5 Recetas Caseras de Exfoliantes Labiales

95
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

En una de las peores cosas que puedes gastar tu dinero es en exfoliantes labiales… O cualquier tipo de exfoliante! Los exfoliantes labiales y los exfoliantes corporales son una de las cosas más fáciles que podrás hacer. No solo son fácil, pero son divertido, entonces es una magnifico idea para una noche de chicas o algo de hacer con tus hijos. Hoy que enseñaremos cinco recetas caseras de exfoliantes labiales que son super divertido, fácil y barato de hacer. Una vez que hagas el tuyo propi,  jamás volveras a comprar!

Publicidad

Recetas Caseras de Exfoliantes Labiales

#1. Exfoliante Labial Casero Pink Lush

1 cda aceite de jojoba o aceite de coco (Pero cualquier aceite que tengas trabajará igual de bien!)

1 cda azúcar extra fina

Unas cuantas gotas de colorante de comida

Lush usa azúcar extra fina y aceite de jojoba en casi todos sus exfoliantes de azúcar, entonces todo lo que tienes que hacer es mezclar todos los componentes y vertirlos en un frasco. En este momento está listo para usar!

#2. Exfoliante Labial de Miel 

1/2 cda miel

1 cda azúcar de caña

1/2 cda aceite (coco, oliva, etc)

Mezcla todos los componentes juntos hasta que estén bien combinados. Echa dentro de un frasco limpio y listo para usar!

#3. Exfoliante Labial de Coco y Limón

1 cda azúcar blanca

1 cda aceite de coco

Un poco de zumo de limón

1 ctda masa seca de coco (opcional)

Mezcla todos los componentes y echa en un frasco limpio. Utilízalo tan seguido como lo necesites!

#4. Exfoliante Labial de Kiwi

1 cda azúcar

1 cda aceite de tu preferencia

1 cda Kiwi fresco

Mezcla todos los componentes juntos hasta que estén bien combinados. Transfiere a un frasco y utilízalo!

#5. Exfoliante Lavial de Chocolate

1 cda azúcar crema

1/2 cda manteca de karite

1/2 cda aceite de tu preferencia

1 ctda polvo de cocoa

Mezcla todos los componentes juntos  para el exfoliante labial más increíble y chocolatoso!

Si te gustó este post, no olvides compartir 

 

Artículo anteriorAlimentos que no volverías a comer si supieras cómo están hechos
Artículo siguienteEL TUPINAMBO, UN TUBÉRCULO POCO CONOCIDO CON MÚLTIPLES PROPIEDADES MEDICINALES