Tipos de aromas que mejoran el ambiente de trabajo

51

Tipos de aromas que mejoran el ambiente de trabajo

Publicidad

Los aceites esenciales de diferentes plantas han sido usados para propósitos terapéuticos desde hace siglos. Chinos, hindúes, egipcios, griegos y romanos los usaron en cosméticos, perfumes y medicamentos. En el ámbito laboral, existen varios tipos de aromas y esencias mágicas que ayudan a eliminar las energías tóxicas, atrayendo la prosperidad. Veamos cuáles son.

Tradicionalmente se ha asociado de forma intuitiva el mal olor con la enfermedad, de manera que se ha creído en la eficacia de aromas, perfumes e incienso para prevenir la expansión y el contagio de las infecciones, como así también para arreglar situaciones en las que se ha perdido la armonía con el universo, por ejemplo, en el ambiente laboral.

A veces, ciertas  situaciones y complicaciones en el sitio donde te ganas día a día el pan pueden perturbar tu entorno, haciendo que tu nivel de competitividad y productividad se vea afectado negativamente.

Beneficios que se respiran

Una de las formas en las que podemos usar las esencias mágicas para obtener beneficios en nuestra vida laboral, es a través de la aromaterapia, difundir un aceite esencial en nuestro lugar de trabajo puede ser una de las acciones que podemos llevar a cabo para encontrar el bienestar que buscamos.

Los aceites esenciales de diferentes plantas han sido usados para propósitos terapéuticos desde hace siglos. Los antiguos egipcios solían utilizarlos.

Para atraer el éxito, prosperidad, suerte, combatir la negatividad, estimulación y más, se recomiendan los siguientes tipos de aromas y esencias mágicas:

Aceite Esencial de Ámbar: Esta es muy recomendada para tener prosperidad laboral, pues mejora las situaciones turbias y transforma las energías negativas. Aporta calma, serenidad y también elimina los roces.

Aceite Esencial de Benjuí: Es muy usada por empresarios y comerciantes pues los hace más intuitivos. Purifica las energías, favorece la paz. Es usada para romper hechizos en los trabajos. Genera compresión entre los compañeros de labores.

Aceite Esencial de Cedro: Combate las bajas vibraciones, purifica el ambiente en el que te desenvuelves laboralmente. Otorga equilibrio e impulsa a la meditación, que es muy oportuna en momentos en los que pienses que puedes colapsar y perder el control.

Aceite Esencial de Eucalipto: Aunque es usado generalmente como protección, para atender asuntos de salud o amoroso, también es muy recomendado para fortalecer nuestra economía y el aspecto laboral. Básicamente purifica y elimina las energías tóxicas, para darle paso al éxito.

Aceite Esencial de Limón: Es muy bueno para combatir el estrés o los ataques de nervios. Lo ideal es utilizarlo para reuniones de trabajo o encuentros sociales de otra índole, pues espanta los chismes, dimes y diretes, desacuerdos y otros. Con él fluyen las buenas vibras.

Aceite Esencial de Pino: Es un potenciador de las oportunidades de negocios, incrementa los buenos resultados de los proyectos que ejecutamos o estamos por iniciar. También actúa como purificador y favorece los acuerdos comerciales y económicos.

Aceite Esencial de Tomillo: Este punto aporta fuerza, valor y estimula de forma general a quienes lo usan o están bajo su efecto. Aclara los pensamientos, genera ambientes de paz.

Aceite Esencial de Vainilla: Aunque generalmente es usado como afrodisíaco, este óleo le da vitalidad al cuerpo, activa los sentidos y ayuda en momentos en los que se tenga que hacer esfuerzo físico intenso.

Los aceites esenciales no sólo ayudan a mejorar el desempeño en el trabajo, sino también la salud lo que significa que los empleados faltarán menos a la oficina por causas de enfermedad. Además, tienen propiedades antivirales y antibacteriales por lo que usarlos en un ambiente donde hay muchas personas puede ayudar a evitar los gérmenes.

La aromaterapia probablemente no sea la primera herramienta en la que pienses para potenciar tu productividad y crecer tu negocio. Pero quizás debería serlo.

Inhalar aceites esenciales activa el hipotálamo —el área del cerebro que envía mensajes a otras partes del cuerpo—, por lo que la simple inhalación de un aroma puede causar muchos cambios en el cuerpo, incluyendo activar el sistema inmune, afectar la presión sanguínea y estimular la digestión.

Publicidad