Chitosán ¿Qué es y cómo te puede ayudar a adelgazar?

79
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
WhatsApp
, Chitosán ¿Qué es y cómo te puede ayudar a adelgazar?, Alimenta y Cura

Chitosán ¿Qué es y cómo te puede ayudar a adelgazar?

Publicidad

Chitosán es uno de los suplementos nutricionales más conocidos para perder peso. Algunas personas necesitan perder peso por problemas de salud, otras simplemente lo desean para sentirse bien.

Con la llegada del buen tiempo se incrementa la obsesión por adelgazar y en consecuencia aparecen numerosas soluciones que prometen el milagro con unos resultados sorprendentes. Existen numerosos productos y técnicas para perder peso, productos que bien usados junto a técnicas bien aplicadas, pueden darnos buenos resultados como es el caso de Chitosán.

 

El balance energético, la clave para perder peso

Elijamos la solución que elijamos para perder peso, lo que debemos tener claro es que primero tenemos que controlar nuestro balance energético.

El balance energético es la suma de la ingesta de alimentos más el gasto de energía. En teoría debemos consumir la misma energía que vamos a gastar. Por ello, controlar el balance energético es clave para mantener un buen estado de salud pero también lo es a la hora de perder peso de una forma eficiente.

Si se ingiere más energía de la que consumimos, la acumulamos. En cambio, si ingerimos menos energía de la que consumimos, el balance será negativo. Por lo tanto, para cuidar de nuestra salud y peso, lo mejor es encontrar este equilibrio.

 

Balance Energético: debemos consumir la misma energía que vamos a gastar

 

¿De qué depende el consumo de energía?

El consumo de energía de nuestro organismo depende de tres factores:

La termogénesis: es el proceso de producción de energía en el cuerpo causada por la metabolización de los alimentos consumidos.

El metabolismo basalhace referencia al gasto energético de nuestro cuerpo en reposo. Es decir, el gasto de energía que necesita nuestro organismo por estar vivo. 

Actividad física: se refiere a todo el movimiento de nuestro cuerpo producido por la acción muscular voluntaria que hace que aumente el gasto de energía por encima de los niveles de reposo.

 

La principal condición que se debe cumplir para logar un balance energético equilibrado está en ingerir las mismas calorías que gastamos. Por desgracia, alcanzar los niveles de ingesta deseada no es tan fácil y en la mayoría de ocasiones, nos vemos obligados a recurrir a los suplementos nutricionales para poder llegar a alcanzar nuestro objetivo y justamente Chitosán es de los más recomendado para el control de peso.

 

¿Qué es Chitosán y cómo actúa?

Chitosán es un suplemento nutricional, una fibra natural de origen marino que tiene la capacidad de absorber las grasas ingeridas para que no sean absorbidas por el cuerpo.

Se obtiene de los esqueletos de crustáceos a través de la desacetilación de la quitina, un elemento estructural del esqueleto de algunos animales, como es el caso de los crustáceos.

El Chitosán actúa a nivel estomacal. Destaca por su alta capacidad de absorber las grasas ingeridas, pudiendo agrupar hasta cinco veces su peso en grasa. Actúa a nivel del estómago cuando éste entra en contacto con las sustancias líquidas del estómago, transformándose en una especie de gel que se va expandiendo y captando gran parte de las grasas. Una vez entra en contacto on el pH más elevado de los intestinos, el Chitosán se solidifica con las grasas y de esta manera, se elimina por vía intestinal evitando que las grasas queden almacenadas en las células grasas y reduciendo al mismo tiempo, el aporte calórico de los alimentos que se ingieren.

 

Cada gramo de Chitosán es capaz de absorber hasta 8 gr de grasas

CLICK TO TWEET

 

 

Propiedades de Chitosán

Como ya hemos visto, la principal propiedad y beneficio del Chitosán es su capacidad de eliminar grasas.

No obstante, cabe mencionar que además de su efecto quemagrasas, haciendo un uso correcto de él, nos puede ayudar a evitar que se acumulen más grasas a las que ya tenemos, contribuyendo a que zonas como caderas, muslos y vientre pierdan grasa.

Por otro lado, otra propiedad importante del Chitosán es su efecto saciante que hace de él un excelente inhibidor del apetito. La sensación de saciedad se produce de forma rápida y tiene una larga duración tras la ingesta de alimentos, consiguiendo que la persona que lo tome coma menos durante el día sin necesidad de pasar hambre.

El Chitosán también es un suplemento natural muy interesante para aquellas personas que tengan altos niveles de colesterol LDL (colesterol malo) e hipertensión.

También podemos utilizarlo para combatir las infecciones por hongos ya que tiene ciertos componentes que disminuyen en gran medida, la capacidad de los hongos para reproducirse. De ahí, que se utilice con frecuencia para tratar los hongos de las plantas de los pies y en casos de candidiasis.

Las personas que sufren osteoporosis o déficit de calcio también pueden encontrar en el Chitosán un gran aliado ya que ayuda mucho a la asimilación del calcio, así como aquellas que tengan anemia con el hierro.

Al impedir la absorción de grasas de origen animal disminuye los niveles de ácido úrico, ayuda a combatir el estreñimiento, a mantener una buena salud renal e incluso es eficaz para combatir la bacteria helicobacter pylori, causante de úlceras de estómago.

 

 

¿Qué hay que tener en cuenta con Chitosán?

Para que Chitosán sea efectivo es muy importante hacer un uso adecuado de él. Por desgracia, a la hora de adelgazar, los milagros no existen y Chitosán tampoco puede hacer milagros.

Por sí solo, Chitosán no adelgaza pero lo que sí hace es evitar que se engorde. Lo que no tiene sentido es seguir con una dieta rica en grasas saturadas e hidratos de carbono y pretender perder peso con Chitosán o cualquier otro fármaco o suplemento para este fin.

Seguir una dieta sana es esencial para conseguir bajar de peso. Hay que tener en cuenta de que las grasas no son las únicas responsables de un exceso de kilos, sino que abusar de los carbohidratos y las proteínas también puede causar sobrepeso. Algo que hay que tener en cuenta porque el Chitosán no tiene ningún efecto sobre los hidratos de carbono.

 

 

 

 

Su uso prolongado no es aconsejable y tomarlo a diario tampoco, ni en el caso de Chitosán ni de cualquier otro inhibidor de grasas, ya que hay que tener en cuenta de que las grasas son necesarias para obtener ácidos grasos esenciales y para asimilar las vitaminas liposolubles. Por ello, recomendamos su uso como una ayuda puntual.

 

 

Contraindicaciones y efectos secundarios del Chitosán

Chitosán puede causar algunos efectos secundarios que son poco habituales como estreñimiento, náuseas, sensación de estómago revuelto, hinchazón abdominal y dolor de vientre

Artículo anteriorLa sábila o aloe vera, una planta poderosa para alejar las malas energías de tu hogar!
Artículo siguiente6 señales que muestran que quizás tengas un coágulo de sangre