16 SEÑALES DE QUE TU HÍGADO NO ESTÁ FUNCIONANDO BIEN Y LAS TOXINAS SE ESTÁN ACUMULANDO EN TU CUERPO – COMPARTE

0
429
Ad

Publicidad

El hígado es el órgano más grande del cuerpo y encargado de la realización de cientos de funciones, y de entre ellas, la más notable, la función que realiza en el filtrado de las toxinas y deshechos del cuerpo para su eliminación.

Así mismo el hígado colabora al cuerpo a digerir la comida, a tratar los nutrientes y a acumular las vitaminas y minerales vitales.

Debido a que el hígado es el encargado de una gran parte de la salud en general, es imprescindible que se mantenga su correcto funcionamiento ya que si el trabajo del hígado se ralentiza y se vuelve lento, las toxinas se acumulan y se almacenan en el tejido aceitoso hasta que la función hepática aumenta y se pueden suprimir de figura segura.

16 SEÑALES DE QUE TU HÍGADO NO ESTÁ FUNCIONANDO BIEN Y LAS TOXINAS SE ESTÁN ACUMULANDO EN TU CUERPO.

EXISTEN VARIOS SÍNTOMAS QUE SE REFLEJAN EN NUESTRO ORGANISMO CUANDO EL HÍGADO ESTÁ ESTRESADO COMO:

Fatiga crónica.

Ansiedad o depresión.

Letargo.

Dolores de cabeza recurrentes.

Dificultades de digestión.

Dolor muscular o articular crónica

Transpiración desmesurada

Acné o ciertas circunstancias de la dermis.

Gases

distensión abdominal

dolor abdominal

estreñimiento

diarrea.

Desequilibrios hormonales.

Mal aliento crónico.

Incremento de peso sin explicación.

Para la aumenta de la función hepática lo fundamental es iniciar con la alimentación y hacer ciertos cambios que puedan apoyar a no sobrecargar el trabajo que realiza el hígado.

¿CÓMO LIMPIAR EL HÍGADO?

Recuerda que el trabajo que hace todos los días este órgano lo realiza acumular toxinas, por lo que el plan es suprimir estos restos negativos. Se puede reiterar el procedimiento hasta tres veces al año. Ten en cuenta las siguientes recetas para una segura depuración hepática:

Jugo de toronja con ajo y jengibre: haz este medio durante le fin de semana. Además te apoyará a fortalecer tu sistema linfático. Precisas dos toronjas, cuatro limones, dos dientes de ajo, una rodaja de raíz de jengibre, 300 ml de agua destilada y dos cucharadas de aceite de oliva. Exprime las toronjas y los limones, ralla el jengibre y prensa el ajo. Situa todos los componentes en la licuadora y mezcla bien. Bebe anteriormente de dormir por la noche.

Jugo de naranja, ajo y aceite de oliva: lo que precisas es una cuarta taza de aceite de oliva, una cuarta taza de jugo de naranja recién exprimido, media cucharada de jengibre rallado y media cucharada de ajo picado. Bate en la licuadora y bebe anteriormente de ir a dormir. Acuéstate del lado derecho. Se debe repetir durante tres noches seguidas.

Estas son algunas de las medidas que puede seguir a diario para ayudar la función del hígado.

Publicidad