Lo que el paico nos ofrece para nuestra salud……

394
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Publicidad

Lo que el paico nos ofrece para nuestra salud……

 

El paico es una planta herbácea muy ramificada en su base, puede llegar a medir hasta 1 mt  aprox , cuenta con inflorescencias de color verde oscuro que crean una especie de mazorca y posee un fuerte olor muy característico.

 

Usos: El paico es muy conocido por sus cualidades vermífugas (elimina lombrices o parásitos intestinales).

 

La infusión de paico también se usa para tratar incomodidades causadas por el reumatismo, sinusitis, catarros crónicos, bronquitis, inflamación de las amígdalas, ciática, tos, fiebre, y sobretodo dolencias parasitarias.

 

Los cataplasmas de paico se pueden usar como antiinflamatorios  en metodo de contusiones. La apariencia de administrarlo es moliendo las hojas y colocarlo en una venda o compresa en el sitio afectado.

 

Como bien conocemos los piojos y pulgas también son parásitos por lo que se puede añadir el jugo del paico al enjuague final en el lavado de pelo, al champo, o jabones, se puede usar también en sucesos de sarna.

 

Poner algunas ramas de paico debajo de la cama mantendrá alejados chinches y otros insectos.

También te podría interesar: TE GUSTARÍA TENER TUS PROPIAS PLANTAS MEDICINALES EN TU CASA.

 

 

Algunos investigaciones farmacológicos indican su uso como hipotensor. Anti ulceroso, relajante muscular, anti bacteriano.

 

Como usar el paico.

 

En el momento que lo queremos usar como antiinflamatorio local, se usan 3 cucharadas de paico fresco y lo molemos en un mortero, se extiende en un paño y se pon en el sitio a tratar 2 veces al día.

 

Para tratar resfríos y gripes se situa una cucharadita de paico en una taza de agua caliente recién hervida, consumir dos veces al día.

 

Contraindicaciones del paico.

 

El paico está completamente contraindicado para mujeres embarazadas o en lapso de lactancia, niños menores de tres (3) años, personas con dificultades hepáticos, renales o auditivos.

Artículo anteriorLos campos electromagnéticos sí implican a las células humanas
Artículo siguiente¿Una nueva vacuna universal para curar la gripe?