Todo lo que necesitas saber de los microvegetales

0
167
Ad

Publicidad

Los microvegetales son plantas comestibles que concentran todo el sabor de sus ejemplares adultas. Tienen un mayor contenido de nutrientes, gran calidad y una inmensa variedad de colores, sabores, olores y texturas, a la vez que adornan nuestros platos.

Son utilizados desde hace años por la alta cocina, introducido en la escena de los restaurantes californianos desde la década de 1980. Por su tamaño son también conocidos como micro hierbas o confeti de verduras.

Conoce todo lo que siempre quisiste saber acerca de los microvegetales.

¿Qué son los microvegetales?

Los microvegetales son plantas comestibles de 2,5-7,5 cm de altura, muy aromáticas y de mayor contenido nutricional que sus ejemplares adultas. Se pueden encontrar en una gran variedad de colores, sabores, olores y texturas.

Son considerados “plantas bebés”, cuyo tiempo de crecimiento oscila entre los llamados brotes y los vegetales tiernos; los brotes poseen un tiempo de crecimiento muy corto, entre 2-7 días, mientras que los microvegetales son usualmente cosechados entre 7-21 días después de su germinación, una vez que las primeras hojas de la planta han emergido.

Son más parecidos a los vegetales tiernos debido a que sus tallos y hojas son comestibles, sin embargo, son mucho más pequeños y se pueden vender antes de ser cosechados.

Se cultivan con facilidad en una variedad de lugares, tales como el aire libre, invernaderos, e incluso en el alféizar de una ventana.

Diferentes tipos de microvegetales

Los microvegetales se pueden cultivar a partir de una gran variedad de semillas. Las variedades más populares se producen con semillas de las siguientes familias de plantas:

Familia de las Brasicáceas: coliflor, brócoli, repollo, berro, rábano y rúcula.

Familia de las Asteráceas: lechuga, escarola, achicoria y radicchio.

Familia de las Apiaceas: eneldo, zanahoria, hinojo y apio.

Familia de las Amarilidáceas: ajo, cebolla y puerro.

Familia de las Amarantáceas: amaranto, quinoa, acelga, remolacha y espinaca.

Familia de las Cucurbitáceas: melón, pepino y calabaza.

Los cereales como el arroz, la avena, el trigo, el maíz y la cebada, así como las legumbres como los garbanzos, los frijoles y las lentejas, también se pueden cultivar como microvegetales.

Perfil nutricional de los microvegetales

Los microvegetales son nutritivos y están repletos de nutrientes. La mayoría de las variedades tienden a ser ricos en potasio, hierro, zinc, magnesio y cobre. También son conocidos por ser una gran fuente de antioxidantes. Además, su contenido de nutrientes está más concentrado, por lo que si se compara la misma cantidad de éstos con sus versiones adultas, se encuentra que los microvegetales contienen mayores niveles de vitaminas, minerales y antioxidantes.

De hecho, estudios comparativos reportan que los niveles de nutrientes encontrados en los microvegetales son nueve veces mayores que sus ejemplares maduros. Estas investigaciones incluso demuestran que contienen una mayor variedad de polifenoles y otros antioxidantes, que sus contrapartes adultas. En este sentido, iInvestigaciones adicionales han determinado que, aunque los niveles de vitaminas y antioxidantes en los microvegetales pueden resultar variados, resultaron hasta 40 veces mayores que los registrados para sus versiones adultas.

Sin embargo, pueden existir excepciones para ciertas variedades de microvegetales. Es el caso de un estudio comparativo de los niveles de nutrientes en brotes, microvegetales y ejemplares maduros de amaranto, el cual obtuvo niveles similares y hasta mayores cantidades de nutrientes en sus ejemplares maduros.

Beneficios de los microvegetales para la salud

Gracias a las vitaminas, minerales y antioxidantes que contienen, su consumo se relaciona con menores riesgos de padecer ciertas enfermedades, tales como las siguientes:

Enfermedad cardíaca: los microvegetales son una fuente rica en antioxidantes como los polifenoles, los cuales están relacionados con un menor riesgo a padecer de enfermedad cardíaca. Estudios realizados en animales demuestran que los microvegetales pueden disminuir los triglicéridos y los niveles de colesterol malo.

Enfermedad de Alzheimer: alimentos ricos en antioxidantes están relacionados con la disminución al riesgo a padecer esta enfermedad.

Diabetes: los antioxidantes pueden reducir el riesgo del tipo de estrés que evita que el azúcar entre en las células correctamente.

Ciertos tipos de cáncer: las frutas y vegetales ricos en antioxidantes, especialmente aquellos ricos en polifenoles, pueden disminuir el riesgo de diversos tipos de cáncer.

Aunque esto parece prometedor, no hay que perder de vista que el número de estudios que miden directamente esas condiciones médicas es limitado, y no se encontró ninguno que se haya practicado a seres humanos.

¿Cómo incluir los microvegetales en la dieta?

Los microvegetales pueden ser incluidos en una variedad de platos, tales como sándwiches, envolturas y ensaladas. Así mismo, se pueden mezclar en jugos y batidos. Otra opción es usarlos como guarniciones en pizzas, sopas, tortillas y otros platos calientes.

Se puede convertir un plato sencillo en algo exótico y elegante añadiendo algunos microvegetales, para impresionar a nuestros invitados.

Conclusión

Los microvegetales o microverduras concentran una mayor proporción de vitaminas, minerales y antioxidantes que sus ejemplares adultas, y su consumo está relacionado con una disminución del riesgo de padecer de ciertas enfermedades como las cardíacas, el Alzheimer, la diabetes y algunos tipos de cáncer, por lo que sería recomendable probar a incluirlos en nuestra dieta.

Publicidad