EL LENGUAJE DE NUESTRO CUERPO, COMO NOS HABLAN NUESTROS ÓRGANOS

404

EL LENGUAJE DE NUESTRO CUERPO, COMO NOS HABLAN NUESTROS ÓRGANOS

Publicidad

NUESTRO CUERPO NOS HABLA

Por medio de nuestros órganos, nuestro cuerpo nos habla de los conflictos que estamos viviendo o hemos vivido.

En el procedimiento de la evolución, nuestros órganos se han ido especializando por miles y millones de años en una lista de tareas específicas y cada vez más complejas, haciendo de estas tareas una experiencia con la que aclarar los dificultades a los que se ha enfrentado.

Así por decir algo, si yo presento un inconveniente de eccema esto posee que ver con un conflicto de contacto, ya sea por falta de contacto o por un contacto que no deseo tener, = Perdida de contacto o contacto impuesto.

Trabajamos en la búsqueda de este evento, de esta vivencia para que la persona consultante reviva ese instante, para identificar la impronta causada y poder dar salida a esas emociones que pueden haber quedado incrustadas.

La solución de este conflicto aportará a la persona información y herramientas para variar la percepción ante situaciones parecidas en diferentes ocasiones.

Una revisión de la línea de vida de esta persona, nos aportará la información de si existen repeticiones de este tipo de conflictos con anterioridad, de forma que podamos ver si el estructurante de este conflicto forma parte a su propia edad cronológica, o si debemos rastrear esos programas en su Plan Sentido o en los programas instalados en su árbol genealógico.

La comprensión de estos programas, de su existencia y finalidad en el clan familiar, otorgan una clarividencia en la integración y posterior degradación de estos programas.

Como finalización, las cartas de duelo, los actos de psicomagia, o los protocolos de hipnosis que se puede utilizar, fortalecerán este trabajo cuyo proposito no es otro que consumir consciencia de esas creencias o informaciones inconscientes que dificultan nuestra felicidad.

Aprendamos a escuchar nuestro cuerpo, esto nos apoyará a caminar en coherencia con nuestro Yo interior

Publicidad