10 signos que envía tu cuerpo ante los altos niveles de cortisol

0
206
Ad

10 signos que envía tu cuerpo ante los altos niveles de cortisol

La llamada “hormona del estrés” provoca diversos incomodidades corporales en el momento que no logramos controlarnos apropiadamente. Ante los altos niveles de cortisol es imprescindible consumir medidas adecuadas y prevenir los dificultades relacionados al estrés. La actividad física regular, las reuniones sociales y una buena alimentación suelen ser las soluciones más prácticas.

Publicidad

La relación entre el estrés y el cortisol

El cortisol es una hormona esteroidea segregada por las glándulas suprarrenales. Habitualmente, se libera como contestación a una situación de estrés. Cumple la función de incrementar temporalmente la creación de energía y da el impulso de “huida” como mecanismo de supervivencia. Para entender mejor cuáles son sus procesos, aquí describimos la secuencia que se desencadena en cualquier cuerpo sano:

La persona se expone a una situación de estrés.

El hipotálamo envía la señal de alerta para que las glándulas suprarrenales comiencen a producir cortisol.

Los altos niveles de cortisol causan la necesidad de lucha o huida. Para conseguir esto, el cortisol además provoca un incremento en la glucosa de la sangre.

A su vez, se inhibe momentáneamente la creación de insulina. De esta forma, el cuerpo puede consumir la glucosa de forma rápida y convertirla en energía. Eso será el combustible para huir o combatir (mecanismo de supervivencia).

El cortisol además estrecha las arterias. La adrenalina crece la frecuencia cardíaca por lo que la fuerza de la sangre es mayor.

Mas tarde de cierto tiempo, la persona se siente a salvo. La situación de estrés pasó o fue resuelta.

Todos los niveles hormonales vuelven a la normalidad.

conociendo esto, piensa qué sucedería si nuestra vida cotidiana nos enfrenta de forma perpetuo a situaciones de estrés. Luchar el estrés es el mejor metodo para evitar diversos dificultades de salud. asimismo, hay un desorden denominado Síndrome de Cushingque provoca altos niveles de cortisol de forma perpetuo o por largos períodos de tiempo.

10 signos que envía el cuerpo en el momento que presenta altos niveles de cortisol

Precisamos del cortisol para funcionar de forma correcta. Nos colabora a nivelar la insulina, a dominar la presión arterial y, aunque creamos lo contra, desencadena dispositivos que nos permiten afrontar al estrés o al miedo. en cambio, si sus niveles no descienden hasta alcanzar parámetros normales, se puede sufrir los siguientes dificultades:

 

1. Disfunción del sistema digestivo

Los altos niveles de cortisol ralentizan el movimiento intestinal y dificultan la creación de enzimas indispensables para digerir la comida. Como consecuencia, nuestro cuerpo absorbe menos y de forma deficiente los nutrientes que comemos. Por esta causa es que las personas que sufren estrés poseen muchos dificultades en el sistema digestivo.

2. Incomodidades corporales

Otros manifestaciones aislados suelen ser la hinchazón del cuerpo, dolores musculares y incomodidades usuales en la espalda.

3. Desordenes de sueño

¿Sabías que nuestro cuerpo segrega cortisol durante la mañana, porque ante la luz del sol estamos naturalmente programados para despertar? ¿y sabías que en el instante exacto de despertar se segrega incluso más? En el momento que la persona vive estresada o sufre Cushing posee desordenes del sueño que no le permiten descansar apropiadamente.

4. Cambios constantes de humor

Si bien las hormonas juegan un papel notable en el humor, habitualmente, y mas tarde de ciertos días, todo vuelve a la normalidad. Si notas que tu ánimo no es el mismo debes prestar más atención. Puede que sientas depresión, nerviosismo o ansiedad, ira repentina u diferentes emociones fuera de control. En tal suceso, quizás sufras un sobrante de cortisol en el cuerpo.

5. Debilitamiento del sistema inmunológico

El cortisol impide el adecuado funcionamiento de nuestras defensas. Por esto, los pacientes que sufren Cushing son propensos a contraer numerosas infecciones al año.

6. Vejez prematuro

Los altos niveles de cortisol causan resecamiento de la dermis. Esto fomenta la aparición temprana de arrugas, entre otros dificultades cutáneos.

7. Estrías

Debido a los dificultades de dermis, sumados al incremento repentino de peso, las personas con niveles altos de cortisol se vuelven propensos a la aparición de estrías.

8. Dolencias del corazón

Como vimos con anterioridad, el cortisol estrecha las paredes arteriales para que la sangre bombeada por el corazón ejerza más presión y fuerza. Esto, en su justa medida, colabora a que el cuerpo pueda huir de la situación de riesgo. en cambio, en el momento que esto se conserva en el tiempo, es desencadenante de diversos sintomas cardíacas y arteriales.

9. Incremento del vello facial

Sobre todo en mujeres.

10. Incremento de peso

El cortisol eleva los niveles de glucosa en sangre para que las células puedan aprovecharla en seguida y alimentar los músculos. Para lograrlo, además incrementa el apetito y los antojos de carbohidratos.

Publicidad