las ventajas de los remedios caseros para las anginas como este son que, mientas que la miel calma la irritación y la inflamación de la zona, el limón la limpia en profundidad y la desinfecta.

Pon en práctica este truco de salud natural dos o tres veces al día hasta que las anginas hayan desaparecido.

No olvides, no obstante, que es fundamental que acudas al médico lo antes posible cuando esta dolencia aparezca en tu vida para tratarla con los medicamentos adecuados.

Los beneficios de este remedio casero para las anginas son los siguientes:

En su elaboración tan solo encontramos miel y limón, dos ingredientes que proceden de la naturaleza y que no contienen agentes químicos.

Su preparación es práctica y sencilla y lo podrás tener listo en solo unos pocos minutos.

Se ocupa de reducir la irritación, de aliviar los dolores propios de las anginas y de mantener la garganta limpia.

Publicidad