Azafrán, ¿clave para la felicidad?

1
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
WhatsApp
, Azafrán, ¿clave para la felicidad?, Alimenta y Cura
Ad

Publicidad

Recientes estudios demuestran la efectividad en el uso de azafrán para tratamiento de mejora de ánimo.

¿Qué es el azafrán?

El azafrán deriva de los tres estigmas secos del pistilo de la flor de Crocus sativus, que pertenece al género Crocus dentro la familia Iridaceae.

El azafrán tiene un sabor característico amargo y un aroma intenso. También contiene un tinte de tipo carotenoide llamado crocin que es el que da el color amarillo dorado que tienen las comidas que se han cocinado con azafran.
Este condimento ha sido usado desde la antigüedad. Destaca su uso en la antigua Persia para atacar la melancolía, donde además era reconocida por sus efectos narcóticos y afrodisiacos. Además hay evidencia del uso medicinal del azafrán en Grecia, Egipto, China, entre otros.

¿Cómo actúa el azafrán en el ánimo?

En un reciente estudio realizado en Australia demostró que el uso diario de 28 mg de azafrán por un mes, en personas con estados depresivos leves, era efectivo para mejorar el estado de ánimo, niveles de estrés y de ansiedad. También, mejoró la calidad del sueño.

El azafrán, un alivio ancestral

Debido a lo anteriormente planteado, el azafrán se transforma en una alternativa válida y eficiente para enfrentar depresiones leves, estados de estrés y ansiedad, siendo una invitación a volver a lo que nuestros ancestros enseñaron como efectivo en cuanto a estos padecimientos, pues no es invasivo, no genera dependencias y es accesible para a mayoría de la población.

Cabe señalar que además de sus beneficios para la salud mental el azafrán nos ayuda en:

Es un poderoso antioxidante

Reduce síntomas del síndrome premenstrual

Actúa como afrodisíaco

Reduce el apetito y ayuda a perder peso

Reduce factores de riesgo de enfermedades cardiacas

Actúa contra el Alzheimer

Actúa contra la diabetes

Artículo anterior¿Por qué consumir Vitaminas B?
Artículo siguienteLa molécula clave explica por qué los huesos se debilitan con la edad