Cómo dejar de morder tus uñas con 5 soluciones caseros

161
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Morder o comerse las uñas es uno de los hábitos más habituales del mundo y puede considerarse un tic, un desorden o un mal hábito. Así, gran cantidad personas las mordemos en el momento que estamos nerviosos, estableciendo una especie de descarga, pero otros lo hacen en figura compulsiva durante todo el tiempo.

Publicidad

Es un inconveniente que debe tratarse ya que no solo es una cuestión de estética, sino también de salud ya que debajo de las uñas se esconden muchos gérmenes que trasladaremos a la boca. Al instante de morderlas estaremos expuestos a sufrir más de una dolencia, por lo que se puede decir entonces que se trata de un hábito poco o nada saludable.

Cómo dejar de morder tus uñas con 5 soluciones caseros

1. Ajo y aceite de oliva para no mordernos las uñas

 

Este remedio casero posee como proposito causar rechazo, debido al fuerte fragancia que el ajo desprende, que nos recordará que no debemos mordernos las uñas.

Es un remedio casero e ideal que se puede también elaborar para los más pequeños de la casa, así evitaremos que alcancen la edad adulta con este hábito insano.

Componentes

6 dientes de ajo machacados

3 cucharadas de aceite de oliva (45 ml)

¿Qué tienes que hacer?

En primer lugar, pondremos los 6 dientes de ajo machacados en un envase hondo.

Agregaremos las 3 cucharadas de aceite de oliva y mezclaremos muy bien.

A continuación, introduciremos las uñas, dejándolas por 12 minutos.

Al final dejaremos secar por sí solas.

2. Zumo de limón 

El uso del limón es uno de los soluciones caseros más populares para no morderse las uñas. Y es que elsabor ácido de este alimento no resulta agradable para muchos y, al llevarse las manos a la boca, podremos percibirlo y dejar de lado el deseo de mordernos las uñas en ese instante.

Componentes

1 limón cortado en dos partes o 3 cucharadas de jugo de limón (45 ml)

¿Qué tienes que hacer?

Frotaremos la mitad de un limón sobre nuestras uñas hasta empaparlas muy bien, y las dejamos secar por sí solas.

Otra figura de hacerlo es humedeciendo las uñas con el jugo de limón, con colabora de un pincel u otro utensilio, y dejarlas secar al aire libre.

3. Infusiones calmantes 

En algunas situaciones resulta complicado dominar los nervios y pueden producirse crisis o ataques de ansiedad. Por eso debemos colocar solución y rastrear formas para calmarnos y conseguir relajarnos para no mordernos las uñas. Las infusiones también funcionan para tranquilizar la ansiedad y el estrés que nos lleva a morderlas.

Componentes

1 cucharadita de valeriana (5 g)

1 taza de agua (250 ml)

¿Qué tienes que hacer?

Calentaremos el agua, añadiremos la valeriana y llevaremos a ebullición.

En el momento que hierva, apagaremos el fuego y dejaremos reposar durante 5 o 7 minutos.

Pasado el tiempo adecuado, verteremos a una taza, e ingeriremos.

4. Aloe vera

Este articulo natural apoyará a defender las cutículasde las posibles infecciones. Para aprovechar sus cualidades, se puede obtener un gel 100 % de aloe vera o cortar una parte de la planta para extraer la gelatina natural. 

No es muy agradable por lo que, si inconscientemente vamos a morder las uñas, lo evitaremos por su sabor.

Componentes

1 cucharada de gel de aloe vera (15 ml)

Modo de empleo

Aplicaremos 1 poco de gel de aloe vera sobre cada uña y dejaremos secar por 5 minutos.

5. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana posee grandes virtudes, y sobresale por ser un vasto antibacteriano y antifúngicoColabora a inhibir el crecimiento de los gérmenes que pueden provocar infecciones en las uñas.

Además de mantenerlas fuertes y libres de bacterias, no nos gustará muy su olor o sabor si intentamos comerlas.

Componentes

2 cucharadas de vinagre de manzana (30 ml)

¿Qué tienes que hacer?

Con colabora de un algodón, aplicaremos vinagre de manzana sobre cada uña de las manos y las dejaremos secar.

Es notable utilizarlo todos los días mientras dejamos este mal hábito.

6. Cebolla y aceite de oliva

La cebolla sobresale por su característico olor y sabor fuertes. Una de sus virtudes es que colabora al crecimiento de las uñas al mismo tiempo que disminuye el deseo de morderlas en todo instante.

Componentes

1 cebolla cortada en aros 

1 cucharada de aceite de oliva (15 ml)

¿Qué tienes que hacer?

Pondremos la cebolla cortada en aros en un envase y agregaremos una cucharada de aceite de oliva.

Revolvemos y dejamos que se mezclen y potencien sus cualidades durante 30 minutos.

Pasado el tiempo adecuado, con colabora de un pincel u otro utensilio, aplicaremos el aceite resultante sobre las uñas y dejamos secar naturalmente.

Artículo anterior¿Qué problemas causa el no beber suficiente agua al día? ¡Entérate!
Artículo siguienteDESAPARECE EL DOLOR DE CABEZA AL INSTANTE. JAMÁS TENDRÁS QUE VOLVER A USAR PASTILLAS. DOS INGREDIENTES QUE ESTÁN EN TODAS PARTES FUNCIONAN MUY BIEN.