Preparado medicinal de calabaza y ajo para reducir el colesterol

37
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
WhatsApp

 

Publicidad

De las sustancias que el cuerpo necesita para funcionar, el colesterol es una de las más conocidas. Es un lípido que se encuentra en nuestras células y que el cuerpo utiliza para distintos fines, como digerir los alimentos o producir vitaminas y hormonas. Sin embargo, a veces debemos reducir el colesterol porque su nivel se eleva y esto no es sano.

Así como forma parte de los componentes del cuerpo humano, el colesterol también está presente en los alimentos de origen animal, como la carne, el queso, los huevos, etc. Es por esto por lo que, cuando consumimos este tipo de comida, nuestro cuerpo comenzará a acumular más colesterol del que necesita para funcionar, lo que puede causar enfermedades.

El exceso de colesterol en la sangre, junto a otras sustancias grasas, puede causar una placa de lípidos que se pega a las paredes de los vasos sanguíneos. Esta placa impide el paso continuo de sangre y, por ende, el funcionamiento óptimo del organismo. Esta acumulación de grasa en las arterias es conocida como arteriosclerosis.

Tipos de colesterol y su función en el organismo

Importancia de reducir el colesterol

Si alguna vez has visto un examen de laboratorio en el que midan los niveles de colesterol en la sangre, seguramente te has encontrado con varios números y valores. Estos se corresponden con los tres tipos de colesterol en nuestro organismo.

  • El más importante es el HDL o colesterol “bueno”. Se trata de lipoproteínas de alta densidad (HDL por sus siglas en inglés). Son estas las que se encargan de transportar el colesterol hacia el hígado para que este sea eliminado del organismo una vez que ha cumplido su función.

Las “grasas buenas” son precisamente las que ayudan a que el cuerpo no acumule colesterol “malo”, o LDL. Las lipoproteínas de baja densidad (LDL por sus siglas en inglés) son las causantes de las enfermedades relacionadas con el exceso de colesterol en la sangre.

  • Las “grasas malas” se acumulan en el organismo a causa de una dieta con altos niveles de alimentos con grasas trans o saturadas. Estas grasas no pueden ser digeridas ni eliminadas fácilmente por el organismo. El sedentarismo también es causante de la acumulación de este tipo de colesterol en el cuerpo.
  • Existe un tercer tipo de colesterol conocido como VLDL, (lipoproteinas de muy baja densidad). Son las encargadas de transportar triglicéridos, otro tipo de grasa que el organismo utiliza como fuente de energía. El exceso de colesterol VLDL también es considerado de peligro para el organismo, porque puede causar enfermedades cardíacas.

Los niveles normales de colesterol total deben ser de 180 a 200 mg/dl (de 10 a 11.1 mmol/l). Lo ideal es que los niveles de colesterol HDL sean mayores que los de LDL, que no deberían pasar de 190 mg/dl. De esta manera, se pueden prevenir enfermedades coronarias, accidentes cardiovasculares y problemas cardíacos y circulatorios en general.

Cambios en la alimentación para reducir el colesterol

Una vez que sabemos que existe colesterol “bueno” y colesterol “malo”, es importante que sepamos qué alimentos consumir. Deben ser los que nos ayuden a prevenir enfermedades y, al mismo tiempo, brinden al organismo la grasa que necesita para funcionar correctamente y sin excesos.

Alimentos recomendados

Entre los alimentos ideales para agregar a la dieta están:

  • Garbanzos, lentejas y guisantes
  • Aceite de oliva y girasol
  • Hortalizas
  • Frutos secos y frutas.
  • También es bueno comer pescados azulesque contienen grandes cantidades de Omega 3. La grasa de estos pescados nos protege de la acumulación de colesterol en las arterias.

 

Alimentos prohibidos

Aunque suene muy tajante, si queremos reducir el colesterol debemos limitar la ingesta de:

  • Embutidos
  • Carnes rojas
  • Exceso de derivados del chocolate
  • Comida procesada
  • También es recomendable alejarse de la comida frita

Remedio natural para reducir el colesterol: calabaza y ajo

Como ya hemos mencionado, las hortalizas son fundamentales en nuestra lucha contra los niveles altos de colesterol malo (LDL) en la sangre. Una de ellas, la calabaza, es ideal para incluir en nuestra dieta diaria por sus propiedades depurativas.

Otro alimento que puede ayudar a disminuir los niveles de colesterol es el ajo. La alicina, su principio activo, es un excelente vasodilatador y ayuda a reducir la tensión arterial. También es antioxidante. Es decir, que es un alimento muy útil para cuidar la salud cardiovascular.

Ingredientes

  • 1 calabaza
  • 3 tazas de agua (750 ml)
  • 3 dientes de ajo

Preparación

  • Toma una olla y pon a hervir la calabaza con la piel en el equivalente a tres tazas de agua.
  • Una vez que esté blanda, sácala del fuego, pélala y tritura la verdura hasta hacer un puré.
  • Toma 3 dientes de ajo y córtalos en pequeños trozos. Agrégalos al puré.
  • Se recomienda consumir 2 porciones del puré a diario para notar los resultados rápidamente. Puedes acompañarlo con otra comida sana en tu almuerzo.

La buena alimentación siempre será una excelente forma de prevenir enfermedades. Evitar los excesos, mantener un ritmo de vida activo y cuidar nuestro cuerpo, especialmente a medida que envejecemos, puede ayudarnos a mantener un estilo de vida más sano. Así nos ahorraremos problemas médicos a futuro.

Cómo evitar el colesterol con una dieta saludable
Artículo anteriorAprende a Limpiar los Vasos Sanguíneos de Colesterol en Menos de un Mes!!!
Artículo siguienteEscrofularia, Usos, Beneficios y Contraindicaciones