¿Cómo evitar la hinchazón del cuerpo en época de calor?

7
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
WhatsApp
, ¿Cómo evitar la hinchazón del cuerpo en época de calor?, Alimenta y Cura
Ad

Publicidad

¿Por qué nos hinchamos en verano? La retención de líquidos puede tener muchas causas, pero durante el verano suele ocurrir con mayor frecuencia debido al calor y la humedad del ambiente. Para lograr aclimatarnos a las temperaturas más elevadas nuestro cuerpo activa el sistema de sudoración, que tiene como objetivo refrescarnos para controlar la temperatura corporal. Esta misma sudoración hace que nuestros requerimientos de líquidos aumenten para empatar la pérdida de agua.

La aclimatación al calor también mejora el balance de líquidos al adaptar mejor la sed a las necesidades de agua, aumentando el volumen de sangre y aumentando el agua corporal total.

Durante el verano, nuestro peso puede aumentar debido al aumento de agua corporal. Ciertas hormonas, como la aldosterona, conservan líquidos, lo que permite al riñón retener más agua y reducir la cantidad de sal en el sudor.

¿Qué hacer para evitarlo?

A pesar de que esta retención de líquidos ocurre por un proceso natural de nuestro cuerpo, podemos incorporar ciertos hábitos para disminuir la hinchazón y lograr tener un mejor balance de líquidos en el cuerpo.

1. Disminuye tu consumo de sal

Este consejo es el más conocido pero es primordial. La sal es un compuesto que contiene sodio, el cual se une al agua corporal para promover la retención de líquidos. Una de las formas más fáciles de disminuir el consumo de sodio es evitando agregar sal a tu comida, especialmente cuando aún no la has probado. Muchas personas, por costumbre, echan sal a los platos antes de probar la comida «por si acaso».

Otro truco fácil es evitar alimentos procesados, enlatados y empaquetados, pues normalmente tienen grandes cantidades de sodio que se les agrega para ayudar a su conservación y potenciar el sabor.

Si sientes que tu comida está insípida y por eso utilizas la sal, procura agregar especias y hierbas aromáticas para potenciar el sabor de tus platos. El ajo en polvo, la pimienta, Herbamare, jengibre, orégano, albahaca… todas estas opciones darán un sabor exquisito y aportarán un valor nutricional extra y beneficiosas propiedades para la salud.

2. Realiza actividad física

El ejercicio físico es esencial para tener buena salud. Nuestro cuerpo está hecho para moverse. En el balance de líquidos, el ejercicio también es crucial, pues ayuda a equilibrarlos a través del sudor y la regulación de hormonas.

No olvides mantenerte bien hidratado durante esta época para evitar fatiga y golpes de calor.

3. Consume cantidades suficientes de potasio

El potasio es el mineral que complementa al sodio en el balance de líquidos en el cuerpo. A diferencia del sodio, el potasio puede aumentar la producción de orina y reducir así los niveles de sodio en el cuerpo; su equilibrio es un método tampón para mantener el balance de agua y evitar la hinchazón.

Alimentos ricos en potasio incluyen: plátanos, patatas y boniatos, tomates, aguacate yespinacas.

4. Mantente bien hidratado

Parece ilógico que tomar suficiente agua ayude a evitar la retención de líquidos, pero es real.Cuando no le damos suficiente agua al cuerpo, este puede llegar a retener más agua de lo normal y hacernos sentir hinchados, por lo que no debemos escatimar el agua que consumimos y debemos saber que cuando ya presentamos sed esto puede indicar que existe una pequeña deshidratación.

Lo mejor opción para hidratarte será tomar agua natural. Las infusiones y el agua de coco también contribuirán a una buena hidratación e incluso aportarán ciertos electrolitos (minerales) que asistirán este equilibrio adecuado de líquidos en el cuerpo.

Disfruta de unos meses de verano sin sentirte hinchada. Cambia tus hábitos y vive de forma plena y saludable cualquier época del año.

Artículo anterior!Con este remedio casero te ayudara a eliminar de tu piel el papiloma y las verrugas de manera fácil!…
Artículo siguienteLa asafétida, una especia con numerosos beneficios para el organismo