Felicidad al plato: alimentos que te hacen sentir bien

107
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Publicidad

Comemos según lo que sentimos pero sentimos también según lo que comemos. Con lo que si estás en búsqueda de bienestar, es notable que no olvides poner felicidad en tu plato añadiendo ciertos alimentos, en los que se esconden una auténtica riqueza y alquimia mental y emocional.

Para comenzar, debemos conocer que contamos con dos “centros emocionales” : el cerebro y el segundo cerebro, nuestro intestino. Ambos se comunican entre sí, y el correcto funcionamiento de uno, depende del otro. Debemos aportar pues, su abono nutricional particular si buscamos sumar también bienestar emocional.

Cabe distinguir que con los ritmos tan antinaturales que llevamos, nuestros dos centros acaban agotándose y creando reacciones de carácter oxidativo e inflamatorio a prevenir. Estrés, altibajos emocionales, ansiedad, depresión, fatiga, desmotivación, insomnio, son parte del abanico emocional como fruto de tal desequilibrio…

Para contrarrestar tales efectos, deberíamos crear una “despensa de auto-cuidado” en los que no pueden faltar estos aliados de origen vegetal…

Verduras

Verduras, sobre todo las crucíferas tales como el brócoli, col lombarda, las coles, coliflor, coles de Bruselas, nabo, rabanitos, nabo daikon, rúcula y berro de agua. Todas ellas son abundantes en sulforafano, de gran capacidad antioxidante y neuroprotectora, capaz de desarrollar la memoria y aprendizaje. La remolacha al lado con el boniato y la patata morada, son verduras de acción antiinflamatoria, siendo abundantes en colores y vitaminas antioxidantes, que actúan como cofactores en las respuestas neuronales.

Frutas

Frutas a potenciar son el aguacate, arándanos, moras, naranjas, uvas, granadas y fresas ya que destacan por su carácter antioxidante y antiinflamatorio. Sería interesante el consumirlas enteras y biológicas (sobre todo si no se pueden mondar) ya que es en su dermis, donde se concentra la casi totalidad de sus utilidades. Otra fruta a distinguir, es el coco, por su riqueza en fibra prebiótica, el alimento favorito de nuestra microbiota intestinal (encargado de la salud de nuestro segundo cerebro y emociones) y de alto poder antifúngico y antibacteriano, una autentica aliada para sucesos de disbiosis o candidiasis intestinal (inductoras de emociones como la depresión, ansiedad o insomnio).

El consumo de verduras y frutas en general inducen a unas menores tasas de depresión y ansiedad, con lo que además de las citadas, es notable variarlas y hacerlas parte de nuestra base alimentaria y no como sencillo guarnición.

Otro aliado es el Cacao, pero el de 80% de pureza, para que aporte de verdad utilidades de interés. Es rico en flavonoides y diferentes tipos de polifenoles además de magnesio y triptófano, lo que le confiere cualidades neuroprotectoras, cognitivas y antidepresivas. A tomar de todas formas con moderación.

Cereales

Como cereal integral no puede faltar la Avena, rica en vitaminas del grupo B, triptófano, magnesio y fibra prebiótica, proporciona saciedad, energía, satisfacción y eleva nuestra felicidad favoreciendo a su vez, nuestra salud intestinal y neuronal.

Grasas

Como grasas saludables, el Aceite de oliva (omega 9) y las Semillas de lino o de chía (omega 3), son vitales en el momento de garantizar una buena comunicación neuronal (sinapsis) y bienestar intestinal, así como los Fermentados de llegar probiótico como el Tamari, Miso o Vinagre de manzana, arroz o umeboshi, siempre y en el momento que no estén pasteurizados, de rostro a mantener su actividad util, la de repoblar nuestra microbiota intestinal amiga.

Artículo anterior7 soluciones caseros para calmar la micosis cutánea de forma natural
Artículo siguienteCUBITOS DE CALDO¡! ¿BUENOS O MALOS PARA TU SALUD?