Cómo relajar los músculos de figura natural con una infusión de manzanilla, menta y limoncillo

385
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

La tensión en los músculos es una enfermedad recurrente que puede producirse por la práctica desmesurada de actividad física, malas posturas o algunas dolencias.

Se crea en el momento que uno o varios músculos se contraen o lesionan, provocando problemas en la destreza de movimiento.

Suelen darse de figura esporádica, y se puede tranquilizar con reposo y algunos analgésicos; sin embargo, muchos lo ensayan de figura corriente y se ven obligados a recurrir a otros métodos terapéuticos.

La buena noticia es que existen varias soluciones con cualidades relajantes que, sin provocar efectos secundarios, promueven la sensación de en un corto periodo de tiempo.

Entre estos nos hallamos con una infusión natural de manzanilla, menta y limoncillo, aconsejada para reducir la severidad del dolor.

Su consumo aumenta la circulación de la sangre y optimiza la oxigenación muscular para tranquilizar en un corto periodo de tiempo los espasmos y la rigidez.

¿Te animas a probarla?

Infusión de manzanilla, menta y limoncillo para relajar los músculos

Los componentes que unimos en esta bebida caliente nos permiten ofrecerle al cuerpo compuestos antiinflamatorios y analgésicos, ideales para el metodo de los músculos doloridos.

Estos actúan sobre la actividad del sistema nervioso, minimizando las señales de dolor y, a su vez, calmando la tensión asociada con el estrés.

Utilidades de la manzanilla

La manzanilla es un remedio antiinflamatorio y antiespasmódico que durante cientos de años ha hecho parte del catálogo de soluciones para el dolor muscular y articular.

Sus principales bondades se le atribuyen a un aceite volátil conocido como “bisabolol”, el cual aumenta la circulación para fomentar el de la tensión.

Publicidad

Esta componente posee efectos antioxidantes y antisépticos que, entre diferentes cosas, cuidan el cuerpo contra la acción de partículas dañinas y bacterias.

Debido a su significativo aporte de vitaminas y minerales, es una planta que se ha usado en el metodo de dificultades inflamatorios como la gota, el asma y la artritis.

Sus flores también poseen ingredientes sedantes que disminuyen el estrés, la ansiedad y el insomnio.

Utilidades de la menta

La menta es una planta con principios activos que reducen la severidad de los dolores que implican la salud muscular.

Rico en aceites vitales como el mentol, es una solución natural para desarrollar la circulación en las zonas tensionadas, facilitando el de la rigidez.

Posee cualidades antiinflamatorias y analgésicas, recomendadas para calmar la sensación de , los calambres y las contracturas.

Sus cualidades diuréticas colaboran a suprimir la retención de líquidos en los tejidos, lo cual es clave para regular los niveles de inflamación del cuerpo.

Posee antioxidantes y vitaminas y mineralesque, al ser absorbidos, inhiben los efectos negativos del estrés oxidativo.

Utilidades del limoncillo

El limoncillo, también conocido como hierba de limón, es un ingrediente antiséptico, refrescante y antiinflamatorio que se ha usado como activo natural para acelerar el de diferentes tipos de enfermedades corporales.

Sus principales compuestos activos son aceites vitales como el citral, el linol y el limoneno, los cuales le confieren efectos analgésicos, antioxidantes y antibacterianos.

Su uso interno y externo alivia las contracciones de los músculos y, debido a esto, disminuye el dolor y la rigidez.

Sus hojas poseen cualidades antibacterianas y suavizantes que colaboran a tratar circunstancias inflamatorias e infecciosas como la bronquitis y el asma.

Está aconsejado para disminuir las dificultades circulatorias y la pérdida de tono muscular.

¿Cómo elaborar esta infusión de manzanilla, menta y limoncillo?

Para disfrutar de las bondades de esta prodigiosa infusión solo hay que seguir unos simples pasos de preparación.

Las plantas se pueden adquirir frescas en tiendas herbolarias, o bien, en presentaciones comerciales de supermercado.

Componentes

1 taza de agua (250 ml)

1 cucharada de flores de manzanilla (10 g)

½ cucharada de hojas de menta (5 g)

5 gotas de aceite indispensable de limoncillo

Preparación

Pon a hervir una taza de agua y, en el momento que alcance su punto de ebullición, retírala del fuego y viértela sobre las flores de manzanilla y las hojas de menta.

Deja la infusión repose de 10 o 15 minutos y, en el momento que las plantas suelten sus extractos, cuélala.

Añade las gotas de aceite indispensable de limoncillo y remueve para que se integren bien.

Modo de consumo

Toma la bebida ante el primer síntoma de dolor o rigidez muscular.

Como preventivo, tómala después del trabajo o tras hacer actividad física de alto impacto.

Como puedes sentir, es muy fácil elaborar un remedio para disminuir las incomodidades que aquejan la salud muscular.

Su ingesta te prevenirá dolores fuertes y, de paso, tranquilizará el estrés y los desordenes relacionados con los nervios.

Artículo anterior¡ENSALADA PARA DESINFLAMAR EL VIENTRE Y BAJAR DE PESO!
Artículo siguienteQUEMA GRASA Y ELIMINA TOXINAS CON ESTE DETOX DE MANZANA