Aprende a utilizar el ajo para eliminar las infecciones vaginales, los hongos y los olores…

1675
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Publicidad

La infección vaginal, se origina a causa de un hongo denominado Candida Albicans, el cual se haya en los intestinos y genitales. Cuando los niveles de levadura vaginal crecen de manera excesiva, se produce la infección, la cual generamente genera el mal olor.

Existen una gran cantidad de medicamentos hoy en día que ayudan a tratar las infecciones vaginales, hongos y malos olores, pero también existen alternativas naturales que pueden ser de mayor utilidad.

Nosotros compartimos un método que lleva un solo ingrediente: el ajo, y con el vas a poder combatir las infecciones vaginales de una vez por todas. Continúa leyendo para que te enteres como combatirlas.

Ajo para infecciones vaginales y el mal olor

Utilizar ajo para infecciones vaginales es muy sencillo.

Tan solo tendrás que machacar un diente de ajo, de manera que se origine la alicina, y aplicar directamente la pasta en la zona genital.

Otra manera efectiva de utilizar ajo para infecciones vaginales, consiste en machacar unos cuantos dientes de ajo, para luego envolver la pasta en una gasa esterilizada,. Luego se deberá aplicar la gasa en la zona genital de manera suelta, o bien, como una especie de tampón (siempre cuidando que quede una parte hacia afuera, para después poder retirarlo).

El tampón a base de ajo es sumamente efectivo. Deberá ser aplicado por un máximo de 4 horas. Si el tratamiento se sigue durante 3 días consecutivos, los resultados serán sorprendentes.

El ajo es uno de los ingredientes naturales más poderosos, a la hora de tratar las infecciones vaginales. Al aplicarlo en la zona genital, será normal que genere un poco de ardor, o bien la aparición de una sustancia algo lechosa. No habrá que preocuparse, esto es inofensivo.

Comienza ya mismo a utilizar ajo para infecciones vaginales, y eliminar de una vez por todas el mal olor.

Consejos para prevenir infecciones vaginales

1. Lavarte bien. Mantener la vagina limpia no solo te ayudará a mantener un olor fresco, sino que también puede ayudar a prevenir las infecciones por hongos. Al bañarte asegúrate de limpiar los pliegues interiores de la vagina, donde es probable que crezca la levadura.
2. Secarte a fondo. Debido a que la levadura prospera en ambientes húmedos, es importante secar todo el área vaginal después de tomar una ducha o un baño. Incluso puedes utilizar un secador de pelo a una graduación baja y fría para deshacerte del exceso de humedad.

3. Ir natural. La ropa interior de seda y algodón absorben la humedad, manteniendo el cuerpo seco. Por otro lado, el nylon y otros tejidos sintéticos mantienen la humedad cerca de la piel, estimulando el crecimiento de la levadura.

4. Cámbiate de ropa No te quedes en ropa de gimnasio sudoroso o un traje de baño mojado. Ponte ropa seca tan pronto como sea posible. También cambia tu ropa interior a menudo para evitar la humedad.

¡Comparte esta publicación!

Artículo anterior¿Sufres frecuentemente de dolor de espalda? Te decimos que la respuesta está en tus pies, sigue leyendo y descubre…
Artículo siguienteCome lento para adelgazar