Póngalo en la calvicie El resultado le mostrará que el cabello crece desde el primer uso.

0
10
Ad

Póngalo en la calvicie El resultado le mostrará que el cabello crece desde el primer uso.

Publicidad

La alopecia o calvicie es la enfermedad por la cual se produce una pérdida excesiva de pelo, afectando zonas de la piel donde hay presencia de este, como la cabeza, las cejas, los genitales y las axilas.

La pérdida de pelo puede darse por casos de estrés, mala circulación en la sangre, razones hereditarias, enfermedades cutáneas o mala alimentación. Dentro de sus diferentes tipos encontramos la alopecia androgénica, la areata, la traumática y la difusa.

Alopecia androgénica: La alopecia androgénica es la causa principal en el 90 % de los casos que se presentan por calvicie. Esta se suele dar por patrones hereditarios, causa daños en la producción de testosterona y afecta a su composición genética.

De esta forma el folículo piloso se ve afectado y se atrofia su actividad habitual, generando la reducción progresiva del volumen del cabello hasta que desaparece. El huevo tiene componentes que ayudan a fortalecer el cuero cabelludo, le aportan brillo y otras propiedades que el folículo piloso necesita para no atrofiarse.

REMEDIO PARA LA CALVICIE

Ingredientes:

 Una yema de huevo

 2 cucharadas de miel (50 g)

¿Qué debes hacer?

En un recipiente mezcla ambos ingredientes y revuelve hasta tener una mezcla uniforme.

Aplica en el cuero cabelludo en forma de masaje durante 10 minutos. Colócate un gorro de baño y deja actuar por 30 minutos. Enjuaga con agua fría.

Guásimo: El palo de guásimo es de los mejores remedios que hay para prevenir la atrofia del folículo piloso. Además, ayuda a fortalecer el pelo y le aporta brillo.

Ingredientes:

 2 tazas de agua (500 ml)

 2 trozos de corteza de guásimo (30 g)

¿Qué debes hacer?

En un recipiente añade el agua y los dos trozos de corteza de guásimo y deja hervir. Una vez alcance el punto de ebullición, saca la corteza del agua.

Esta producirá una mucosa que deberás aplicar en el cuero cabelludo con ayuda de un guante. Realiza masajes en círculos durante 10 minutos. Administra este tratamiento cuatro veces por semana.

Debes tener en cuenta que debes aplicarte la mucosidad del guásimo lo más caliente que puedas resistir.

Si te gusto esta información no olvides compartirla con tu familia y amigos, esto puede ser de mucha ayuda.

Los remedios que encontrarás en esta pagina son para fines informativos y educativos. Nuestra pagina no es un sustituto de consejos médicos profesionales, diagnósticos o tratamientos. Consulta a tu médico o especialista antes de probar cualquiera de nuestros remedios.

Publicidad