El cuerpo muestra defensa exhibiendo inflamaciones

40

La inflamación es un mecanismo de defensa del cuerpo que pretende sellar la parte afectada para que cualquiera que sea el problema no se esparza. Sin embargo, la inflamación crónica causa más problemas que los que resuelve. La inflamación que no desaparece por lo general se llama trastorno inmunológico.

Publicidad

Cuando no hay infección, pero la inflamación persiste, el resultado es dolor, rigidez y una probabilidad de la pérdida de las funciones de las articulaciones afectadas.

La inflamación crónica también puede empujar a tus articulaciones fuera de posición, causando tensión muscular.

 Los músculos con el tiempo se regenerarán alrededor de la articulación mal colocada en un intento de estabilizarla y nada de esto es cómodo.

En este momento lo más probable es que sientas dolor en otras partes de tu cuerpo por la articulación mal alineada.

La deficiencia vitamínica es una causa común de inflamación, especialmente si a tu cuerpo le hace falta calcio, bromelaína de tronco, magnesio y hierro.

Nuestro licuado se centra en proveer la nutrición adecuada para reducir la inflamación crónica y facilitar la curación de la primera molestia.

Lo destacado de la piña para las articulaciones es el bromelaína de tronco. Este compuesto antinflamatorio es recomendado comúnmente para personas con artritis porque reduce la hinchazón en lesiones de tejidos blandos. Otras características de la piña incluyen a la estrella principal: la vitamina – C, también contiene magnesio, cobre, fibra y vitaminas B.

Jugo de naranja

Hablando de la vitamina C, el jugo de naranja mantiene los ligamentos y los tendones fuertes, lo cual es bueno para dar apoyo a las articulaciones. Sus propiedades antioxidantes disminuyen el estrés oxidativo como resultado de daño radical. Los flavonoides y los carotenoides trabajan apoyando a los vasos sanguíneos e inhiben la respuesta inflamatoria, lo que lleva a sentir menos dolor.

 

Publicidad