6 alternativas naturales a la lejía para una limpieza más ecológica

23
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
WhatsApp
, 6 alternativas naturales a la lejía para una limpieza más ecológica, Alimenta y Cura
Ad

6 alternativas naturales a la lejía para una limpieza más ecológica

Publicidad

Existen alternativas naturales para la lejía que son mucho más seguras e igualmente efectivas, como por ejemplo: vinagre, bicarbonato y limón.

¿Cuáles son las alternativas naturales recomendadas para la lejía?

El uso excesivo de productos químicos tóxicos en casa es un hábito que debemos abandonar, no sólo por sus efectos contaminantes sobre el medio ambiente, sino también por sus consecuencias para nuestra salud.

En particular, se pueden encontrar alternativas naturales a la lejía, un producto extremadamente tóxico que a menudo se utiliza de forma imprudente.

Lo que conocemos como lejía es una solución de hipoclorito de sodio diluido en agua en porcentajes variables (1,5% al 25%), muy corrosiva y no exenta de peligro. En ambientes cerrados, en particular, se pueden liberar gases tóxicos, a los que nuestras mascotas son especialmente sensibles.

El contacto directo con la piel también puede causar dermatitis o irritación, y puede ser tóxico si se inhala. Generalmente se usa para blanquear, desinfectar y desengrasar.

Pero no te preocupes, puedes reemplazarla fácilmente con alternativas naturales que son igual de efectivas pero más seguras para la salud y sostenibles en términos ambientales.

Alternativas naturales para la lejía.

Percarbonato de sodio.

El percarbonato de sodio es una excelente alternativa a la lejía para eliminar manchas y limpiar. Este polvo 100% biodegradable ya está activado a 30°C y puede blanquear y aclarar las prendas de color gris y amarillo. También da brillo al lino blanco. Debe añadirse al detergente de la lavadora (1 cucharadita) directamente en la cesta o disuelto en agua con jabón, en el lavado a mano.

Agua oxigenada.

También se puede usar Peróxido de Hidrógeno / Agua oxigenada 35%, ten en cuenta que no es el que comúnmente encontramos en las farmacias, es uno mucho más concentrado, disponible sólo en algunas tiendas especializadas y en Internet. Un excelente blanqueador y desinfectante natural.

Vinagre.

Un gran aliado en la limpieza de la casa es sin duda el vinagre que, a pesar de liberar un olor para algunos desagradable, tiene un alto poder desinfectante, por lo que se recomienda para la limpieza de suelos y para la lavadora.

Limón.

Para los que no les gusta el olor fuerte y picante del vinagre, pueden contar con el agradable aroma del limón, cuyas propiedades ácidas lo convierten en otro sustituto válido de la lejía. Puedes usarlo preparando una solución a base de zumo de limón y agua desmineralizada para ser rociada en la limpieza de la casa.

Bicarbonato de sodio.

Incluso el bicarbonato de sodio es un ingrediente fácil de encontrar y extremadamente útil entre las alternativas naturales a la lejía, especialmente en la lavadora; de hecho, tiene propiedades alcalinas con un alto poder blanqueador y desengrasante,  puedes añadir media taza de bicarbonato de sodio al detergente en polvo de la lavadora. Este ingrediente natural también es adecuado para limpiar el horno, desengrasar los platos y perfumar el hogar.

Aceite de árbol de té.

Con su alto poder antibacteriano, el aceite de árbol de té se usa tanto en cosmética como en la limpieza de la casa. Mezcla unas gotas de este aceite con agua tibia desmineralizada en una botella con rociador, desengrasará y limpiará el suelo y los electrodomésticos.

Cómo hacer lejía casera.

Por último, si realmente quieres un producto que realice la acción de la lejía pero sin su toxicidad, para eliminar manchas, blanquear y desengrasar, aquí tienes una receta rápida para hacer una lejía natural mucho más amigable para tu ropa.

Ingredientes.

1 taza de bicarbonato de sodio.

10 gotas de aceite esencial de eucalipto.

1/2 taza de jabón de Marsella líquido puro.

1/4 taza de bórax (en farmacias o ferreterías).

1/4 taza de zumo de limón.

Preparación.

Poner todos los ingredientes en una jarra y mezclar con una cuchara de madera. Perfecto para el tratamiento de manchas difíciles, desinfecta la ropa y desinfecta suelos, azulejos y vajillas. Es completamente biodegradable.

¿Sigues pensando en usar la lejía?

Sumario

Artículo anterior5 infusiones medicinales para el hipotiroidismo
Artículo siguienteBatido verde con #espinaca, leche de #coco y #uvas para reemplazar el desayuno