Remedios con galanga o jengibre azul para mareos y más

411
Remedios con galanga o jengibre azul para mareos y más

Remedios con galanga o jengibre azul para mareos y más

La galanga (Alpinia officinarum) pertenece a la familia de las Cingiberácea y recibe varios nombres como galangal en hindi y Gao Liang en chino y tambien el de jengibre azul.

Publicidad

Esta planta es perenne y aromática y puede alcanzar incluso 2 metros de altura, con flores blancas de labios rojos y hojas lanceoladas.

La galanga es originaria de las zonas de pastos del sur de China y en general del sureste de Asia, la galanga se cultiva hoy como especia y medicina por la mayor parte del Asia tropical.

Se propaga dividiendo y volviendo a plantar los rizomas en primavera y requiere suelo con buen drenaje y un lugar con sombra. Los rizomas se recogen de plantas viejas de 4 a 6 años, al final de la estación de crecimiento y pueden utilizarse frescos o secos.

La galanga fue introducido en Europa alrededor del siglo IX. La mística alemana Hildegarda de Bingen se refirió a ella literalmente como la «especia de la vida» otorgada para defender de la mala salud.

La galanga es una especia notable en la cocina thailanáesa sobre todo (su rizoma que posee sabor a especias) y se sabe que en algunas partes de Asia se la daban a los caballos árabes para «encenderlos».

Especies vinculadas A. galanga, considerada pariente cercano de la galanga, posee un sabor y un contenido de aceite volátil gran cantidad inferior. Parece tener efecto contra las úlceras. Diferentes dos especies de Alpinia, cao don {A. katsumadai) y yi zhi ren (A. oxyphylla) se utilizan de figura muy parecida a la galanga en la medicina tradicional china.

A continuación se presentan las cualidades curativas y remedios con galanga.

Cualidades curativas

Entre sus componentes principales se puede contar el aceite volátil (alrededor del 1%) que posee apineno, cineol, linalol y las lactonas sesquiterpénicas (galangol, galanguina)

Al igual que otros miembros de la familia del jengibre, la galanga es calorífica y crea bienestar en la digestión.

Su sabor es agradablemente aromático y algo especiado y sirve para todas las sintomas en las que las zonas centrales del cuerpo necesiten más calor.

Entre sus efectos principales se puede mencionar el tónico estomacal calorífico, estimulante, carminativo, evita los vómitos y antifungal.  Con respecto a este último efecto, un ensayo publicado en 1988 señala que la galanga es nitidamente eficaz contra las infecciones causadas por la Candida albicans como son las infecciones vaginales.

igualmente se entiende un buen antibacteriano, ya que, en pruebas clínicas chinas, se pudo ver que la cocción de la galanga posee una acción antibacteriana frente a muchos patógenos, entre ellos el ántrax.

En el presente, es empleada en remedios para luchar los espasmos estomacales, vómitos e hipo, así como para la diarrea producida por un resfriado interno. Cuando se utiliza para el hipo, se mezcla con codonopsis y fu ling.  Tambíen la galanga es antiinflamatoria lo que ayuda a aliviar la artritis reumatoide.

Remedios populares

Remedio con galanga para los mareos de los viajes: Lavar y cortar un pedazo de raíz de galanga y verter en una taza de agua.  Hervir por 5 minutos y dejar en reposo por 10. Colar y  sorber lentamente una taza.

Remedio con galanga para mejorar la digestión: Tomar 20 gotas de tintura de galanga (que se puede adquirir en las farmacias botánicas o herbolarios) diluidas en 100 ml de agua caliente tres veces al día.

Remedio con galanga para las náuseas  Machacar un pedazo de raíz de galanga y dejar al sol por varios días.  Guardar en un frasco de vidrio de tapa hermética.  Verter 1 cucharada de este polvo en una taza de agua que esté hirviendo.  Tomar cuando se sienta náuseas 2 veces al día.

Remedio con galanga para la candidiasis oral o vaginal Machacar un pedazo de raíz de galanga y dejar al sol por varios días.  Guardar en un frasco de vidrio de tapa hermética. Mezclar 1 cucharada de este polvo con 1 cucharada de yogurt y colocar en la zona afectada.  Hacer este remedio 2 veces al día.

Recomendaciones

La galanga parece una versión gigante de su conocido primo, el jengibre, pero resulta demasiado más fibrosa y densa. Puede adquirirse fresca, congelada, en lata, encurtida, seca, o bien entera, en rodajas o en polvo…, si bien te resultará casi imposible encontrarla en cualquiera de sus formas, excepto en los comercios asiáticos, o bien a través de Internet en páginas especializadas en productos tailandeses.

A la hora de comprar galanga fresca es notable que esté tierna, ya que el rizoma tierno proporciona un sabor y textura óptimos y resulta más fácil de cortar y manipular. La galanga tierna presenta una dermis de color marrón clarito con matices rojizos y su interior es beige. Conviene que el rizoma sea firme y la dermis suave, ya que una dermis arrugada es una señal clara de falta de frescura.

La galanga fresca no se estropea fácilmente, de modo que no hay ningún problema en pedirla a través de Internet. Guardada en el frigorífico envuelta en plástico se conserva alrededor de dos semanas y congelada puede mantenerse en buen estado unos dos meses.

La galanga deshidratada suele venderse troceada en paquetes —da la impresión de tratarse de pedazos de madera vieja— y es sumamente dura, por ello es recomendable dejarla en remojo en agua hirviendo de 20 a 30 minutos anteriormente de usarla. La galanga deshidratada se conserva durante varios años siempre que esté protegida de la humedad y el calor.

Precaución

En dosis suaves, la galanga es calorífica y ligeramente estimulante para el aparato digestivo debilitado, pero en dosis mayores puede resultar irritante.

Si no estás acostumbrado a cocinar con galanga, quizá lo mejor sea adquirirla en polvo, que a veces se comercializa como polvo de Laos. ¡Pero ten cuidado al manejarlo! La galanga en polvo resulta más fuerte que la fresca y verdaderamente puede castigarte los senos nasales si llegas a inhalarla; cuando la utilices reduce la dosis a la mitad con relación a la galanga fresca. Se conserva alrededor de un año.

 

Publicidad