Los 30 mejores soluciones naturales para dificultades habituales de salud (algunos deliciosos, todos eficaces)

69

Publicidad

Los soluciones naturales han dejado de ser un suplemento de los fármacos. Para cada vez más personas, la mejor forma de luchar –y evitar– las dolencias de los tiempos modernos es con algunas dosis de naturaleza.

Es significativo que, en tiempos cada vez más mediados por grandes avances médicos, se esté redescubriendo el tesoro de la medicina tradicional. Sin duda, esta tendencia está ligada a la sed de naturaleza que provoca nuestra vida artificial, sintética y sedentaria. Y también al hecho de que es justamente ese modo de vida el que está poniendo en jaque la salud colectiva.

En ese sentido, intentar curarnos solamente por medio fármacos es entrar a un círculo vicioso. Porque a veces esos mismos medicamentos nos causan terribles side effects. Y porque no están hechos para evitar dolencias, sino sólo para curarlas, lo cual dice demasiado de la mentalidad contemporánea (sanar lo anteriormente posible, pero no hacer nada por evitar).

Así que retomar una forma de vida más saludable involucra acercarnos a la naturaleza: hacer ecoterapias –aunque estemos en la ciudad–, así como acercarnos a las bondades de la comida frescos que promueven la longevidad. Y no menos notable: hacer uso de plantas y flores curativas para evitar o tratar dificultades habituales de salud.

Guía de soluciones naturales 
para 30 dificultades de salud cotidianos

1. Anemia: vegetales de hoja verde y cítricos

Los vegetales de hoja verde como el kale, la lechuga, la espinaca o la acelga poseen demasiado hierro, del cual hay una deficiencia en el momento que padecemos de anemia. Pero para absorber el hierro precisas también consumir cítricos y frutas con vitamina C, como la toronja, el kiwi y la naranja.

2. Ansiedad: pasionaria

La pasionaria, también llamada pasiflora, es la flor del árbol que da la maracuyá. Posee increíbles efectos antioxidantes y aceites vitales cuyo efecto es analgésico y relajante. Por eso se aconseja consumir en infusión. Su acción ansiolítica es tan potente que inclusive se usa para disminuir el síndrome de abstinencia por tabaco, alcohol o comida.

3. Asma: gordolobo

El gordolobo es una planta mexicana de aspecto velludo. ¡Pero no te preocupes! En infusión es deliciosa y muy eficiente para tratar el asma. Sólo tienes que cocer sus ramas y flores en 1 litro de agua y consumir tres tazas calientes de infusión con miel al día.

4. Caída del pelo: espinaca y bayas

La espinaca posee hierro, el cual colabora a evitar la deficiencia de oxígeno en el cuerpo, lo que colabora a prevenir la caída del pelo. Puedes consumirla en un smoothie de leche de almendras y bayas –como moras, zarzamoras y arándanos–, que por su aporte de vitamina C colaboran en la formación de colágeno, el cual se ocupa de mantener el pelo fuerte.

5. Pelo seco: aceite de ricino y de soya

El ricino es una planta de África, cuyo aceite se consigue fácilmente en tiendas especializadas en aceites y esencias. Es como la cápsula de vitamina E –tan conocida en tratamientos para el pelo– pero de la naturaleza, pues posee una gran cantidad de dicha vitamina, así como de ácidos grasos vitales. Sólo tienes que administrarlo durante las noches en el cuero cabelludo y en el pelo después de frotarlo en las manos.

6. Cólicos: pericón

Consumir en infusión esta planta con olor y sabor a anís puede ayudarte eficazmente contra los cólicos. Pero tienes que hacerlo anteriormente de que empiecen, o apenas empieces a notar dolor. Pon a cocer los tallos: son los que más aceites soltarán en la infusión.

7. Depresión: plátanos

Los plátanos poseen triptófano, un aminoácido indispensable que estimula el funcionamiento nervioso e incrementa los niveles de serotonina. Por eso, introducir esta deliciosa fruta en la dieta es un vasto suplemento para prevenir los desajustes psíquicos.

8. Disfunción eréctil: aloe vera 

Sí: el aloe vera normaliza la capacidad sanguínea. Así colabora a prevenir la disfunción eréctil, que es producida por una mala circulación. Lo puedes consumir en smoothies, agregando componentes afrodisíacos como la almendra o el chocolate oscuro.

9. Dolor de cabeza: albahaca

La albahaca es una noble planta que puedes consumir en infusión, cociendo algunas hojas durante 2 minutos. Colabora a calmar dolores de cabeza que no sean provocados por presión arterial inestable.

10. Dolor de riñones: palo azul

Esta maderita es usada en una infusión que adopta un color azul con matices dorados, y que es supereficaz para purificar los riñones de la dolorosa arenilla. Por eso, es también una magnifico figura de evitar la formación de piedras. Sólo tienes que cocer algunos pedazos y consumir 1 litro de agua durante el día.

11. Estrés: lavanda y baño caliente

La lavada se puede consumir en infusión para relajar. Pero, alternativamente, puedes consumir un baño caliente con el aceite indispensable de esta planta, lo que relajará todo tu cuerpo y tu sistema –pues es una figura de inhalar el benéfico vapor de la lavanda–.

12. Fatiga: yerba mate

La yerba mate es un magnifico energético que colabora a la concentración. Si no sabes cómo tomarla, aquí te decimos cómo. Es muy amarga, pero la puedes endulzar con un poco de miel.

13. Gastritis: agua de coco

El agua de coco posee ácidos grasos que ayudan el sistema digestivo. Pero además poseen un efecto desinflamatorio, y como la gastritis es la inflamación del envoltura estomacal, la mejor forma de contrarrestarla es con un antiinflamatorio natural como el agua de coco.

14. Gripa: jengibre, cúrcuma y ajo

Esta combinación es infalible para tratar la gripa. El ajo es un potente antibiótico, el jengibre un vasto analgésico y la cúrcuma es un desintoxicante. La combinación de estos tres componentes en una infusión con miel no sólo sabe mejor de lo que podrías esperar, sino que puede cortar la gripa mejor que cualquier medicamente sintético. Inclusive la puedes consumir para evitar resfriados (verás que sobrevivirás al invierno sin una sola gripa).

15. Herida infectada: miel

La miel es un antiséptico natural que inhibe el crecimiento bacteriano debido a su alta concentración de glúcidos. Colocar un poco de miel sobre una herida infectada apoyará a su rápida curación. También calma el dolor y colabora a cicatrizar.

 16. Hongos en los pies: vinagre

Sólo tienes que sumergir los pies durante 20 minutos en una solución de agua con un vaso de vinagre. Pretende hacerlo durante 1 semana y mira los efectos.

17. Indigestión: menta

Desde hace demasiado, la menta es el mejor digestivo. Consumir un té de sus aromáticas hojas te apoyará a sentirte demasiado más ligero.

18. Infección en vías urinarias: jamaica

Para evitar o para tratar la infección en vías urinarias se posee que colocar un puño de flores en 1 litro de agua y hervir durante unos minutos. Debes consumir esta agua a lo largo del día, prioritariamente sin azúcar. Si tienes incomodidades, verás que éstas desaparecerán en pocas horas.

19. Insomnio: hierba de San Juan

Si tomas una taza de té hecha con esta hierba, dormirás muy bien. Pero su efecto es tan potente que debes tener atención: usa solamente lo que alcances a consumir con tu dedo índice, medio y pulgar.

20. Mal aliento: aceite 

Se ha comprobado lo eficiente que es el aceite –ya sea de oliva o de coco– para tratar la alitosis, debido a sus cualidades antibacteriales. Sólo tienes que consumir una cucharada y mantenerla en tu boca por 20 minutos. Despues sólo enjuaga y cepilla tus dientes.

21. Mal olor en pies: bicarbonato de sodio y limón

El bicarbonato absorbe los malos olores, lo que lo realiza un remedio muy poco invasivo contra el mal olor, ya que no suprime el flujo de la sudoración, sino que impide que éste ocasione mal olor. Si lo combinas con limón –que es antiséptico– verás que el mal olor dejará de insistir cada vez que te quitas los zapatos.

22. Moretones: cebolla

La alinasa es una componente natural que colabora a impulsar circulación de la sangre. Por eso basta con administrar una rodaja de cebolla en la zona afectada del golpe, y así no aparecerán hematomas, o serán menos prominentes de lo que podrían ser.

23. Dermis irritada: té verde

Una taza de té verde previamente enfriada y aplicada suavemente con un algodón colabora a acelerar la recuperación de la dermis, sobre todo después de la exposición al sol o a las toxinas de los radicales libres. Esto porque sus activos estimulan la reparación de los tejidos.

 

24. Disminuir colesterol malo: diente de león

Tomada en infusión, las hojas de esta flor contribuyen a disminuir los niveles de colesterol malo, pues por sus cualidades reduce la síntesis de éste en la sangre. Puedes consumirla tres veces al día si tienes el colesterol alto y comprobar que después de 1 semana, éste habrá bajado.

25. Regular ciclo menstrual: hoja de frambuesa

Para las mujeres siempre es bueno consumir esta planta en infusión, pues en general combate los síntomas de todas las fases de la menstruación. Pero sobre todo, es útil para regular las hormonas, lo que a su vez normaliza el ciclo menstrual. 

26. Flujo nasal: agua tibia con sal

Una solución de agua tibia con sal colabora purificar la mucosidad y a reducir la hinchazón en la nariz por sus efectos antiinflamatorios. Debes usar media cucharadita de sal sin yodo en un vaso pequeño de agua. Despues pon un poco de la mezcla en la palma de tu mano e inhálala. Y para terminar, suena tu nariz suavemente.

27. Sinusitis: eucalipto

El eucalipto posee cualidades desinflamatorias muy potentes. Para tratar la sinusitis tienes que cocer un puñado de las hojas del eucalipto y aspirar los vapores, cubriendo tu cabeza con una toalla. Quédate así el tiempo que dure el vapor.

28. Sudor desmesurado: papa

Anteriormente de salir de casa, situa por poco menos de 1 minuto una rodaja de papa debajo del brazo, en las axilas. Verás que sudarás demasiado menos, porque la papa colabora a absorber el sobrante de agua debido a su contenido de potasio. De hecho, también es bueno consumirla, pues el potasio colabora contra la retención de líquidos que puede provocar sudor desmesurado –es decir, que el agua retenida por el sodio se escape por otros lados, como tus poros–.

29. Tos: limón con sal y pimienta

Nada más sencillo para cortar la tos en seguida que chupar la mitad de un limón con sal y pimienta. Esta combinación cubre la garganta, la deshincha y desinfecta.

30. Vómito: cedrón

El té de cedrón es usado en la medicina tradicional mexicana para calmar el vómito y las náuseas. Además es antiespasmódico, lo cual es útil en suceso de tener también dolores de estómago.

Publicidad