Impresionante El Cardo Mariano para Regenerar el Hígado

0
321

Publicidad

El Cardo Mariano tiene como nombre científico Silybum Marianum tiene como origen esta planta de la región mediterránea y miembro de la familia de asteraceae, es una planta gustosa en la fisioterapia moderna, esta planta tiene un parecido con la alcachofa, pero la única diferencia que le es, es que tiene propiedades bastantes más intensas.

El Cardo Mariano es una planta medicinal que tiene como alternativa de utilizarlo como tratamiento para acabar con enfermedades de daño hepático, del hígado, hepatitis, elimina toxinas, insuficiencias biliares, el colesterol y cirrosis.

Por su composición del Cardo Mariano:

FlavonoidesSilibina, Silimarina

Debes saber que el cardo mariano es una  planta  medicinal muy eficaz, tiene un efecto restaurador de todo el organismo por el conjunto de sus componentes, hay componentes más activos que es el más intenso y el resto le da equilibrio.

Beneficios del Cardo Mariano:

Contiene silimarina que ayuda a proteger el hígado.

Ayuda a las Hemorragias digestivas, hemorragias nasales.

Alivia la gripe.

Ayuda a la cistitis.

Contundente alivio de jaquecas y alergias.

Reduce las hemorroides.

Protege el sistema nervioso.

Combate los mareros.

Reduce el colesterol Alto.

Ayuda a prevenir y controlar la diabetes.

Mejora la salud de la piel.

Es antienvejecimiento.

Ayuda a prevenir los cálculos renales y biliares, los dos tipos.

El cardo mariano es antioxidante claro está que es muy superior a la vitamina E por ejemplo es uno de los antioxidantes más utilizados hoy en día,  no se le ha encontrar una dosis letal así que no hay ningún problema para tomarlo.

Infusión de Cardo Mariano para Regenerar el Hígado

1 cucharada de semilla de cardo mariano.

Una taza de agua.

Preparación:

Triturar las semillas de cardo mariano.

En una olla poner hervir agua, y añade las semillas juntas con las hojas.

Dejar que hierva unos 10 minutos y después retirar del fuego.

Filtrar  la infusión, servir y dejar enfriar.

Tomar 3  taza  al día durante una semana hasta que las dolencias desaparezcan.

Publicidad