Prueba estos remedios naturales caseros para los acúfenos

160

Los acúfenos suelen aparecer en la gran mayoría de las personas. El oído una de las partes más sensibles de nuestro cuerpo, por lo que debemos estar muy atentos a los problemas que se nos pueda presentar.

Publicidad

Dependemos de este órgano para un buen equilibrio y la transición de los sonidos al cerebro. Aquí encontrarás remedios naturales caseros,  fáciles y efectivos, para los acúfenos.

Los acúfenos también conocidos como tinnitus, son una alteración del sistema nervioso que hace que un individuo pueda percibir sonidos sin que haya o exista un estímulo externo que lo cause. Solo los percibe la persona que lo padece o está afectada.

Se produce sin estimular la cóclea desde el exterior, de lo que se desprende que es una disfunción del oído interno.

Todo el mundo puede padecer acúfenos, sin importar la edad o sexo. Un 8% de la población está afectada por esta enfermedad.

Cómo se causa el tinnitus

Generalmente esta patología se presenta de forma unilateral cuando afecta un solo oído, o de forma bilateral cuando los afecta a ambos, raramente de forma fluctuante.

Los acufenos o tinnitus se pueden percibir de distintas maneras. En caso de que se tratase de ruidos sencillos, se podrían clasificar también como tono grave o agudo, grave de oído medio y grave de oído interno.

En caso de que se trate de ruidos complejos, pueden ser similares a los ruidos comunes como:

Zumbidos

Pitidos

Timbres

Tintineos

Siseos

Sonidos de mar

Una televisión sin señal

Por último, podemos percibir los acúfenos como sonidos pulsátiles, al unísono con el pulso cardíaco. En este caso, el tinnitus se presenta como chasquidos, palpitaciones e incluso golpes.

Tipos de acúfenos

Objetivos

Son sonidos reales, con origen mecánico, que nace desde el mismo oído o a su alrededor. En este tipo suele ser fácil identificar lo que los provoca.

Generalmente se describe como vibratorios y puede deberse a diferentes causas. En estos casos, se trata de tinnitus de tipo pulsátil que se sincroniza con el pulso.

Subjetivos

Son los que se producen más frecuentemente. Por lo general, no son vibratorios ni tienen un origen mecánico.

Se suele decir que vienen motivados por una excitación o conducción nerviosa producida desde cualquier punto del oído hasta la corteza auditiva.

Usa estos remedios naturales caseros para los acúfenos

Antes de ver cuáles son los remedios para los acúfenos, se puede destacar que los zumbidos del oído no tienen una cura específica dada su diversidad de causas. Por eso es importante averiguar cuál es el desencadenante de los zumbidos.

Los siguientes remedios podrán ayudarte a combatir varias de las causas del tinnitus:

Ginkgo biloba 

el ginkgo biloba es uno de los remedios más comunes, conocidos y eficaces para tratar los acúfenos. Sus propiedades antiinflamatorias son muy beneficiosas para mejorar la circulación sanguínea lo que puede influir beneficiosamente en el funcionamiento del oído.

Ingredientes

2 cucharadas de ginkgo biloba (30 mg)

¿Cómo se usa?

Se puede tomar entre 20 y 30 mg diarios de ginkgo biloba, 3 veces al día.

Se deberá seguir este tratamiento por 6 semanas, entre 3 a 4 dosis diarias, para poder ver resultados.

Ajo y aceite de sésamo

Las propiedades antiinflamatorias y antibióticas del ajo ayudarán a bajar la inflamación y a combatir contra cualquier infección que pueda aparecer en el oído.

Además  te permitirá aliviar los zumbidos que sean provocados por los cambios de altura.

Ingredientes

1 ajo

1 cucharada de aceite de sésamo (15 g)

¿Cómo se usa?

La opción es sofreír dos dientes de ajo, previamente aplastados, con una cuchara de aceite de sésamo.

Después, con ayuda de un gotero, colocaremos 2 o 3 gotas de esta mezcla dentro del oído afectado.

Repítelo 2 a 3 veces al día hasta que veas mejoría.

Vinagre de manzana

 

Sus propiedades antifúngicas y antiinflamatorias pueden ayudarnos a combatir cualquier tipo de inflamación que pueda estar contribuyendo a la aparición de los zumbidos.

Además, el vinagre de manzana puede ayudar a mantener el nivel de alcalinidad del cuerpo, que permite que el cuerpo esté más sano y así funcione de la forma correcta.

Ingredientes

1 cucharada de vinagre de manzana (15 ml)

2 cucharadas de miel (50 g)

1 taza de agua (250 ml)

¿Como se usa?

Combina los tres ingredientes y bebe la mezcla dos o tres veces al día, hasta que notes una mejoría en los zumbidos.

Últimas consideraciones

Recuerda preguntarle a algún especialista antes de probar algún medicamento alternativo o natural. Puedes probar los remedios y consumirlos a diario, pero siempre en función de la dolencia o problema que tengas.

Publicidad