5 grupos de alimentos que contienen L-Cisteína

0
257
Ad

Publicidad

Si has iniciado una dieta de adelgazamiento, y deseas llevar a cabo un proceso de desintoxicación durante, al menos, un día a la semana, no te pierdas laspropiedades del aminoácido L-Cisteína.

La L-Cisteína es para muchos un suplemento alimenticio básico a la hora de ayudar al organismo a deshacerse de todas aquellas sustancias tóxicas que lo ensucian y, a la larga, también lo perjudican.

El principal componente de este aminoácido es la glutatión, por ello, se ha demostrado científicamente que se trata de un suplemento muy eficaz a la hora de prevenir la proliferación de células cancerígenas en el organismo.

A su poder antioxidante, se suman también otros beneficios como el de cuidar de la salud visual (evitando la degeneración macular), o el de depurar el sistema linfático, siendo por ello muy indicado, para la prevención de ciertas enfermedades reumáticas.

¿Qué alimentos contienen este aminoácido?

alimentos-que-contienen-l-cisteina.jpg”>

Si quieres aprovechar todos los beneficios de la L-Cisteína, toma buena nota de estos cinco grupos de alimentos que la contienen. Hay que tener en cuenta que, por norma general, los alimentos ricos en proteínas suelen ser los que contienen mayores aportes de L-Cisteína.

Carne: La carne constituye una fabulosa fuente de este aminoácido. Sin embargo, hay que tener en cuenta que hay variedades de carne que contienen más L-Cisteína que otras, como es el caso, por ejemplo, de la carne de pavo, la carne de cerdo, la de pollo y la de pato.

Embutidos: También podemos encontrar en los embutidos una buena dosis de L-Cisteína, aunque si estamos siguiendo una dieta de adelgazamiento, los embutidos no serán la mejor opción para conseguir la ingesta de este aminoácido.

Lácteos: Los productos lácteos contienen, en general, elevadas dosis de L-Cisteína, especialmente el yogur, la leche y el queso requesón. Verduras: Si buscamos la L-Cisteína en verduras y hortalizas, deberemos decantarnos por la cebolla, el ajo, el pimiento rojo, el brócoli, o las coles de Bruselas. Estos serían, sin duda, la mejor opción para beneficiarnos del efecto purificante para el organismo que aporta la L-Cisteína evitando, además, la ingesta de grasas y limitando el consumo de calorías. Cereales: Los frutos secos y los cereales son también unaalternativa muy saludable para conseguir el aminoácido L-Cisteína, de hecho, el germen de trigo y el muesli son los cereales que más L-Cisteína contienen.

Otros beneficios de la L-Cisteína

El aminoácido L-Cisteína también resulta muybeneficioso para la creación de algunos de los tejidos que conforman el cuerpo humano, especialmente para el cabello y para las uñas. Por ello, tomar suplementos a base de L-Cisteína proporcionará grosor a nuestras uñas, evitando que presenten un aspecto quebradizo, a la vez que aportará mucho vigor y cuerpo a nuestro cabello. De hecho, uno de los ingredientes básicos para la obtención de Keratina, un tratamiento capilar muy de moda en los últimos años, es precisamente la L-Cisteína.

Las personas que suelen consumir alcohol de forma frecuente, pueden encontrar en la L-Cisteína un buen depurativo para su hígado.

Asimismo, y al tratarse de un aminoácido catalogado como ‘no esencial’, no es necesario tomarlo como suplemento dietético, porque se puede obtener fácilmente a través de los grupos de alimentos que hemos comentado anteriormente. Sin embargo, hay ciertos sectores de la población, como son las personas de la tercera edad, a quienes si les viene bien tomar un suplemento de L-Cisteína para evitar trastornos relacionados con el metabolismo.

Otro de los beneficios que se ha demostrado científicamente es que el aminoácido L-Cisteína ayuda a nuestro cerebro y, más concretamente, activa la función neuronal.

Publicidad