3 soluciones con huevo para rehidratar el pelo seco

0
133
Ad

El pelo seco es un inconveniente difícil de solucionar de forma concluyente. Se puede localizar productos específicos que consiguen un efecto inmediato satisfactorio gracias al uso de parafinas y otros componentes sintéticos. sin embargo, estos ensucian rápido el pelo y dañan la estructura capilar de forma progresiva.

Publicidad

En este artículo compartimos 3 soluciones con yema de huevo para rehidratar el pelo seco. Este alimento es muy nutritivo, rico en vitaminas y ácidos grasos vitales. De esta manera conseguiremos una melena hidratada, suave y reluciente de forma natural

Las maravillas del huevo

El huevo es un superalimento muy completo. Es rico en proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales. A pesar de que en las últimas décadas ha tenido mala fama por su relación con el colesterol, lo cierto es que es un alimento muy saludable que se puede tomar a diario.

La yema es la parte del huevo que sobresale por su contenido en vitamina E y ácidos grasos omega 3. Estos nutrientes son antioxidantes y grasas muy saludables para nuestra salud. igualmente, también pueden ser un magnifico remedio casero para nutrir el pelo y la dermis.

con-huevo-para-rehidratar-el-pelo-seco.jpg”>

Cómo tratar el pelo seco

Si tenemos el pelo seco es fundamental rastrear la forma de mantenerlo siempre hidratado. Cualquier factor externo (clima, contaminación) o interno (estrés, falta de nutrientes) va a perjudicarlo y agravar el inconveniente. Por esta causa, debemos rastrear los productos apropiados que lo alimenten y le permitan mantener siempre la humedad.

Aunque la genética es un factor decisivo también en el pelo, nuestra dieta y modo de vida pueden desarrollar o empeorar la hidratación capilar en gran medida. Por esto es fundamental aprender a cuidarlo, de una forma demasiado más estricta que aquellas personas que poseen un pelo común.

Las personas con el pelo seco sienten la necesidad de cortarse la melena a veces para renovarlo y prevenir las puntas abiertas. sin embargo, con algunos soluciones naturales se puede obtener un efecto asombroso desde la primera aplicación como, por decir algo, con la yema de huevo.

Soluciones con yema de huevo

1. Champú con huevo

Una forma muy facil de rehidratar el pelo seco de forma instantánea es mezclar la yema de huevo con nuestro champú habitual. De esta manera, compensamos el efecto de los sulfatos, los cuales resecan las fibras capilares por su fuerte poder detergente.

También se puede localizar algunos champús sin sulfatos, pero son más caros y no originan espuma, lo cual es difícil de entender para gran cantidad personas.

Este remedio es muy facil de administrar:

Separar la yema de la clara y reservarla.

En el instante de enjabonarnos el pelo con el champú, aplicarnos también la yema en el cuero cabelludo.

Masajear bien y dejar que el champú se mezcle con la yema.

Dejar actuar 2 minutos.

Limpiar el pelo como siempre.

2. Acondicionador de huevo y vinagre

Las personas que ya poseen su champú perfecta para pelo seco, pueden añadir un extra de hidratación a su melena con un acondicionador casero a base de yema de huevo y vinagre de manzana. El huevo nutre en profundidad, mientras que el vinagre disminuye el encrespamiento, estabiliza el pH y proporciona brillo y suavidad.

Componentes

1 yema de huevo

1 cucharada de vinagre de manzana (15 ml)

Si lo deseamos, se puede añadir unas gotas de algún aceite indispensable de nuestra preferencia para desarrollar el fragancia: lavanda, naranja, menta, romero, etc.

Preparación y aplicación

Mezclar bien los dos componentes con la colabora de un tenedor para poderlos emulsionar.

Elaborar justo anteriormente de su aplicación.

Después de lavarnos el pelo con champú, administrar este acondicionador por toda la cabellera.

Dejar actuar entre 2 y 5 minutos y aclarar.

3. Mascarilla de huevo, aceite y limón

Este metodo es el que aporta un fruto más profundo y duradero. Si lo realizamos dos veces por semana podremos tener un pelo más hidratado y reluciente. Además, también podremos luchar la caída de pelo.

Componentes

1 yema de huevo

1 cucharada de aceite (15 ml)

2 cucharadas de zumo de limón (30 ml)

Preparación y aplicación

Mezclar los tres componentes hasta que queden bien integrados.

Si queremos que sea más líquido se puede añadirle un poco de agua.

Administrar por todo el pelo y hacer un masaje en el cuero cabelludo.

Cubrir con un plástico y, por encima, con una toalla.

Dejar actuar, por lo menos, media hora. Se puede dejarlo toda la noche si lo deseamos.

Pasado el tiempo adecuado, limpiar el pelo de forma habitual.

Publicidad