Cefalea tensional: motivos y tratamientos

169
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
WhatsApp
, Cefalea tensional: motivos y tratamientos, Alimenta y Cura

Publicidad

Todos conocemos lo desagradable que puede ser tener un dolor de cabeza. Este molestias nos impide llevar a cabo las tareas del día a día con eficacia, nos hace sentirnos incómodos, y en general nos roba la energía. en cambio, en algún instante todos lo hemos experimentado. A pesar de que existen muchas clases de versiones de esta enfermedad, la cefalea tensional es una de las más habituales.

Se trata de un tipo de dolor de cabeza que aparece debido a la desmesurada tensión de los músculos del cuello y del cuero cabelludo. Se calcula que estas contracciones exageradas de la musculatura producen el 78% de los sucesos de cefaleas del mundo. Suelen estar asociadas a dificultades como la depresión, la ansiedad o el estrés, aunque pueden afectar prácticamente a cualquier persona.

A pesar de que no suele causar más dificultades que una sencillo molestia, la cefalea tensional puede transformarse en algo relativamente grave si no desaparece en demasiado tiempo. En este artículo te contaremos cuáles son los principales motivos de este inconveniente y qué puedes hacer para combatirlo.

¿Qué es exactamente una cefalea tensional?

La mayoría de las personas que sufren este desorden explican la sensación de tener una venda oprimiéndoles la cabeza. De esta forma, sienten un dolor generalizado no muy fuerte, pero que puede resultar muy desagradable. En general, una cefalea de este tipo no imposibilitará que la persona lleve a cabo sus tareas de figura habitual, pero sí producirá una sensación de no encontrarse despejado, además de cansancio y molestias.

Aunque no se sabe exactamente por qué se crea la cefalea tensional, se sabe que existen varios factores que predisponen a que aparezca:

Episodios de estrés, ansiedad o depresión extendidos en el tiempo.

Insomnio y falta de sueño durante varios días seguidos.

Forzar la vision durante periodos prolongados. Esto puede producirse por decir algo al mirar una pantalla fijamente o al no usar gafas teniendo miopía.

Mala postura al dormir o estar sentado que provoca rigidez en el cuello.

En general, la cefalea tensional aprece menos de 15 días cada mes. Si su frecuencia es mayor, se entiende que se está frente a otro tipo de desorden, como por decir algo el dolor de cabeza crónico. Aunque puede estar causado también por el estrés, en general se clasifica como un inconveniente distinto.

Cómo tratar el dolor de cabeza tensional

El secreto más notable para tratar la cefalea tensional es revelar por qué se ha producido exactamente. Si lo consigues, podrás conocer cuál es la forma más segura para que desaparezca. Para ello, hazte las siguientes cuestiones:

¿Qué cambió los días previos a la aparición del dolor de cabeza?

¿Estás padeciendo demasiado estrés últimamente? Si es así, ¿se ha intensificado en los últimos días?

¿Has forzado los músculos de tu cuello o espalda de alguna forma? Esto puede ocurrir, por decir algo, al hacer ejercicio físico fuerte.

¿Estás adoptando posturas poco naturales durante demasiado tiempo?

¿Has forzado la vision más de la cuenta? Por decir algo, mirando muy tiempo a la pantalla de un ordenador o un móvil.

En función de las respuestas a estas cuestiones, podrás adoptar distintos estrategias para luchar la cefalea tensional. Por decir algo, si crees que el inconveniente posee que ver con un sobrante de emociones negativas, podrías probar a usar técnicas de relajación para reducir el impacto negativo del estrés en tu cuerpo.

Por otro lado, si piensas que tu dolor de cabeza está producido por factores físicos (como una mala postura o una sobrecarga de determinados músculos), puede ser bastante con sustituir de hábitos y estar más atento a las posturas y movimientos que adoptas.

¿Tengo que ir al médico?

En general, la cefalea tensional no debe ser motivo de preocupación. en cambio, algunas veces es imprescindible acudir a un profesional para comprobar que no hay un inconveniente mayor. Algunas de estas ocasiones son las siguientes:

El dolor de cabeza se vuelve muy fuerte.

La cefalea aparece de forma muy repentina.

Surgen dificultades atribuidos como pérdida de equilibrio o problemas en el habla.

Precisas consumir analgésicos de forma corriente, más de tres días a la semana.

En estos sucesos, ir al médico es la mejor opción. en cambio, en la mayoría de las ocasiones la cefalea tensional desaparece por sí sola; además, puedes entenderla como un aviso de tu cuerpo de que tienes que sustituir algún aspecto de tu vida.

Artículo anteriorEsta planta la tienes de adorno pero podría salvarte la vida mil veces y no lo sabias!
Artículo siguienteHazte un peeling con aspirinas y termina con las manchas, cicatrices, arrugas y acné.