5 sencillos alimentos que debes incluir en tu desayuno si sufres artritis

0
140

Publicidad

Los alimentos para combatir la artritis son esenciales si deseamos tratar y mitigar los síntomas de esta terrible enfermedad. Recuerda consumirlos durante el desayuno, con el estómago vacío, para aprovechar al máximo sus beneficios y propiedades. Combínalos con frutas y semillas que potencien sus efectos. Desayunos súper nutritivos y deliciosos son los que te brindan mejoras en la salud.

No es una enfermedad de adultos mayores

La artritis, propiamente dicha, es una inflamación en las articulaciones. Puede darse de manera crónica, infecciosa, metabólica, etc. Esta inflamación está relacionada a más de 100 enfermedades diferentes.Es decir, la artritis que creemos conocer no es la única existente. Si bien la más conocida es aquella que afecta a los dedos de las manos (osteoartritis), otras pueden condicionar los músculos, los huesos y otras articulaciones junto con los tejidos circundantes.

Por este motivo es que la artritis no sólo afecta a los adultos mayores. Muchos niños manifiestan artritis reumatoidea a temprana edad, por ejemplo. El dolor y la rigidez suelen ser sus síntomas más comunes y debemos estar muy atentos a ellos. Otros casos muestran una inflamación evidente que imposibilita el movimiento. Ante cualquier duda es importante dirigirse a un especialista.

5 alimentos para combatir la artritis

No existe cura para esta enfermedad. La dieta y el consumo de antiinflamatorios suele ser la única opción de alivio ante tanto dolor y molestia. Incluso algunas personas complementan sus comidas con suplementos dietarios que contienen magnesio, colágeno y otros nutrientes esenciales.

Para aprovechar al máximo las bondades de la naturaleza, te contamos algunos alimentos para combatir la artritis, mitigar los síntomas y hasta prevenirla (en caso de que la persona tenga riesgos de padecerla).

Si consumes estos alimentos para combatir la artritisa diario, en poco tiempo conseguirás:

Favorecer la producción de colágeno,

lo cual permitirá fortalecer los cartílagos

Promover el sistema inmune

Lubricar las articulaciones

Desinflamar las áreas afectadas

1. Granos enteros

¿A qué nos referimos cuando hablamos de granos enteros? Los granos enteros son las semillas de diferentes alimentos (granos) que no han sufrido ningún tipo de procesamiento. Al no ser procesadas, estas semillas conservan las tres partes que las componen:

salvado: capa exterior que la protege del sol, del agua y de otros factores que enferman la planta. Contiene vitaminas del complejo B, hierro, cobre, magnesio, zinc y fibra.

endospermo: en la parte media del grano. Rico en almidón por lo que posee carbohidratos y proteínas.

germen: en el centro del grano. Aporta antioxidantes, minerales, grasas monoinsaturadas, proteínas y muchas vitaminas.

Es decir que las harinas refinadas que consumimos a diario no poseen ninguna de estas características. De hecho, las harinas blancas tienen un aporte nutricional prácticamente nulo.

Los granos enteros son excelentes alimentos contra la artritis. Dentro de este grupo encontramos:

amaranto: suele ser uno de los más consumidos porque su sabor es similar al de las nueces.

avena: elaborar una avena tibia para el desayuno, junto con muchas frutas y miel, es comenzar el día con energía.

trigo sarraceno: ideal si gustas desayunar con crepes.

quinoa

centeno

cebada

2. Pistachos

Son tan saludables como deliciosos. Puedes consumir hasta dos puñados por día para proteger tus huesos y articulaciones. Aportan una gran cantidad de aceites saludables que cuidan tu corazón, pero también:

son ricos en proteínas que te ayudan a fortalecer los músculos y tendones.

poseen calcio, magnesio, zinc, vitamina E, ácido linolénico y mucha fibra. Además de tener un sistema inmunitario en óptimas condiciones, podrás evitar la inflamación y todos los síntomas que ella conlleva.

3. Frutos rojos

Los frutos rojos son uno de los mejores antioxidantes que existen. Dentro de esta categoría encontramos a las fresas, frambuesas, cerezas, arándanos, guindas, moras y uvas tintas. El principal antioxidante es una forma de vitamina C denominada ácido ascórbico y es excelente para evitar la inflamación. Además, cuenta con otros compuestos como las antocianinas y carotenoides que, en acción conjunta, pueden aliviar los síntomas. Estos alimentos para combatir la artritis no pueden faltar en tu refrigerador y hasta puedes adquirirlos congelados, durante todo el año.

4. Jugo natural de zanahoria

En el último tiempo se ha hablado mucho del jugo o zumo de zanahoria. Sus efectos anticancerígenos han dado que hablar en el mundo científico por lo que aún se lo está investigando. Como si esto fuera poco, también es un súper alimento rico en antioxidantes y múltiples vitaminas que fortalecen todo el organismo.

Su elaboración es muy sencilla. Adquiere dos zanahorias grandes, firmes y bien maduras. Retira su piel y trituralas en la licuadora. Deja reposar por 5 minutos y filtra el líquido para retirar la pulpa. Añade el zumo de una naranja recién exprimida y endulza con una generosa cucharada de miel orgánica.

También puede interesarte: “Ella bebió este jugo y consiguió aliviar la artritis y adelgazar más de 10 kilos. ¡SOLO EN UN MES!” 

5. Infaltable café de la mañana

Si bien para muchas condiciones y enfermedades se aconseja abandonar el café, en este caso no será así. Probablemente seas de las personas que no encuentran un sustituto que pueda ayudarte a afrontar todo el día. La buena noticia es que no necesitarás abandonarlo siempre y cuando lo consumas con moderación.

Una taza de café de buena calidad durante las primeras horas del día ayuda a mejorar los síntomas de la artritis. Por poseer polifenoles antioxidantes, esta bebida protege a las células del daño ocasionado por la inflamación. Además, logramos fortalecer la salud cardíaca que nunca está de más.

Para que puedas gozar de estos beneficios, no sólo requerirás de un café de buena calidad. Necesitarás también prestar atención a lo que le añades. La leche de vaca y el azúcar blanco refinado son altamente perjudiciales y no son alimentos para combatir la artritis. Todo lo contrario. Intenta endulzar con miel o stevia. Para cortarlo puedes consumir leche de coco o de almendras que suelen ser las más consumidas. Incluso, averigua si los granos han sido torrados o tostados con azúcar para su elaboración.

Recuerda: Más allá de lo que consumas en el desayuno, será necesario cuidar todos los alimentos del día. Evita las comidas chatarra que favorecen la inflamación y otras no tan saludables como la leche de vaca, los azúcares, las grasas poco saludables, etc. 

Publicidad