Causas y tratamiento del sarpullido en la cara – te lo explicamos todo

0
389

Publicidad

Hay varias causas que pueden provocar un sarpullido en la cara, desde condiciones de la piel como la dermatitis hasta una alergia o un brote de acné. Vamos a ver cada una de ellas:

Dermatitis

Normalmente se la conoce como dermatitis atópica y causa inflamación en la piel. La dermatitis es en sí la irritación de la dermis o su inflamación y puede darse por varias causas, como una reacción alérgica. Cuando se trata de la zona del cuello y la cara suele ser una dermatitis de contacto, es decir, hay algún agente que al haber estado en contacto con la piel ha provocado el sarpullido. Suelen ser productos como jabones, detergentes o perfumes, aunque a veces también lo producen algunas joyas. Las personas que padecen dermatitis suelen tener la piel muy sensible y necesitan usar productos hipoalergénicos o incluso cremas medicinales para su tratamiento.

Psoriasis

La psoriasis es una condición de la piel debida, en este caso, a una afección del sistema inmune. Produce un sarpullido en la cara, sobre todo en la zona de las sienes, que puede conllevar resequedad y caída de la piel seca. En este caso, el sistema inmunitario estimula la producción de las células de la piel y por eso se produce el sarpullido. Hay que tener cuidado cuando deja herida, ya que estas podrían infectarse. La psoriaris se puede tratar con cremas o jabones específicos.

Seborrea

En la dermatitis seborreica aumenta la secreción de las glándulas sebáceas de la piel. La seborrea es parecida a la psoriasis pero produce también escamas. Además, las descamaciones suelen ser de color amarillento en lugar de blancas.

Irritación

Otra de las razones por las que puede aparecer sarpullido en la cara es la irritación. En los hombres es muy común tras el afeitado. Se debe a que los pelos cortados son empujados al interior del folículo, causando la irritación. Por ello, es recomendable aplicar una buena crema hidratante tras el afeitado y hacerlo con la cara húmeda y acompañado de algún gel específico que ablande los pelos y abra los poros. O justo después del baño, donde el agua caliente ha actuado abriendo los poros. La maquinilla o cuchilla deben ser aptas y estar bien afiladas y el corte debe hacerse en la dirección del crecimiento del vello y no al contrario, como se piensa.

Alergia

La alergia es la principal causa de aparición de sarpullido en la cara. Suele aparecer por contacto de la piel con el producto que causa la reacción, aunque también pueden aparecer debido a algunos alimentos. Para evitarlo, se debe eliminar de la dieta aquellos alimentos o bebidas a los que se sea sensible, o bien evitar aquellos productos (jabones, cremas..) o utensilios y materiales que provocan la reacción. No obstante, una vez ha aparecido, se puede tratar con antihistamínicos. Dependiendo de la reacción, estos serán tomados por vía oral o incluso inyectados. En ocasiones, requieren de varias inyecciones a lo largo del año.

Acné

Hay muchos tipos de acné. Suelen afectar principalmente a adolescentes, pero también puede aparecer en adultos. Aunque se piense que solo afecta a personas con piel grasa, lo cierto es que esta afección puede aparecer en cualquier tipo de piel, si bien es cierto que en estas es más común. Algunos tipos de acné pueden producir sarpullidos. Si padeces acné, quizás pueda interesarte este artículo sobre Cómo tratar el acné de la piel.

Erupción por calor

Cuando una persona sufre demasiado calor y suda, las glándulas sudoríparas se taponan si el sudor es excesivo, provocando posibles erupciones o sarpullidos. También influyen los ácidos del sudor en contacto con la piel.

Lupus eritematoso

Se trata de una enfermedad autoinmune que afecta a muchos órganos del cuerpo. En el caso de la cara, suele aparecer un sarpullido de color rojizo, como una especie de mancha, muy característico por su forma como de mariposa. Es una enfermedad que puede tratarse pero tiene que hacerse desde dentro, ya que afecta al sistema inmunitario. No obstante, se recomienda evitar la exposición al sol cuando se padece.

Infecciones

No obstante, el sarpullido no solo aparece debido a los motivos anteriormente mencionados, sino que también puede ser debido a infecciones. Es el caso de las enfermedades eruptivas como la varicela o el sarampión. En este caso, además de ampollas pueden producir sarpullidos en todo el cuerpo, afectando también a la cara. Además, puede ser debido a una foliculitis donde el folículo capilar se infecta.

El tratamiento del sarpullido en la cara dependerá en todo momento de la causa que lo haya provocado. Lo mejor es acudir al médico cuanto antes para que pueda realizar un diagnóstico y ofrecerte el mejor tratamiento. Si el sarpullido no se trata podría aumentar o incluso reaparecer.

En algunos casos como los de la alergia suelen emplearse antihistamínicos o simplemente tratar de evitar la sustancia que provoca la afección. Los antihistamínicos, así como los corticoides (a veces también recetados en estos casos), ayudarán a disminuir la comezón, la inflamación y el dolor.

Cuando se trata de un problema inmunitario, se suelen tratar con inmunomoduladores para disminuir o aumentar la función de las defensas, dependiendo del trastorno que se sufra.

Publicidad