Soluciones para las quemaduras

668
Remedios para las quemaduras

Remedios para las quemaduras

 

Publicidad

Es un tipo de lesión que se crea en la dermis, y tambien en tejidos inferiores, causado por distintos factores como el calor (contacto con llamas, líquidos o superficies calientes, etc.) el frío, químicos (lejías, ácidos) y la electricidad.

Según la intensidad, las quemaduras se pueden clasificar entres formas: primero, segundo y tercer grado. Las quemaduras de primer grado implican sólo a la capa externa o epidermis enrojeciendo la dermis sin llegar a formar ampollas.

Las de segundo grado implican a las dos primeras capas y crean ampollas las cuales no se deben romper.  Las quemaduras de tercer grado pueden destruir los tejidos y formar zonas muertas como costras.

La primera acción que se debe hacer, frente a una quemadura reducida (de menos de dos centímetros de circunferencia en niños, o de menos de cuatro centímetros en adultos), es limpiar ésta con mucha agua fría (entre 15 y 30 minutos o hasta que cese la sensación) y despues  usar compresas frías o poner la zona en un tazón de agua fría. Es notable sólo usar agua fría y no hielo, ya que éste restringe el flujo de la sangre.

Si se trata de una quemadura mayor (de más de dos centímetros de circunferencia en niños y más grande de cuatro centímetros en adultos o que esté carbonizada y de color blanco o cremoso o que involucre órganos internos), debe recibir en seguida asistencia médica.

En el suceso de las quemaduras pequeñas, existen varias soluciones caseros que se pueden utilizar:

 

Soluciones populares

Solución para las quemaduras #1:  Cortar un pedazo de una hoja fresca de aloe vera o sábila, administrar directamente su pulpa sobre la zona afectada o, si se prefiere, por medio una gasa.  El aloe vera posee una acción analgésica que mejorará la lesión y, tambien, facilitará su cicatrización.

Solución para las quemaduras  #2: Purificar, mondar y cortar media papa en láminas. Despues, dejar enfriar en el congelador. Aplastar con el tenedor hasta formar una pasta que se pondrá sobre la quemadura con la colabora de una venda. Sustituir tres veces al día.

Solución para las quemaduras  #3: Administrar una capa generosa de miel sobre la quemadura. La miel ejerce efecto analgésico y antibacterial.

Solución para las quemaduras  #4: Extender aceite de oliva sobre la zona quemada, y despues rociar por encima un poco de sal marina. Al comienzo, se sentirá cierto ardor, pero merece la pena, ya que impide la aparición de la molesta ampolla.  Al final, defender con una gasa y esparadrapo.

Solución para las quemaduras  #5: Administrar yogur natural sobre las quemaduras pequeñas, ya que favorece su cicatrización y su curación.

Solución para las quemaduras  #6:  Elaborar una pasta con aceitunas machacadas en un mortero. Extenderla sobre un trapo limpio y administrar sobre la zona afectada lo cual aliviará el escozor e impedirá la creación de ampollas.

Solución para las quemaduras #7:  Purificar un par de hojas de lechuga, cortarlas muy fino y añadir unas gotas de aceite de oliva. Administrar sobre la dermis afectada sujetas con una gasa. Dejar actuar durante dos horas y repetir el procedimiento en suceso imprescindible.

Solución para las quemaduras  #8: Abrir una cápsula de vitamina E y extender su contenido sobre la dermis irritada lo cual apoyará a prevenir la creación de cicatrices.

Solución para las quemaduras  #9: Usar un puñado de flores de caléndula, otro de hojas de llantén, una cucharada de cera virgen y tres de aceite de oliva virgen. Despues, freír en una sartén el aceite de oliva al lado con las flores de caléndula y de llantén. Colar y añadir a la elaboración cera virgen. Administrar tres veces al día sobre la zona quemada.

Solución para las quemaduras  #10: Cortar un puerro en rodajas y colocarlas sobre la zona lesionada con una gasa. Sustituir varias veces al día.

Solución para las quemaduras  #11: Acercar el área quemada, si es un dedo de la mano, al lóbulo de la oreja del mismo lado y tenerlo así 5 minutos; con ello se impide la creación de ampollas. Este remedio brasileño sólo se pon a quemaduras pequeñas de cocina.

Solución para las quemaduras  #12: Consumir un puñado de flores frescas de maravilla, limpiarlas bien y colocarlas directamente sobre la zona afectada. Esta flor posee cualidades analgésicas y previene las infecciones.

Solución para las quemaduras  #13: Consumir un puñado de hojas de melisa, purificar bien y macharlas con el fin de extraer su zumo. Extender éste sobre una gasa el cual debe ser colocado en la zona afectada. Repetir tres veces el mismo día.

Solución para las quemaduras  #14: Administrar directamente la clara de un huevo sobre la quemadura y dejar actuar durante media hora. Así se impedirá que la dermis se deshidrate.

Solución para las quemaduras  #15: Rallar un puñado de almendras y colocar, a modo de  de emplasto, encima del área con la quemadura leve.

Solución para las quemaduras  #16: Extraer el zumo de un puñado de yerbabuena.  Combinar con un poco de agua fría.  Administrar, con una gaza esterilizada, encima del área quemada levemente.

Solución para las quemaduras  #17: Administrar la dermis transparente de la cebolla sobre una quemadura reducida para prevenir que se empolle.

Solución para las quemaduras  #18: Verter dos puñados de hojas desmenuzadas de malvavisco en medio litro de agua caliente y dejar en reposo durante 8 horas.  Administrar, a modo de compresas sin escurrir, sobre la zona afectada.

Solución para las quemaduras #19:  Limpiar y partir una calabaza reducida y extraer su contenido o pulpa.  Despues, rallar ésta y poner en la congeladora por unos minutos.  Una vez  fría. administrar, a modo de cataplasma, sobre  la quemadura.

Solución para las quemaduras #20: Mezclar 3 cucharadas de raíz u hojas de consuelda en polvo, 1 de hierba de lobelia, 1/2 de aceite de germen de trigo  y 1/2 de miel hasta formar una pasta. Guardar en la refrigeradora hasta que se requiera.  Administrar esta elaboración fría en quemaduras leves.

Solución para las quemaduras #21: Verter en 1 litro de agua que esté hirviendo 8 cucharadas de bayas de enebro y dejar en reposo por 1 hora. Limpiar el área afectada con esta elaboración varias veces al día.

Solución para las quemaduras #22: Hervir en un litro de agua 100 g de hojas de hipérico o corazoncillo porr 5 minutos. Dejar reposar por 15 minutos.  Filtrar el preparado y administrar por medio una gaza en las quemaduras leves o superficiales

Solución para las quemaduras #23: Limpiar 1 zanahoria y despues picar finamente. Colocar sobre una gasa o sobre un paño de algodón perfectamente limpio. Administrar sobre la zona afectada, a modo de cataplasma, y mantenerla en contacto con la dermis durante 1 hora, con colabora de un vendaje o pañuelo.  Este remedio debe ser aplicado sin demora una vez se haya producido la quemadura

Solución para las quemaduras #24: Mezclar 4 cucharadas de aceite de oliva y 2 cucharadas de vino tinto en un envase y batir con un tenedor. Impregnar unas gasas o un paño de algodón perfectamente limpio en esta solución y aplicarsobre la dermis afectada

Solución para las quemaduras #25: Frescos e impregnados de aceite de oliva, los pétalos de lirio sirven para sanar las quemaduras ligeras.

Solución para las quemaduras #26: Las hojas frescas de llantén lavadas y machacadas, aplicadas como una compresa, curan las quemaduras

Solución para las quemaduras #27: Efectuar cataplasmas de hojas frescas de gordolobo hervidas con leche para tranquilizar la inflamación articulo de una quemadura.

Solución para las quemaduras #28: Verter en un envase un vaso de aceite, un vaso de vino, un vasito de licor de agua de malvas y un puñado de hojas de parietaria finamente cortadas, 20 gr. de salvado y 20 gr. de harina de haba. Hacer cocer hasta conseguir una consistencia untuosa. Administrar sobre la zona afectada.

Solución para las quemaduras #29: Elaborar aceite de azucena llenando de flores de azucena una botella de litro y cubrir con aceite puro de oliva, dejándolas en maceración durante un mes. Guardar en frasco de vidrio con cierre hermético y administrar en el momento que ocurra una reducida quemadura. Este mismo remedio puede apresurar las descamaciones en el suceso de erisipelas y sarampiones.

Solución para las quemaduras #30: Dejar circular agua fría (aunque no helada) suavemente sobre la zona afectada durante unos minutos (de diez a quince), para mas tarde rociar con vinagre o administrar una compresa empapada en vinagre.

Solución para las quemaduras #31:  Hervir en un litro de agua 2 puñados  de hojas de cinoglosa por 15 minutos.  Despues retirar del fuego y dejar que se refresque.  Filtrar y empapar con esta elaboración un paño limpio.  Administrar, a forma de fomentos frío, encima del área quemada.

Solución para las quemaduras #32: Mezclar 1/2 cucharadita de aceite indispensable puro de lavanda en 1 cucharada de aceite de almendras y administrar sobre la quemadura leve, previamente lavada, 3 veces al día. Dejar la quemadura al descubierto.

Solución para las quemaduras #33: Administrar directamente la arcilla fría sobre la misma quemadura, en figura de emplaste, el cual iremos renovando continuamente a medida que éste se vaya calentando. Para mayor comodidad en el momento de retirar la arcilla, se recomienda poner a la persona en la bañera, bajo un grifo o un mando de la ducha para que el agua efectúe la depuración por sí sola. No hay que preocuparse por si quedan remanentes ni esperar a que se seque la dermis, colocaremos inmediatamente un nuevo emplaste. Realizaremos este procedimiento de renovación continua hasta que el calor que desprenda la arcilla por efecto de la quemadura sea menos fuerte.

En el momento que esto se produzca, dejaremos puesto el emplaste durante 30 minutos, al cabo de los cuales dejaremos descansar un poco al enfermo, espolvoreando sobre la quemadura arcilla en polvo. Reanudaremos los emplastes y los alargaremos hasta una hora de duración, intercalando espacios de descanso durante los cuales, tambien del polvo de arcilla, untaremos la zona con gel de aloe vera. Este procedimiento puede durar horas, según la gravedad y extensión de la quemadura.

Solución para las quemaduras #34: Administrar unas gotas de tintura de sangre de drago o grado (se pueden localizar en las boticas botánicas o herbolarios) sobre la zona afectada.

Solución para las quemaduras #35: Aplastar un par de hojas frescas del plátano previamente lavadas.  Administrar el zumo extraído sobre las quemaduras leves o superficiales con suavidad.  Las cualidades antiinflamatorias de la hoja de plátano colaboran a sanar las quemaduras sin dejar cicatrices.

Solución para las quemaduras #36: Mezclar 1 cucharada de aceite de coco y otro de zumo de limón y administrar, con suavidad, sobre la quemadura.  Hacer este remedio varias veces al día. El aceite de coco es rico en vitamina E que colabora a la regeneración celular de la dermis mientras que el limón posee cualidades antibacterianas.

Solución para las quemaduras #37: Administrar paños limpios empapados con agua de avena sobre la zona varias veces al día.  Este remedio resulta perfecta para calmar la picazón que algunas veces se siente en el momento que una quemadura se está sanando.

 

Consejos

Consejos en el momento que se soporta de quemaduras leves

Vigilar todas las quemaduras, por muy pequeñas que sean, ya que, al estar la dermis lesionada se localiza expuesta a las bacterias que pueden provocar una infección y facilitar la creación de cicatrices. Cualquier quemadura que no sane en un lapso de10 a 15 días, que se caliente o enrojece de nuevo o que tenga una ampolla llena de un líquido verduzco o café, solicita la observación de un medico.

No reventar las ampollas, ya que es la forma que el cuerpo conserva estéril la quemadura.   Si se abre una ampolla por incidente, se puede facilitar la infección. Para evitarlo, se debe purificar la zona con agua y jabón y administrar suavemente un poco de ungüento antibiótico y cúbrala mas tarde.

Consumir mucha agua y vitaminas, ya que la hidratación es notable para apoyar a desarrollar una quemadura. Asimismo, es recomendable consumir zumos de frutas y verduras.

 

Consejos preventivas

Seguidamente diferentes recomendaciones preventivas para prevenir quemaduras caseras y hasta incendios:

No usar líquido encendedor en carbones ya encendidos.

No fumar en la cama

Mantener a la mano guantes de cocina y agarradores de olla en el momento que esté en la cocina.

Mantener el rostro alejada en el momento que abra un paquete de palomitade maíz que cocinó en el horno microonda.

Poner extinguidores de incendio y  mantenerlos accesibles y en buen estado.

Mantener las alarmas de incendio en buena condición.

Mantener los fósforos fuera del alcance de los niños

Imposibilitar a los niños lugar proximo de la estufa o agarrarobjetos calientes como la plancha.

Voltearlos mangos de las ollas hacia la parte posterior de la estufa de tal forma quelos niños no la puedan alcanzar

 

Publicidad