Errores Habituales al Usar el Ajo de Figura Medicinal. “Preste Atención y no los Cometa”

227

Son gran cantidad las personas utilizan el ajo debido a sus grandes cualidades curativas., en el momento que tratan de superar alguna infección o dolencia.

Publicidad

 Si usted está tratando de usar el ajo como una medicina natural que precisa prevenir una lista de errores habituales para verdaderamente aprovechar sus utilidades.

Este regalo de la naturaleza puede ser usado para elaborar un jarabe natural para las infecciones de pecho y tambien se puede usar para disminuir el peligro de cáncer de pulmón.

Errores Habituales al Usar el Ajo de Figura Medicinal. “Preste Atención y no los Cometa”

Pero para poder usar el ajo para preservar su salud, es muy notable conocer cómo utilizarlo apropiadamente. De lo contra, sus utilidades para la salud son limitados, y quizas que no obtenga los efectos positivos que está buscando.

Errores Habituales al Usar el Ajo de una Forma Medicinal

Error # 1 – Consumir el ajo en figura de pastilla.

Para prevenir el olor y el sabor potente, algunas personas deciden consumir pastillas de ajo en lugar de masticarlo. Como suele ocurrir, no siempre lo facil es lo mejor, hacerlo de esta figura no funciona verdaderamente. Como se mencionó con anterioridad, para activar el compuesto curativo del ajo, es imprescindible tomar el ajo crudo y machacado. Ninguna píldora, polvo o figura seca puede igualar el potencial terapéutico del ajo en su estado natural.

El mal olor del gas de fósforo desaparece en el momento que el ajo se seca, se procesa o se cocina, pero también lo hacen algunos de los utilidades para la salud. El ajo seco conserva cualidades antioxidantes y puede apoyar a luchar los radicales libres, pero jamás en la misma medida que el ajo crudo. El ajo debe ser masticado o machacado para activar sus cualidades, ademas recuerde que se ha confirmado que masticar el ajo puede ser tan eficiente como consumir penicilina en algunos sucesos.

Error #2- Usar el ajo “cocido”

Cocinar el ajo es totalmente aceptable si lo está utilizando para condimentar su comida. en cambio, la cocción destruye el ingrediente activo del ajo – alicina. La alicina es uno de los compuestos que poseen azufre que están en el ajo que se conocen colectivamente como tiosulfinados. La alicina se activa en el momento que el ajo crudo es masticado, cortado o triturado. Pero, se desactiva por el calor, por lo que la cocción de ajo reduce su potencial curativo y debe evitarse.

Veamos cómo cocinar el ajo para conservar sus utilidades curativos máximos:

Primero aplaste el ajo, después espere 10 minutos anteriormente de cocinar para maximizar utilidades de salud. Permitir que el ajo machacado repose durante 10 minutos anteriormente de cocinar aumenta aún más la formación de alicina, asegura la máxima síntesis de alicina, y también lo realiza más estable y resistente a las altas temperaturas de la cocción. A continuación, cocínelo a fuego lento o moderado durante un corto período de tiempo (agregarlo al final del tiempo de cocción).

Error # 3 – Usar el ajo viejo que ha perdido su frescura

Asegúrese de que los dientes de ajo que recibe sean frescos y no han estado guardados por un largo tiempo. El ajo fresco posee una tira verde que corre por el centro del diente. Como siempre, el ajo orgánico es, con demasiado, la opción más saludable.

 

Error # 4 – Olvidar reponer la flora estomacal

Es muy conocido que el ajo actúa como un antibiótico, grandes dosis de el puede afectar a la flora intestinal y agotar las bacterias amistosas. Al igual que con otros antibióticos, es imprescindible un buen suministro de probióticos para conseguir un equilibrio de nuevo en su intestino.

La mejor forma de hacer esto es consumiendo alimentos fermentados que poseen un montón de probióticos. Algunos ejemplos contienen yogur natural, kombucha, miso y verduras fermentadas (chucrut, kimchi). Si le resulta difícil localizar comida fermentada real, puede comprar complementos probióticos.

Error # 5 – Consumir muy poco de ajo

Si usted está comprometido a luchar las infecciones de forma natural, tendrá que comer una generosa cantidad de ajo. Sólo un pequeño diente quizá no hará el efecto que se desea. Como dosis terapéutica, se deben tomar de dos a tres dientes de tamaño medio por día. Las personas han denunciado haber combatido infecciones graves al masticar de dos a tres dientes de ajo dos veces al día.

Error # 6 – No llevar una alimentacion correcta

No se puede esperar que el ajo haga todo el trabajo por su cuenta. También es imprescindible adoptar una forma de vida habitualmente saludable, y una alimentación que promueva el procedimiento de curación. Una alimentación rica en azúcares y alimentos procesados ​​es contraproducente para el bienestar de su sistema inmunológico. Su afán deben ser apoyados por alimentos de buena calidad  que satisfagan sus necesidades y protegan su salud, tales como: verduras, frutas, alimentos probióticos, aceites saludables, proteína magra y beber mucha agua.

Consejos para comer el ajo fresco

Hemos determinado que la mejor forma de tomar el ajo como un antibiótico es comiéndolo crudo y fresco. No todo el mundo disfruta de su sabor puro. En consecuencia, algunos luchan para comer lo bastante. Los herbolarios insinuan triturar el diente de ajo y dejarlo reposar durante 10 a 15 minutos. Despues, mezcle el ajo con yogur, compota de manzana, miel, o algún otro agente con el que encuentre más fácil y más sabroso de tomar.

 

 

¿Se Debe Comer el Ajo sin Tratar con el Estómago Vacío?

en alguna ocasión se recomienda masticar el ajo a primera hora de la mañana, anteriormente del desayuno, y tambien anteriormente de beber agua (quizas que necesite un vaso de agua para calmar la sensación al tragarlo, sobre todo si está consumiendo más de un diente).

en cambio, tenga en cuenta que, para algunas personas, el ajo crudo con el estómago vacío puede provocar irritación en el tracto digestivo. El consumo de cantidades excesivas de ajo crudo, sobre todo con el estómago vacío, puede provocar molestias gastrointestinal, flatulencia y cambios en la flora intestinal.

Siempre es recomendable iniciar con pequeñas cantidades y ver la reacción de su cuerpo. Esto es notable también porque algunas personas poseen alergia al ajo. Pueden desarrollar una lista de síntomas, incluyendo hinchazón, diarrea, náuseas, vómitos y reacciones cutáneas distintos (erupción cutánea, eczema).

Las personas que son intolerante al ajo crudo todavía podrían ser capaz de tomar en pequeñas cantidades, pero sus síntomas pueden aparecer en el momento que la cantidad se incremente. en cambio, en la mayoría de las personas, la ingestión de ajo no crea efectos secundarios.

¿Cómo Administrar el Ajo en la Dermis Para Tratar las Infecciones?

 

Dado que el ajo es un antibiótico natural, es un vasto metodo para cualquier tipo de infección de la dermis.  El ajo es un poderoso metodo para las infecciones de heridas, el resfriado común, la hipertensión y gran cantidad diferentes dolencias.

Las cualidades curativas del ajo pueden matar cepas de Staphylococcus y E. coli, así como muchos otros gérmenes bacterianos y fúngicos. en cambio, el ajo es muy poderoso para administrar directamente a la dermis y puede provocar sensibilidad e irritación de la dermis.

Para usar el ajo con seguridad para deshacerse de cualquier infección bacteriana o fúngica de la dermis, es imprescindible diluirlo primero y hacer lo siguiente:

Triturar 2-3 dientes de ajo y dejar reposar durante 10 minutos. Esto posibilita que la alicina se forme adecuadamente.Mezclar el ajo machacado con un poco de aceite de coco, aloe vero, o miel.Aplique la mezcla de ajo a la dermis infectada. Si siente una sensación de ardor, reduzca la cantidad de ajo en la mezcla.Continúe aplicando el metodo natural hasta que su dermis esté libre de cualquier signo de infección.

!No olvides compartir con familiares y amigos!

Publicidad