Un informe acusa a Johnson & Johnson de saber y ocultar la existencia de asbesto en sus polvos de talco

47
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
WhatsApp
, Un informe acusa a Johnson & Johnson de saber y ocultar la existencia de asbesto en sus polvos de talco, Alimenta y Cura

Publicidad

Photo: Justin Sullivan (Getty Images)

Johnson & Johnson afronta una de las peores crisis de su cronica. La multinacional de productos de higiene acaba de ser acusada de saber y ocultar durante décadas la existencia de trazas de asbesto (una componente cancerígena) en sus polvos de talco, uno de su productos más populares.

La acusación procede de un explosivo informe publicado este viernes por la agencia Reuters. la denuncia incorpora una gran cantidad de documentos internos de la propia compañía a la que la agencia ha tenido acceso y que están además a disposición del público dada la gravedad de las acusaciones.

Según estos documentos, Johnson & Johnson no solo conocía la existencia de asbesto en los polvos de talco desde hace más de 40 años, sino que tambien ocultó deliberadamente esta contaminación tanto al público como a las instituciones encargadas de velar por la sanidad pública.

Los polvos de talco se forman de un mineral arciloso que se saca de yacimientos. En esos yacimientos a veces además hay otros minerales como el asbesto o amianto, un término que en verdad comprende varios compuestos minerales con una cualidad en normal. Sus largas fibras pueden provocar irritación y distintos tipos de cáncer si nos arriesgamos a ellas durante demasiado tiempo.

Aparentemente,. Johnson & Johnson mintió a las autoridades sanitarias de Estados Unidos asegurando que sus polvos de talco estaban libres de estos minerales. El informe de la agencia Reuters dice lo siguiente:

En 1976, en el momento que la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus abreviaturas en inglés) pesaba los límites del asbesto en los productos cosméticos de talco, J&J aseguró al regulador que no se “detectó asbesto en ninguna muestra” de talco producido entre diciembre de 1972 y octubre de 1973. Lo que no dijo a la agencia es que al menos tres evidencias realizadas por tres laboratorios distintos desde 1972 hasta 1975 habían hallado amianto en su talco, en un suceso a niveles reportados como “gran cantidad altos”.

Advertisement

Se da la circunstancia de que los polvos de talco llevan años siendo objeto de demandas por parte de particulares que afirman que el popular articulo cosmético les había causado cáncer. La primera de estas demandas la interpuso una estadounidense llamada Darlene Coker en 1997. Coker aseguraba que el uso continuado de polvos de talco de la compañía le había casusado mesotelioma, un tipo de cáncer de pulmón. Según Reuters, la compañía se negó a suministrar dodcumentos internos sobre la cantidad de asbesto en sus operaciones mineras de talco y sus productos porque esos examen hubieran revelado que Coker tenía razón. La mujer desistió en 1999 y murió diez años mas tarde.

No es el único suceso. desde aquel momento se conocen más de 11.000 sucesos en los que los demandantes culpan a los polvos de talco de haberles causado diferentes dificultades de salud como cáncer de pulmón o de cuello de útero. La casi totalidad de estas demandas no tuvieron éxito, pero algunas consiguieron probar su suceso y se tradujeron en sanciones millonarias para la compañía.

Advertisement

Si hay indicios de que los polvos de talco pueden tener trazas de sustancias cancerígenos, ¿por qué no se han prohibido? La FDA estadounidense, agencias sanitarias de otros naciones y la propia Johnson & Johnson aseguranque no hay un vínculo confirmado científicamente entre los polvos de talco y algunos tipos de cáncer. La Organización Mundial de la Salud, en cambio, cataloga el asbesto como cancerígeno y menciona de figura explícita la existencia del material en el talco.

La compañía ha publicado un comunicado en el que asegura que las acusaciones son totalmente falsas y donde tacha el informe de Reuters de conspiranoico y basado en informes falsos:

El artículo de Reuters es unilateral, falso y difamatorio. En pocas palabras, la cronica de Reuters es una hipotesis absurda de conspiración que aparentemente lleva siendo orquestada más de 40 años por generaciones de reguladores, los principales investigadores y universidades del mundo, laboratorios independientes, y los propios empleados de J&J.

El polvo para bebé de Johnson & Johnson es seguro y no posee asbesto. Los investigaciones realizados sobre más de 100,000 hombres y mujeres exponen que el talco no provoca cáncer ni dolencias vinculadas con el asbesto. Miles de evidencias independientes realizadas por los reguladores y los laboratorios más valiosos del mundo revelan que nuestro polvo para bebés jamás ha contenido amianto.

Advertisement

La publicación del informe ha caído como una bomba en bolsa, donde las acciones de la compañía se han desplomado un 10% el viernes, lo que supone unas pérdidas de en torno a 40.000 millones de dólares.

Las estudios en torno al suceso continúan

Artículo anterior4 motivos por las que puedes tener acné de adulto
Artículo siguienteUN TENTEMPIÉ PARA CUANDO EL CUERPO TE PIDE DULCE