Agua solarizada: ¿Porque debes consumirla?

65

Publicidad

¿Qué es el Agua Solarizada?

El Agua Solarizada es una técnica que consiste en exponer al sol, agua en una botella de vidrio.

Sabemos que la luz solar aporta a nuestro organismo un efecto purificador, revitalizante y renovador. Cuando bebemos agua que ha sido expuesta a la luz solar, permitimos que su efecto fluya por las diferentes partes de nuestro cuerpo, renovándolo y revitalizándolo. Si además esa agua ha sido expuesta a los rayos del sol envuelta en un color particular, absorberemos la energía vibracional de ese color, lo que nos aportará mayores beneficios.

Al unir el agua solarizada con la Cromoterapia, estaremos potencializando el proceso, trayendo más equilibrio y armonía al cuerpo, mente y emociones.

Dependiendo del color que usemos, obtendremos beneficios específicos. Los colores los podemos clasificar en fríos y calientes. Entre los fríos podemos mencionar, el azul, índigo, Violeta, que son muy usados cuando se quiere un efecto relajante o calmante. Los colores calientes por su parte, nos ofrecerán un efecto contrario, serán estimulantes. Entre los colores calientes podemos mencionar, el rojo, el naranja, el amarillo.

¿Cómo preparar el Agua Solarizada?

Preparar el Agua Solarizada es muy fácil, sólo tendrás que:

1.- Llenar una botella de cristal (nunca de plástico) con agua del grifo y después envolverla con papel celofán en el color que quieras. Otra alternativa será comprar una botella que ya sea del color que necesitas.

Si decides reutilizar botellas que tienes guardadas en casa, deberás esterilizarlas antes de usarlas. Y no deberás usar botellas transparentes o blancas, pues no obtendrás el beneficio terapéutico de los colores.

2.- Tapa la botella con algo que no sea metálico (esto permite que las energías, colores, frecuencias y elementos necesarios, se agreguen al agua).

3.- Expón la botella con agua al sol por al menos una hora, si el sol está fuerte. Mitad del día si el sol está suave, o el día entero si se trata de un día lluvioso.

El mejor horario para exponer el agua al sol, es la mañana, de las 8 a las 10, especialmente si nos encontramos en invierno. Por su parte, si nos encontramos en verano, después de las 3 de la tarde, también será aconsejable. En el caso de que hayas usado papel celofán para envolver la botella de agua, al transcurrir el tiempo necesario para energizar el agua, podrás retirarlo. Y podrás volver a usar ese papel en próximas oportunidades.

3.- Después de preparada, se puede añadir a otras botellas de agua y podrás beberla, darla a tus animales de estimación, regar las flores, bañarte con ella, etc.

El agua actúa a nivel energético, en sus distintas dimensiones: emocional, mental, física y propicia una conexión consciente con la dimensión espiritual de nuestro ser. Nos ayuda a ponernos en contacto con nuestro propósito de vida y a darle sentido a nuestra existencia.

Al llevar a cabo estas experiencias diariamente, podremos experimentar con claridad sus efectos beneficiosos. Algo que deberás tener en consideración es que, una vez obtengas tu agua solarizada, no podrás hervirla, ni congelarla, pues las partículas que contiene se volverán neutras y perderá todo su efecto.

¿Cómo debe consumirse el Agua Solarizada?

Podrás beber uno o varios vasos de esta agua por día y para sentir sus beneficios, deberás hacerlo por lo menos, unos 15 a 30 días, de forma ininterrumpida

Dependiendo del problema que quieras solucionar, deberás escoger un color particular.

a) El rojo: es un estimulante, por lo que te ayudará a superar el desánimo.

b) El naranja: es un color restaurador y regenerador, por lo que te ayudará a superar procesos desgastantes. Te permitirá aumentar tu autoestima y confianza. Mejora tu humor.

c) El Amarillo: es un color dinámico y activador, por lo que te ayudará a aumentar tu capacidad de razonamiento y tu creatividad. Te ayudará a mejorar la concentración y el estado de alerta.

d) El Azul: Es el más usado y conocido por el método de Ho’oponopono. Te traerá paciencia, equilibrio y serenidad.

e) El Verde: es un color que equilibra el cuerpo. Es relajante y calmante. Te ayudará a superar cualquier estado negativo y a energizar el alma y el cuerpo.

f) Violeta: Es un color profundamente espiritual, por lo que ayudará a mantener el equilibrio, la calma y la paz mental.

g) Índigo: Es muy beneficioso para equilibrar energéticamente los ambientes. Ayuda a liberar los temores.

h) Rosa: Es un color que te ayudará a mantener el equilibrio afectivo y el equilibrio de las relaciones, tanto de pareja como profesionales.

Como el color verde es el que equilibra el cuerpo, se recomienda iniciar el consumo de tu agua solarizada con este color. También, podrás preparar agua solarizada con otros colores e ir intercalando su consumo con la de color verde.

Lo que si no puedes hacer, es usar todos los colores al mismo tiempo. Deberás enfocarte en un problema a la vez, comenzar por aquel que más te afecta y luego, gradualmente, podrás trabajar con los demás.

El agua se puede guardar en el refrigerador por un máximo de 5 días. Si la dejas a temperatura ambiente, deberás consumir tu agua solarizada en un plazo máximo de tres días. Se cree que el agua solarizada te ayuda a borrar memorias y purificar tu cuerpo, mente y espíritu, de aquellas creencias limitantes que te impiden prosperar, por eso no debes dejar de consumirla.

Publicidad