Soluciones naturales para los sofocos de la menopausia

383
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Publicidad

Los soluciones naturales para los sofocos de la menopausia adquieren una gran importancia en la vida de gran cantidad mujeres, en especial de aquellas que poseen entre 48 y 54 años de edad.

Y es que suele ser en esa época en el momento que el cuerpo disminuye la producción de estrógenos y progesterona, lo que trae consigo la aparición de los síntomas propios de la menopausia.

Entre los más usuales sobresalen los dolores en las articulares, la bajada de la libido, los sudores nocturnos, el estrés, la fatiga, la sequedad vaginal, las pérdidas de orina y los sofocos.

En esta ocasión nos vamos a centrar en estos últimos, ya que existen algunos soluciones naturales para los sofocos de la menopausia que te podrán apoyar a disminuir sus síntomas.

Y es que los sofocos causan una intensa sensación de calor que, aunque suele durar solo unos pocos minutos, resulta muy molesta y desagradable para las mujeres que la sufren.

Además, los sofocos suelen ir acompañados de una sensación de presión en el área de la cabeza, palpitaciones, náuseas, ansiedad y dificultades para respirar.

Los soluciones naturales para los sofocos de la menopausia te podrán apoyar a paliar sus síntomas, sobre todo si los combinas con hábitos tan saludables como estos:

Hacer deporte con frecuencia: la actividad física puede disminuir la frecuencia de los sofocos, en especial en el momento que combina ejercicios aeróbicos con prácticas destinadas a fortalecer los músculos.

Reducir el consumo de café: la cafeína es una componente estimulante que puede agravar los síntomas de la menopausia. Por eso será notable que no consumas más de una taza de café al día y que también limites la ingesta de otros excitantes como, por decir algo, la teína.

Dejar el tabaco: fumar resulta muy dañino para la salud de los seres humanos, y más aún para las mujeres que poseen la menopausia debido a la nicotina presente en los cigarrillos, que puede causar que los sofocos aparezcan con una mayor frecuencia. Si te resulta muy complicado olvidarte del tabaco puedes colocar en práctica este remedio casero para dejar de fumar elaborado con avena.

Llevar una alimentación sana: tomar alimentos sanos y nutritivos es fundamental durante todas las etapas de la vida, aunque esta práctica cobra una especial importancia durante la menopausia. ¿El motivo? Que introducir frutas, verduras, carnes magras, pescados azules y legumbres en la alimentación y no tomar más calorías de lo imprescindible previene el exceso de peso y, por lo tanto, la aparición de sofocos, ya que la obesidad tiende a agravar el inconveniente.

Bajar la calefacción: permanecer largo rato en estancias en las que haga demasiado calor también puede propiciar la aparición de sofocos. De ahí la importancia de bajar la calefacción en invierno y usar ventiladores y abanicos durante el verano.

A pesar de que no hay una provoca concreta de la aparición de sofocos, llevar estos buenos hábitos te podrá apoyar a prevenirlos y a disfrutar de una salud de hierro.

Soluciones naturales para los sofocos de la menopausia

Si combinas los consejos que acabamos de explicar con los siguientes soluciones caseros para los sofocos de la menopausia, tendrás la ocasion de evitar su aparición y de disminuir sus incomodos síntomas.

Cura natural de fresa y naranja

La fresa y la naranja son dos frutas muy abundantes en vitamina C, un antioxidante que, además de retrasar el vejez, posee el poder de disminuir la frecuencia con la que aparecen los sofocos.

Componentes

3 o 4 naranjas

5 o 6 fresas

Pasos a seguir

Parte las naranjas por la mitad y exprímelas para poder transformarlas en jugo.

Echa el zumo en el vaso de la batidora.

A continuación lava las fresas, quítales el rabito verde y córtalas en varios pedazos.

Situa los pedacitos de fresa al lado al jugo de naranja y bátelo todo durante unos segundos.

Bébete el zumo resultante poco a poco.

Este cura natural para los sofocos de la menopausia no solo posee elevadas dosis de vitamina C, ¡también está gustoso!

Puedes tomar un vaso de este jugo de naranja y fresa todos los días.

Cura natural de uva y piña

La vitamina E es, al igual que la C, un potentísimo antioxidante que reduce las posibilidades de tener sofocos durante la menopausia.

Cabe distinguir, igualmente, que la vitamina E también es fantástica para llenar el cuerpo de energía y vitalidad, fomentar la expulsión de toxinas y mantener la dermis adolescente, tersa y firme.

Entre la comida más ricos en vitamina E hallamos las verduras, la uva, la piña, el durazno, los huevos y los frutos secos, primordialmente.

Por eso en esta ocasión te vamos a dar la receta de un rico y saludable zumo de piña y uva que podrás elaborar en solamente unos pocos minutos.

Componentes

200 gramos de piña natural

8 o 10 uvas (puedes elegir uvas negras o verdes, ya que las dos son muy abundantes en antioxidantes)

Un vaso de agua mineral

Pasos a seguir

Limpia las uvas, pártelas en dos y colócalas en el interior del vaso de la batidora.

Corta la piña en unos cuantos pedazos y viértelos dentro del mismo envase.

Añade el vaso de agua mineral y bate todos los componentes hasta que se hayan convertido en un sano y nutritivo jugo.

Bebe este zumo a diario y evitar la aparición de sofocos será más facil que jamás.

Como ves, los soluciones naturales para los sofocos de la menopausia que te hemos planteado a través de este post están compuestos por componentes 100 % naturales y muy utiles para la salud.

Artículo anteriorDisuelve las piedras en los riñones preparando 5 remedios de origen natural
Artículo siguienteAceite de onagra – Propiedades, beneficios y usos del aceite de onagra